domingo, 25 de abril de 2010

Cambia el perfil de los intercambios: La economía productiva se retrotrae, y cede terreno ante la economía especulativa e informal


Albert Einstein” - En los momentos de crisis, sólo la imaginación y la creatividad son más importantes que el conocimiento.



ATENCIÓN: No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo, si siempre pensamos lo mismo, si siempre reaccionamos con las mismas orientaciones y los mismos preconceptos. Las crisis son en parte una bendición que pueden influir sobre personas y países, porque las crisis también traen progresos y positivas innovaciones. La creatividad nace de la angustia y de la necesidad, como por su parte el día nace de la noche oscura. En muchos casos es en las crisis que se desarrollan la inventiva humana y la creación innovadora de punta, así como los descubrimientos, la definición de revolucionarias y nuevas estrategias, la afirmación de convenientes y sugestivos paradigmas. Quienes superan una crisis, se superan a sí mismos sin por mucho tiempo quedar superados por otros. Quienes atribuyen a las crisis sus fracasos y penurias, violentan y menosprecian sus propios talentos, y respetan más los problemas que las posibles soluciones. La verdadera crisis a superar, es la que tiene por simiente la incompetencia y la desesperanza. Las falencias más importantes de personas y países, radican en la pereza e indiferencia para buscar y encontrar salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, y sin desafíos la vida se transforma en una rutina, en una lenta y aburrida agonía. Sin crisis no hay méritos destacados, pues mucho se nos da hecho. Es en las crisis donde aflora lo mejor de muchos de nosotros, porque sin crisis todo viento es caricia, y todo grito apenas si se escucha como un susurro. Referirse a una crisis como algo inevitable e imposible de evadir, en buena medida es promoverla y aceptarla, y por su parte callar durante una crisis es exaltar un inadecuado conformismo y/o promover un resignado y negativo derrotismo. En vez de esto, en lugar de plegarnos a estas poco constructivas posiciones, lo que debemos hacer es siempre trabajar duro y al mejor nivel que nos permitan nuestras capacidades, poniendo lo mejor de nosotros mismos e intentando desarrollar nuestras actividades y nuestras ideas siempre en un nivel de excelencia. Acabemos de una buena vez con la única crisis verdaderamente peligrosa, que reside en la tragedia de no querer luchar para superarse, y en la ignominia de darse por vencido antes de la batalla. Muchas veces querer es poder. Tengamos confianza en nuestras propias reservas y en nuestras propias destrezas. Tengamos fe en nuestras propuestas y en nuestra inteligencia. Y tengamos fe en poder encontrar compañeros de ruta.




LA NUEVA REALIDAD SE AFIANZA

El capitalismo especulativo e informal es el que hoy por hoy se está imponiendo en el mundo, y ciertamente esa no es una etapa inevitable y última del capitalismo…

La economía productiva hoy por hoy está cediendo terreno a la economía especulativa y a la economía deficientemente documentada (o sea a la economía informal y subterránea, a la economía que evade los controles institucionales y las formas establecidas de documentación y de operativa)…


Poco a poco diversos espacios de la economía real se están transformando en una sala de casino… Poco a poco diversos espacios de la economía real se desarrollan e implantan al margen de la institucionalidad vigente, para así evitar controles, para así evadir impuestos y aportes, para así sustraerse de reglamentaciones y de obligaciones…


La economía especulativa y la economía subterránea e informal, son las que están primando hoy por hoy, son las que están liderando hoy día…


El capitalismo ciertamente ha cumplido una larga evolución, la que en estilo telegráfico podemos caracterizar a través de la siguiente enumeración de etiquetas: (1) capitalismo inicial o primitivo (o sea capitalismo primario de gremios que progresivamente fue permitiendo la acumulación de capitales), (2) capitalismo colonial, o sea capitalismo con metrópoli y con colonias o territorios dependientes, (3) capitalismo industrial y salvaje, no sujeto a reglamentaciones sociales de especie alguna, y con utilización de tecnologías primitivas, (4) capitalismo competitivo altamente productivo, capitalismo productivo y competitivo, (5) capitalismo neocolonial o neocolonialismo, (6) capitalismo imperialista, (7) capitalismo autoritario y no democrático (o sea capitalismo fascista o nazista, y capitalismo cívico-militar), (8) capitalismo socialdemócrata o capitalismo del bienestar o capitalismo con buena producción y con relativamente buena distribución, (9) capitalismo neoliberal y multinacional, (10) turbocapitalismo. Y por último la etapa actual: (11) capitalismo especulativo e informal, capitalismo especulativo, tramposo, y subterráneo…


¿Qué es lo que podría continuar?… ¿Qué es lo que va a prolongarse en el tiempo?… Bueno, el capitalismo subterráneo y especulativo aún va a durar por un muy largo tiempo, si es que no se cambia la actual estructura operativa de base…

Para pasar a la etapa de un capitalismo más racional y humano, más equitativo y justo, para pasar a un verdadero capitalismo social, será necesario abandonar el uso del actual dinero anónimo y desinformativo, para pasar a usar dinero telemático, nominativo, informativo de transacciones…

Cuanto antes estudiemos esta posibilidad, cuanto antes implementemos las necesarias reformas para evolucionar hacia ese capitalismo telemático, pues tanto mejor nos irá, pues tanto mejor preservaremos los recursos naturales del planeta, pues tanto mejor atenderemos las necesidades sociales, pues tanto mejor reprimiremos y minimizaremos los desvíos indeseados…

Hay que tomar debida conciencia de la realidad…


La especulación, la corrupción, el narcotráfico, no desaparecerán por sí solos, por más que se eduque, por más que se llame a la cordura y a la racionalidad, por más que se evoquen las reservas morales de las personas involucradas, por más que se desplieguen muy buenos planes de contención y de control y de represión, por más que se amenace con el reforzamiento de penas, y con la reducción de la edad de imputabilidad…

La especulación, la corrupción política y la corrupción de elites, el narcotráfico y el contrabando, sí podrán ser minimizados y muy probablemente erradicados, si las bases mismas de las operativas económico-sociales de las estructuras comunitarias, son de tal naturaleza, que muy fácil y rápidamente se ponen en evidencia a los transgresores, tomando entonces sobre ellos las acciones correctivas que pudieran ser más adecuadas… Y esto último es perfectamente posible, si en todas las esferas de actividad logramos implantar el dinero telemático, o sea, el dinero electrónico o digital, que además sea nominativo, y que además sea informativo de transacciones…


VÍDEO RECOMENDADO - 26/A Economía informal: Vendedores Ambulantes de Bogotá como protagonistas de una ciudad abierta


VÍDEO RECOMENDADO - 26/B La economía informal en América Latina: Parte 1


VÍDEO RECOMENDADO - 26/C La economía informal en América Latina: Parte 2


VÍDEO RECOMENDADO - 26/D Hay 14 millones de personas en la economía informal mexicana


VÍDEO RECOMENDADO - 26/E Crisis económica: La verdadera raíz del problema 1/3


VÍDEO RECOMENDADO - 26/F Crisis económica: La verdadera raíz del problema 2/3


VÍDEO RECOMENDADO - 26/G Crisis económica: La verdadera raíz del problema 3/3


VÍDEO RECOMENDADO - 26/H Documental Alicante y la gran especulación inmobiliaria: Una visión del estado actual de la ciudad, su urbanismo, y sus enormes y rápidas transformaciones


VÍDEO RECOMENDADO - 26/I Crisis económica estadounidense: La economía subterránea


VÍDEO RECOMENDADO - 26/J Crisis económica estadounidense: Familia desalojada


VÍDEO RECOMENDADO - 26/K Crisis económica estadounidense: Mujer desempleada


VÍDEO RECOMENDADO - 26/L Crisis económica estadounidense y global: Expresiones del Secretario del Tesoro Henry Merritt Paulson Junior

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada