jueves, 31 de mayo de 2012

Belleza sobrecogedora en colores y formas en el firmamento: Eclipse anular de Sol del 20 de mayo de 2012

EXTRAÑO FENÓMENO ASTRONÓMICO : EL ECLIPSE "ANULAR" DE SOL DEL 20 DE MAYO DE 2012

El eclipse pasará haciendo un arco desde China y Corea, desplazándose sobre Japón (donde pasará sobre el monte nevado de Fuji Yama, montaña sagrada de los nipones), y ascendiendo, atravesará el Pacífico Norte, para luego bajar y penetrar en Norteamérica.

Según los mapas estelares, en el lapso que dure el eclipse, el Sol y la Luna se ubicarán en la primera mitad de la constelación zodiacal de Tauro. Ésta es una ocasión importante, pues en la misma constelación del Toro, se proyectarán, hacia el lado de Aries, los planetas Júpiter y Mercurio, que parecerán unirse el 22 de mayo.

Venus también aparecerá proyectado en Tauro, en uno de sus cuernos, muy cerca de Géminis. A su vez, el planeta Venus se acercará al Sol, y el 6 de junio de 2012 tendrá su propio eclipse: el último tránsito de Venus delante del disco solar, un espectáculo excepcional, que se observa aproximadamente cada 120 años.

La fase anular del eclipse solar del 20 de mayo, será visible desde la costa meridional de China, hasta la parte central de Norteamérica y Canadá occidental, California, Nevada, y Utah, hasta Texas. Ciudades como Guagzhou, Tokio, y Albuquerque, estarán situadas en el camino central. La banda de anularidad, con un ancho de unos 300 km. se extenderá por el Pacífico, abarcando miles de kilómetros de largo. Su máximo se producirá al sur de las islas Aleutianas, durante 5 minutos y 46 segundos. Será el primer eclipse central del siglo XXI en territorio continental de EE.UU. El sol de la tarde parecerá convertirse en un flamígero anillo luminoso, particularmente en lugares tales como Nuevo México y Oregón. Al oeste del Misissipi y en Texas, el Sol se ocultará en el horizonte del poniente, donde tomará el fantasmal aspecto de un inmenso globo rojo, deformado, y con un extraño círculo negro en su centro. Fuera de esta zona, en cierta forma bastante estrecha, el eclipse será parcial. Así por ejemplo se verá en México.

Si se comparan diferentes tipos de eclipses, en una escala de 1 a 10, un eclipse solar parcial, valdría 5 puntos, mientras que uno anular, en cambio, sería de 9 puntos. Este evento no debe ser confundido con un eclipse total, cuando la Luna tapa totalmente al disco aparente del Sol, permitiendo a los observadores disfrutar extasiados de la fantasmal Corona Solar. Todo un espectáculo. Este tipo de eclipse queda fuera de toda competencia, en comparación con cualquier otro fenómeno astronómico. Sin embargo, los eclipses solares anulares tienen un encanto especial, provocando una sugestión incomparable. Por ejemplo, durante un eclipse anular, los rayos de sol se convierten en pequeños anillos de luz.

Los mejores sitios para apreciar este tipo de eclipses, son los terrenos soleados, por debajo de árboles frondosos. Cientos de sombras circulares es posible apreciar allí. En estas condiciones, y cruzando los dedos, los rayos de luz radiante, a través de los huecos, tendrán la misma forma del Sol eclipsado.

Para observar un eclipse solar, se debe ser muy prudente, y sólo usar métodos seguros, por el peligro de lesiones oculares graves.

Este extraño fenómeno astronómico del día 20 de mayo de 2012, no será visible ni desde la península Ibérica, ni desde ningún punto de Sudamérica.

La explicación en cuanto a la anomalía descrita, consiste en que la Luna, actuando como una pantalla, se interpondrá entre nuestro "planeta azul" y el astro solar. Como el diámetro aparente del astro selenita, en esta ocasión será menor que el diámetro aparente del Sol, no lo tapará totalmente, sino que quedará, alrededor del oscuro círculo de la pantalla lunar, un anillo luminoso, y de ahí, la denominación de eclipse "anular".


Proximamente…

Continuaremos con el abordaje de otros interesantes temas, enfocándolos desde muy variados ángulos, y particularmente incluyendo informaciones sobre: Historia del Arte, Descubrimientos Paleontológicos, Antiguas Civilizaciones, Astronomía,  y otras disciplinas conexas, así pretendiendo el enriquecimiento del acervo cultural. Y como siempre, desde Montevideo, de parte de Carlos Brunetto, un cálido abrazo para todos...

miércoles, 7 de marzo de 2012

Renovada agenda de las investigaciones astronómicas: El Sol en el 2012

LAS TORMENTAS SOLARES Y SUS EFECTOS SE INCREMENTARÁN EN EL 2012

El Astro Rey periódicamente bombardea nuestro planeta con radiación y plasma, resultante de formidables erupciones, como la registrada en el mes de febrero del presente año 2012, de hecho la más intensa de las producidas en los últimos seis años.

Tengamos presente que este tipo de radiación incide sobre los satélites artificiales y sobre los cosmonautas en el espacio. Asimismo puede causar interrupciones en las comunicaciones y ocasionar dificultades a los aviones en vuelos transpolares.

El citado fenomenal suceso de febrero no generó estragos, pero fue causa de que se vieran espectaculares "auroras", tanto boreales como australes, cerca de los círculos polares.

Este extraordinario acontecimiento consiste en un "meteoro" luminoso, que es apreciable en zonas de altas latitudes (es decir, cercanas a los polos). Aparece con variadas formas, de velos flotantes, de abanicos, de cortinados, con todos los colores del arco iris, pero con un neto predominio de los verdes y los rojos.

Consiste en la captura, por parte del campo magnético de nuestro planeta, de un "flujo" extraordinario de partículas de alta energía, particularmente protones, procedentes del Sol. La captura produce una "tormenta magnética" con la consiguiente luminosidad.

En tiempos antiguos, este espectáculo formidable impresionaba vivamente a los pueblos que lo apreciaban.

Para los Vikingos y para los Germanos, por ejemplo, eran las almas de los guerreros, caídos valerosamente en los campos de batalla, que eran llevadas por las diosas "Walkirias" a las celestiales moradas del Valhala, el palacio de los dioses nórdicos. Como puede apreciarse, una explicación mitológica, para un fenómeno natural.

Desde nuestro hemisferio sur, las auroras polares son visibles en especial desde ciudades muy australes de la América Meridional, como Punta Arenas en Chile, o Usuaia en Argentina.

Están constituídas por una multitud de partículas, divididas y electrizadas, dotadas de movimiento giratorio, en continua reacción, y ubicadas a gran altura, en la envolvente gaseosa que rodea nuestro mundo.

La intensidad de la "auroras polares" está íntimamente vinculada con la actividad de las "manchas" solares. Dichas partículas son capturadas por el campo magnético de nuestro planeta, y luego canalizadas hacia los "polos magnéticos". Ese es el motivo por el cual las auroras se ven siempre desde las regiones polares.

Sin embargo, en ocasiones excepcionales, también se llegan a apreciar en otras latitudes. Se han registrado algunas, desde el Mediterráneo. Por ejemplo, en el siglo IV antes de Cristo, fue observada y descrita una desde Atenas, por parte de Aristóteles, el gran filósofo de la antigüedad.

¿Podrían esos fenómenos eruptivos en el Sol, ocasionar alteraciones en los seres humanos y en los demás seres vivos, afectar a las mujeres embarazadas, desorientar a los animales migratorios, alterar tal vez la propia psiquis humana?

Responderemos estas interrogantes en un próximo encuentro.

Y que tengan todos una excelente jornada, plena de realizaciones personales...

Novedoso espectáculo en el firmamento: El Sol con un velo de misterio...

Extraños fenómenos celestes y cósmicos

Poco antes de las 14 horas del viernes 24 de febrero de 2012 (hora local uruguaya), comenzó a apreciarse un perfecto círculo grisáceo, de enormes dimensiones, en torno al Astro Rey, debilitando nítidamente su luminosidad.

La intensidad del halo gris fue variando con el paso de los minutos, pero se mantuvo claramente visible sobre el cielo del Uruguay.

Al halo gris, se sumó un inmenso anillo, en la parte externa, a una distancia difícilmente cuantificable, conformando un perfecto arco iris, según las imágenes que las tomas fotográficas permitieron captar.

La significativa aureola alrededor del globo solar, aparecía con colores irisados, particularmente el azul, el amarillo, el verde, y el rojo.

Se apreciaba una nube, semejante a una estela de colores, contrastando con otras blancas y grisáceas, un chispazo de pintura, que parecía surgida de la paleta de un pintor.

El Sol no encandilaba, al disminuír notoriamente la intensidad de su luz. El disco no se apreciaba amarillo sino blanco grisáceo, destacando sobre el telón de fondo del cielo azul.

El fenómeno duró más de media hora, entre las 13:50 y las 14:25 horas, debido a la refracción de la luz solar en las masas nubosas. Los dos círculos concéntricos constituyeron una experiencia regocijante, sin consecuencias físicas, más que una hermosa manifestación visual.

Fue un fenómeno de naturaleza meteorológica y no de índole astronómica. El exótico acontecimiento fue visible, particularmente sobre el centro-sur y sureste de nuestro país, y es conocido bajo el nombre de "halo" (círculos concéntricos luminosos, que se forman en torno al Sol y a la Luna). Es de naturaleza óptica y más propio de lugares fríos, como Alaska y las zonas próximas a los polos magnéticos, siendo raro ( aunque existen antecedentes) en nuestras latitudes.

Se deben a la interposición, entre nosotros y el astro en cuestión, de nubes altas llamadas cirrostratus.

Dichas nubes son un velo blanquecino, muy fino y fibroso, ubicado a 9.000 o 10.000 metros de altura.

Los cristalitos de hielo, actuando como pequeñísimos prismas, descomponen y dispersan la luz blanca del Sol en sus colores constitutivos, generando el anillo luminoso con los colores del arco iris (espectro visible).

Es simplemente un fenómeno óptico, luminoso, muy llamativo, sin consecuencias meteorológicas ni cósmicas.

Por otra parte, un fenómeno netamente astronómico y muy importante por cierto, es el que se registró a partir de la misma fecha, cuando Venus, Júpiter, y la Luna, aparecieron llamativamente en la misma zona del cielo nocturno.

Se trata de una conjunción, es decir, de un "acercamiento aparente" en la "Esfera Celeste", de varios astros, unos con respecto a otros.

Venus, que en Uruguay y en esta época es apreciado como la "Estrella del Pastor", es decir, como lucero vespertino, es el que más brilla de los dos astros, siendo Júpiter el planeta mastodonte del Sistema Solar. Por su parte, la luna aparecía como un finísimo creciente, dando lugar a un fenómeno altamente disfrutable.


Proximamente…

Continuaremos con el abordaje de otras interesantes temáticas, enfocándolas desde muy variados ángulos, y particularmente incluyendo informaciones sobre: Astronomía, Historia del Arte, Descubrimientos Paleontológicos, Antiguas Civilizaciones, y otras disciplinas conexas, así pretendiendo el enriquecimiento del acervo cultural. Y como siempre, desde Montevideo, de parte de Carlos Brunetto, un cálido abrazo para todos, no sin antes recordar que desde la noche de los tiempos, la humanidad ha mirado al cielo con un velo de misterio y de misticismo, y hoy día, que la ciencia y la tecnología han avanzado y han explicado muchas cosas, de ninguna manera debemos perder esa cuota de poesía y de aventura al mirar el firmamento y pensar sobre todos los secretos que aún nos oculta...

miércoles, 22 de febrero de 2012

Las tormentas solares, aún nos resta saber mucho de este fenómeno


INTERROGANTES QUE PLANTEAN LAS "TORMENTAS SOLARES"


Ante nuevas explosiones solares ya pronosticadas, se tomarían medidas preventivas, como accionar escudos protectores. No obstante, tampoco se descarta que varios satélites artificiales se vuelvan no operativos por esta causa.

De hecho, ya en octubre del 2011, el satélite UARS quedó totalmente descontrolado, y otro que orbita alocadamente, es el telescopio espacial alemán.

Se ha establecido que las amenazas más peligrosas contra estos artefactos espaciales, son por un lado los meteoros, y por otro las erupciones del "Astro Rey", que estarán particularmente activas en el año 2012.


Se ha pronosticado por parte de científicos de primera línea, que hasta los cinturones de Van Allen podrían ser afectados. Dichos cinturones son zonas de la magnetófera, donde las partículas altamente cargadas de energía se concentran.

Existe un cinturón externo, constituído de electrones, extendido aproximadamente entre los 25.000 y los 50.000 kilómetros por encima de nuestro globo. Y hay otro interno, conformado por una combinación de protones y electrones, ubicado entre los 6.500 y los 13.000 kilómetros de la superficie terrestre.

Se tenía la convicción de que el cinturón más alejado, podría alterarse intensamente como resultado de una tormenta solar. Pero ahora se ha evidenciado que si la actividad solar es particularmente intensa, los electrones en el cinturón interno, podrían convertirse en energía. Y la radiación podría seguir siendo significativa durante períodos prolongados.

Algunos físicos han estimado, que el aumento de radiación en la zona interior puede llegar a durar un decenio, dañando satélites durante lapsos largos. No se destruirían todos los artefactos a la vez, pero se podrían reducir en un alto porcentaje, la vida útil de los mismos.

Por otra parte, con respecto a las interrogantes relativas a si estas explosiones solares podrían afectar a los seres vivos, y en particular, al ser humano, les diré que la atmósfera nos protege como un escudo.


Sólo podrían llegar, eventualmente, las partículas de alto poder de penetración, producto de explosiones extraordinarias, lo cual es muy poco probable.

Las tormentas solares, se componen en esencia, del flash de luz, partículas subatómicas, y el gas magnético o plasma. Precisamente es el gas magnético el que hace que el campo magnético de nuestro planeta vibre como una campana.

Los investigadores sostienen que no habrá mayores consecuencias en la superficie planetaria, dado que el flujo de partículas solares chocará con el "campo magnético" y se desviará hacia los polos.


Las tormentas magnéticas generalmente, duran un día o dos como máximo, con efectos intermitentes en las comunicaciones radiales y televisivas y sobre los radares, siendo los resultados más intensos cerca de los polos boreal y austral, y casi nulos en el ecuador.

Con respecto a las interrogantes referidas a si las tormentas solares afectan a las mujeres embarazadas, la respuesta es negativa. Hasta el momento, no existe evidencia alguna, de que incidan sobre los embarazos.

Continuaremos en el abordaje de este interesante tema en próximos artículos.

A quienes puedan estar interesados en ampliar conocimientos sobre el sol, sobre el sistema solar, o sobre otros asuntos vinculados sobre la astronomía, recomendamos consultar otros artículos en este mismo weblog.


Las tormentas solares en la mira de los científicos

LAS TORMENTAS SOLARES Y SUS EVENTUALES CONSECUENCIAS

Hasta el momento, la tormenta solar más severa que figura en los registros históricos, es la que se produjo a mediados del siglo XIX. Es conocida como evento Carrington, una fulguración particularmente intensa, que este rico cervecero inglés, dedicado con pasión a la astronomía, estudió con gran detalle.

En esa ocasión, aparecieron auroras polares en latitudes muy extrañas, incluso cercanas al ecuador. En efecto, una aurora boreal fue visible en 1859 desde Cuba y otras islas del Caribe, aunque es preciso señalar, que en general, no son apreciadas desde tales zonas.

En esa oportunidad, resultó dañado seriamente el super invento del momento: el telégrafo, siendo destruído el cableado telegráfico en gran parte del mundo.

Es muy importante señalar que el Sol dista promedialmente de nuestro planeta unos 150 millones de kilómetros.

La radiación que nos llega del espacio, constituída predominantemente por protones, que son partículas atómicas de carga positiva, procede mayoritariamente del globo solar.

Todo el volumen de espacio comprendido entre el Sol y Júpiter, podríamos decir que está lleno de protones, y no es posible liberarse de ellos así como así. Es por ello, que los efectos de una tormenta solar se pueden prolongar por un par de días.

La erupción solar, generalmente se genera en tres etapas: primero, se produce la radiación electromagnética. Luego son emitidos los protones. Y por último, el desprendimiento del plasma, es decir, materia en el cuarto estado, que viaja a velocidades del orden de un millón, hasta más de tres millones de kilómetros por hora, o sea, una tormenta en extremo veloz.

Precisamente, es el plasma el causante de la mayoría de los inconvenientes que se dan en el planeta azul que habitamos, en especial, los cortes de luz.

En 1989, las erupciones que se produjeron en el "Astro Rey", determinaron un apagón en masa en todo el gran norte canadiense, y en particular, en ciudades muy populosas, Quebec entre ellas.

Nueve usinas estallaron y se quemaron sus dispositivos electrónicos, incapaces de soportar el flujo de partículas altamente cargadas de energía procedentes del Sol, sumiendo de este modo a los habitantes de ese gran país, en un frío tremendo, en pleno invierno boreal.

Por otra parte, si bien los astronautas en el espacio exterior, pueden ser afectados por el baño de radiación, en caso de estar ubicados en el interior de una nave espacial, no necesitarían hacer nada, dado que allí se encontrarían suficientemente protegidos.

Se ha constatado que el aceleramiento en el movimiento de los campos electromagnéticos, está influyendo en las variaciones el magnetismo terrestre, con todo lo que ello implica:

- Desorientación de mamíferos marinos: Cetáceos, tales como ballenas, delfines, y narvales, aparecen varados en las costas.
- Aves migratorias perdidas en sus viajes, así como afectación de insectos, tales como mariposas migratorias.
- Y la misteriosa desaparición de las abejas registrada en varios estados, etc.

Un aspecto de relevancia, que es actualmente objeto de investigación, son las posibles consecuencias de dichos fenómenos podrían tener en la conducta y actitudes de los seres humanos.

¿Serán estas variaciones, causantes de la profundización de la locura? ¿Afectarán estos fenómenos de origen cósmico a la propia psiquis humana?

No tenemos, hasta el presente, elementos de juicio para pronunciarnos respecto de estas cuestiones. Simplemente lo planteamos como una interrogante, que tal vez la ciencia resuelva en el futuro.

viernes, 3 de febrero de 2012

El asteroide Eros, para algunos un bello espectáculo y una buena oportunidad para conocer más sobre el sistema solar y sobre el universo, para otros un pregonero del fin del mundo o de temibles catástrofes de tipo apocalíptico


433 Eros fotografato dalla sonda NEAR Shoemaker della NASA.


File:433eros.jpg

Eros

File:Eros southern hemisphere overview.jpg

El asteroide "Eros" a la vista: Inquietante "acercamiento" a la Tierra

Este particularísimo e interesante objeto cósmico, forma parte de los llamados "planetoides".

En la corona comprendida entre Marte, el misterioso "planeta rojo", y el mastodóntico Júpiter, circula - gravitando en torno al Sol - todo un enjambre de pequeños cuerpos celestes.

Casi todos ellos son telescópicos, excepto tres: Ceres, Vesta, y Eros (este último no debe confundirse con el planeta enano Eris), los que en ciertas condiciones especialmente favorables, pueden apreciarse a "ojo desnudo", pero que pasan comúnmente inadvertidos, ya que se les confunde con estrellas.

Las investigaciones han demostrado que se trata de mundos en miniatura, y por esa circunstancia, se los designa como "pequeños planetas, planetoides, o asteroides"; ver abajo imagen donde se pueden apreciar los tamaños relativos de varios planetas menores en comparación con el tamaño de nuestro mundo, así como un interesante vídeo sobre este tipo de cuerpos.




Eros (en la mitología grecorromana, Cupido, el Deseo, ver imagen a la izquierda) fue descubierto en 1898. Posteriormente fue calculada su órbita, una elipse muy ovalada, que le hacía adentrarse en la órbita marciana. Esta peculiaridad, permitió realizar buenas observaciones astronómicas del asteroide, y su posición, contribuyó a determinar con precisión la distancia entre la Tierra y el Sol.

El señalado "acercamiento cósmico", permite decir un tanto poéticamente, que el Amor (Eros) besará en estos días a nuestro mundo la Tierra.

Con 34 kilómetros de largo y con su forma alargada, se ubicará a unos 26 millones de kilómetros de nuestro planeta azul, lo cual implica su mayor acercamiento desde 1975.

Será visible, proyectándose en las constelaciones del León, del Sextante, y de la Hidra.

Especialmente brillante por su composición de silicatos, de hierro, y de magnesio, forma parte del tipo "S", uno de los más habituales en el cinturón interior.

La próxima vez que Eros vendrá a nuestro encuentro, será en el año 2056 (seguramente lo veremos desde otra dimensión), así que aprovechemos esta ocasión.

Para visualizar este planetoide alargado, con forma de "habano", que permanecerá visible hasta el 10 de febrero de 2012, se recomienda ubicarse en lugares oscuros, libres de "contaminación lumínica". Con pequeños aumentos, ya será posible apreciarlo sin dificultad.

Ante las inquietantes "predicciones apocalípticas", conviene puntualizar que estos acercamientos no tienen influencia alguna, ni aún sobre las "mareas". No influyen en absoluto en la "tectónica de placas", ni en los terremotos, ni en la virulencia de la actividad volcánica.

Es necesario enfatizar que en el caso aquí analizado no existe peligro alguno de choque, ya que según los cálculos realizados el planetoide en cuestión en todo momento se mantendrá a una distancia muy respetable de la Tierra, y con ceteza pasará unas 80 veces más lejos que el temido "2005 YU55", el que en noviembre de 2011 se acercó a nuestro mundo a una distancia menor que la que nos separa de la Luna.


El principal estudio realizado sobre el Eros se efectuó en el año 2000, cuando la nave Near Shoemaker (ver arriba una representación artística de esta sonda muy ceca del planeoide) logró posarse en su superficie, con el objeto de así explorar su suelo y su composición.

Con miles de tomas fotográficas, entonces se lograron visualizar unos 100.000 cráteres formados por impactos meteoríticos, lo que contribuyó a las investigaciones acerca de la estructura de tan extraño cuerpo cósmico.

Galería de imágenes

Ceres


Vesta


Eros


433 Eros fotografato dalla sonda NEAR Shoemaker della NASA.

Versión artística de Eris y su satélite Disnomia o Dysnomia (pequeño punto en la parte superior de la imagen); se reitera, no debe confundirse Eros con Eris o Eride, ya que son cuerpos distintos


Entre Marte y Júpiter, el cinturón de asteroides




El asteroide 2005 YU55


Vídeos recomendados

Plutón y los planetas enanos



Planetas Enanos



Plutón y Caronte rotando alrededor de un punto vacío del espacio



Sistema Solar (animación 3D)



Sistema Solar (animación 3D)



Maqueta del Sistema Solar



Los nuevos planetas de sistema solar



Viaje al Sistema Solar

miércoles, 1 de febrero de 2012

Política exterior del gigante asiático: La geoestrategia de Rusia

Introducción
Ya prometido e iniciado durante el segundo mandato de Borís Yeltsin (de 1996 a 1999), y apoyado de manera más significativa por su sucesor Vladímir Putin,  la recuperación de la diplomacia rusa, después del período de confusión que siguió al desmembramiento de la Unión Soviética, sobre todo se basó en cierto realismo político en el cual las principales preocupaciones se orientaron a los intereses nacionales de Rusia. La voluntad de los dirigentes rusos de recuperar el antiguo prestigio de su país en cuanto visible e indiscutida superpotencia, es uno de los asuntos destacados (en lo que se refiere a diplomacia) de este inicio del siglo XXI.

Eventos recientes posteriores al año 2008

De Kosovo a Osetia del Sur


El 17 febrero 2008, Kosovo proclamó su independencia de Serbia, y entonces Estados Unidos y también como una decena de países europeos, reconocieron inmediatamente a la nueva república (ver imagen arriba).

Unos días antes, concretamente el 14 febrero 2008, y ante la casi segura declaración unilateral de independencia de Kosovo, el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas se reunió de urgencia siguiendo el llamado realizado por Moscú para examinar esta cuestión, la que se encontraba congelada desde el año 1999.

martes, 10 de enero de 2012

Horripilantes y feroces reptiles marinos de los remotos tiempos prehistóricos, contemporáneos de los grandes dinosaurios

Clidastes


Platecarpus


Plotosaurus


Tylosaurus


Hainosaurus


La gran diversidad de los reptiles marinos

Los Mosasaurios

Fueron un grupo muy exitoso de reptiles acuáticos, que se alimentaban de peces, tortugas y otros organismos marinos, incluyendo tiburones.

Se diversificaron en los mares del Cretácico tardío, época en que los ictiosaurios habían desaparecido y los plesiosaurios estaban en decadencia.


Su nombre significa "Reptil del Mosa" ya que sus mandíbulas fueron encontradas en una mina de carbón, y fue bautizado así en 1822 por William Daniel Conybeare (“Mosa” por el río Meuse que pasa por la ciudad de Maastrich, zona cercana al lugar del descubrimiento, y “saurus” por lagarto); imagen abajo del río a su paso por Maastricht.


Los restos fósiles del Mosasaurus han sido ubicados en Europa, África, y Norteamérica.


El mosasaurio era sin duda una magnífica criatura, con el cuerpo largo y robusto, y una cola musculosa, ancha y plana, para impulsar el nado.

Los miembros anteriores y posteriores se modificaron al modo de aletas, probablemente para controlar la dirección mientras nadaba.

Las largas y poderosas mandíbulas, tenían hileras de dientes anchos y afiladísimos. Con ellos trituraba a sus víctimas.

Todavía podía utilizarlos para perforar las conchas de las ammonitas, medusas anilladas muy comunes en los mares de ese tiempo.

Esto ha sido constatado gracias al hallazgo de conchas de ammonitas (o ammonites) con líneas de perforaciones, que perfectamente coinciden con la distribución de dientes de mosasaurios.

Lo más curioso, es que los gigantescos mosasaurios eran lagartos, emparentados cercanamente con los varanos modernos.

Su escamoso e hidrodinámico cuerpo, superaba los quince metros de longitud.

En el concenso científico se admite en general, que acechaban a sus víctimas, como cazadores de emboscada. Sin embargo, nuevos y sorprendentes enfoques, sostienen la presencia de una gran aleta caudal en el animal vivo, la cual le permitía moverse con gran celeridad y de un modo parecido a los tiburones.

Dotados de una gran potencia, podían pues, atacar, perseguir por largos períodos a gran velocidad, hasta capturar y devorar a sus presas.

Los Tylosaurios

Todos los mares del planeta estaban infectados por un grupo de reptiles terriblemente voraces. Y uno de los más peligrosos era el Tylosaurio, con fauces enormes y afilados dientes.


Su cuerpo estaba cubierto de brillantes escamas y placas óseas (ver abajo imagen), y a lo largo de su lomo, corría una larga hilera de puntiagudas espinas, formando una muy vistosa cresta.


La musculosa cola, muy desarrollada, le daba una gran movilidad, y le permitía giros imprevistos.

En los mares, vivían animales aún más grandes que el Tylosaurio. En los períodos de reproducción, las hembras de Tylosaurio remontaban los ríos, para dar a luz a sus pequeños.

La mayor parte de los ejemplares adultos medían una decena de metros, pero algunos superaban incluso los quince metros de longitud.


Y a algunos de sus parientes, se les ha asignado un largo máximo de diecisiete metros.

Hasta hace poco, predominaba en los círculos científicos la idea que de que estos reptiles acuáticos, se deslizaban con movimientos parecidos a los de las anguilas. El fundamento para este supuesto, obviamente eran sus numerosas vértebras, cercanas al centenar.

Nuevos estudios han demostrado que se desplazaban velozmente, al modo de los tiburones, gracias a una gran aleta caudal, con gran capacidad para perseguir a sus presas por períodos prolongados, hasta darle alcance y devorarlas ávidamente.

En el interior del fósil de un tylosaurio, se encontraron los restos de un tiburón de más de seis metros de largo, que fue posiblemente la última comida del reptil.

Los Tylosaurios eran luchadores irreductibles. Combatían sin tregua a sus oponentes: grandes tiburones, peces (aún los más fieros), aves dentadas de fauces de saurio, e incluso otros reptiles acuáticos.


El Tylosaurio, dentado y con el cuerpo blindado, era también el azote de los reptiles voladores (pterodáctilos y pterosaurios), a los que atrapaba en pleno vuelo.

Los Plesiosaurios


El Plesiosauro ha sido llamado, por algunos autores, "el reptil cisne", a causa de su largo cuello, y porque vivía siempre en el agua.

Largo y ágil, se deslizaba con sus patas, que eran verdaderas aletas.

El largo de su cuello, estaban en función de su particular técnica de pesca. El reptil vagaba por los mares, con el cuerpo totalmente inmóvil, moviendo imperceptiblemente las aletas.

Su cabeza giraba, de un lado hacia otro, tratando de divisar alguna presa.

Solamente iba a tierra firme, para desovar en la orilla: un comportamiento similar al de las actuales tortugas.

En tierra se movía con torpe embarazo, arrastrándose con las anchas aletas. Brillante y húmeda, su piel seguramente presentaba manchas multicolores, que realzarían su majestuosidad y belleza.

Llegado al sitio que consideraba apropiado, practicaba un hoyo en la arena, excavado con sus fuertes "paletas", depositaba los huevos, y retornaba al mar, desapareciendo con gallardía en el espumoso oleaje.

Al eclosionar los huevos, las crías, al igual que las tortugas pequeñas, hacían una peligrosa carrera hacia el mar. Muchos ejemplares eran presa de oportunos depredadores.


El Macroplata, era un plesiosaurio marino, de unos nueve metros de longitud.

Este apasionante tópico indudablemente no se agota aquí, así que continuaremos en otra oportunidad.

Más sobre el Liodon haumuriensis o Leiodon haumuriensis

Este animal vertebrado fue un reptil marino carnívoro, muy voraz. Vivió en la era secundaria, cuando los dinosaurios dominaban el mundo. Los primeros restos fosilizados fueron ubicados en el año 1869 en Nueva Zelanda -isla Sur- por Edwin Holmes, reconocido investigador en varios campos científicos.

Ávido devorador de peces y de otros organismos acuáticos, este reptil tenía el aspecto de una gran serpiente marina.

Su cuerpo cilíndrico era semejante al de una anguila gigante. Los paleoartistas aveces lo han representado con un cuerpo amarillento, con protuberancias, ornado por una cresta roja. En otras ocasiones, de un color verdoso, y ostentando una cresta marrón o negra.

Su hocico, más bien corto, presentaba dientes cónicos y puntiagudos.

Sus aletas eran relativamente pequeñas, utilizándolas para controlar el nado.



Valiéndose de un movimiento serpentiforme, se deslizaba ágilmente por el agua, impulsándose con la potente y larga cola.

Los restos son fragmentarios, y hasta el presente, no se ha encontrado ningún esqueleto completo.

Los científicos han estimado en principio, que medía unos 35 metros de longitud, constituyéndose -de ser acertada la cifra- en el organismo vertebrado marino más largo del que se tenga conocimiento.

Por una información complementaria, se sugiere consultar el artículo de fecha 27 de julio de 2015.

Galería de imágenes

Clidastes






Tributo al Tylosaurus


.
Monstruos marinos del período cretácico

Parte 1/6


Parte 2/6


Parte 3/6


Parte 4/6


Parte 5/6


Parte 6/6


Monstruos marinos del período jurásico

Parte 1/2


Parte 2/2


Monstruos marinos del mioceno, cuarta época geológica de la era cenozoica y primera época del período neógeno

Parte 1/5


Parte 2/5


Parte 3/5


Parte 4/5


Parte 5/5