viernes, 24 de diciembre de 2010

El terror de los mares, los gigantes contemporáneos de los dinosaurios: Los grandes reptiles acuáticos en la Era Secundaria o Mesozoica


Reptiles





Aves




Mamíferos


La conquista de los continentes, junto a una continua y explosiva diversificación: Los reptiles fueron los grandes colonizadores de los suelos continentales firmes o fangosos, pero luego algunos también conquistaron el aire, a la par que otros descendientes se adaptaban a los distintos medios acuáticos


Enigmas y misterios de la Era Secundaria

Los reptiles, en su larga evolución, se diversificaron enormemente para así poder colonizar distintos entornos geonaturales. Y en su especialización, además de conquistar el aire, los reptiles invadieron también las aguas.

Naturalmente esto no tiene nada de extraño, si se considera que los cocodrilos por ejemplo, no abandonaron jamás la proximidad de las lagunas.


Ciertamente, cuando nos referimos a los reptiles, básicamente estamos abarcando a lagartos (o saurios), cocodrilos, serpientes (u ofidios), y tortugas (o quelonios). Con el paso del tiempo, con la diversificación, la adaptación, la selección natural, etcétera, estas especies dieron lugar tanto a las aves como a los mamíferos.


Desde el periodo Triásico existían reptiles marinos cuyas patas, por un proceso contrario al de los dinosaurios, se habían acortado y ensanchado, derivando finalmente en paletas natatorias.



Los reptiles acuáticos de esos tiempos pertenecían a dos tipos claramente definidos y diferenciados: (A) En uno, el de los Plesiosaurios, llamados también Hidrosaurios, la cabeza era relativamente pequeña, el cuello alargado, y la cola generalmente más bien corta; (B) En el otro grupo, el de los Ictiosaurios, la cabeza era por el contrario voluminosa, el cuello muy corto, y la cola larga; esta cola era aplanada, como la de los peces, y le servía al animal para la propulsión en el medio acuático.



A estas diferencias de aspecto entre estos dos grupos, ciertamente correspondían géneros de vida también distintos.

Los Plesiosaurios (o elasmosaurios) nadaban casi a flor de agua, buceando solamente para cazar presas, mientras los Ictiosaurios vivían en las profundidades, como los verdaderos peces, no subiendo a la superficie más que para respirar, lo mismo que las focas.


En el Museo Nacional de Historia Natural de París (Francia), se exhibe un hermoso ejemplar de Ictiosaurio, que conserva todo el tegumento sostenido por pequeñas escamas.






Entre los Ictiosaurios y los reptiles terrestres, no se ha hallado hasta el presente ninguna forma de transición. Los Plesiosaurios en cambio, están menos aislados en el registro fósil, pues se relacionan con reptiles que tenían vértebras bicóncavas como las suyas, y cuyas extremidades, aún poco diferenciadas de las de los reptiles terrestres, estaban, no obstante, adaptadas para la natación.




Nos referimos por ejemplo a los Notosaurios, de formas primitivas. Por su parte, los Mesosaurios, que fueron una de las primeras especies de reptiles en volver al agua, se encuentran fosilizados en las areniscas triásicas, tanto de Sudáfrica como en las areniscas de San Pablo, en Brasil, y también en Uruguay. Y algunas de estas extrañas similitudes fueron observadas y constatadas por el científico alemán Alfred Wegener, quien en base a estos hechos y a otras constataciones, expuso al mundo científico su teoría sobre la deriva continental, a la que además añadía que en el pasado todos los continentes muy posiblemente estaban unidos, formando un supercontinente al que denominó Pangea.

En los Plesiosaurios propiamente dichos, que han vivido desde el Triásico hasta fines de Jurásico, el cuello se alarga y puede contener de 28 a 40 vértebras. El cuello todavía es mucho más largo en los Elasmosaurios, donde se han señalado hasta 72 vértebras.


El famoso Elasmosaurio del Cretácico Superior de Kansas (EEUU), se ha constatado que medía 15 metros de largo, de los cuales 7 metros correspondían al flexible y ondulante cuello.


Por su parte, los Pliosaurios superaban los 10 metros de longitud, y eran unos reptiles terribles, de cuello corto y cabeza enorme, con mandíbulas gigantescas, y dotados de dientes formidables de 30 centímetros cada uno.


En cuanto a las extremidades de los Plesiosaurios, aunque adaptadas para la natación, con toda evidencia estaban menos modificadas que las de los Ictiosaurios.


Mucho llama la atención que mientras que los Ictiosaurios y los Plesiosaurios desaparecen de los mares del Cretácico Superior, otros saurios como los mencionados Pliosaurios se hacen a su vez marinos. Y parecería ser que los primeros entre éstos aparecieron en los mares australes. Y su dentadura indica claramente su parentesco con los Lacértidos.


Los Plesiosaurios tenían los dientes implantados en alvéolos, mientras que los dientes de los Ictiosaurios estaban alineados en canales sin alvéolos, y los de los nuevos reptiles acuáticos (los Pitonomorfos afines al género Mosasaurus), se hallan sencillamente soldados a los maxilares, como sucede con numerosos Lacértidos.

Obviamente, la forma de los dientes de estos animales era diversa, lo que ha brindado a los expertos indicaciones muy precisas sobre el régimen alimenticio de cada especie.


La poderosa dentadura de los Mosasaurios, indica que algunas de estas especies atacaban animales como las tortugas marinas, ya que se han encontrado caparazones perforadas con agujeros que coinciden perfectamente con los dientes de estos "dragones de mar".

Los primeros restos fósiles de estos especímenes fueron descubiertos en una mina de piedra caliza cercana a la ciudad Maastricht, en la Mosa (Bélgica), entre 1770 y 1780 (según fecha de distintas fuentes). Estos "depredadores marinos feroces" ahora se consideran los parientes más cercanos de las serpientes, debido al análisis de semejanzas anatómicas de la quijada y del cráneo. Ello justifica que a los Mosasaurus también se los califique como "reptiles marinos serpentinos".


Entre estos "gigantes marinos" se contaron diversas especies, que entre otras cosas se diferenciaban por la dieta que seguían. En la figura (abajo) se pueden observar marcas de mordeduras de un Mosasaurio en un Ammonite.


Puede observarse que, por ejemplo, los dientes encorvados de los Plioplatecarpus no les permitían atacar sin duda más que a moluscos medianos (como los Belemnitas).


Y en lo que concierne a los Globidens, de mandíbulas débiles y dientes redondeados, indudablemente se alimentaban de erizos de mar, peces, pulpos, etcétera.


Y lo expresado no se trata de simples hipótesis sin bases sólidas, pues muchas veces sus presas se fosilizaron con ellos.


Los primeros Mosasaurios (cuyo nombre significa lagarto del Mosa) alcanzaron de 6 a 7 metros de largo, que es el tamaño común de las boas y pitones. Luego, hubo ejemplares superiores a los 12 metros, y se ha calculado que algunos llegaban casi a los 20 metros de largo.


Y los Clidastes, de los que existen ejemplares completos en el Museo del Instituto Real de Ciencias Naturales, de Bélgica, en Bruselas, ciertamente también eran enormes. Y por su parte se ha estimado que los Liodon haumuriensis de Nueva Zelanda, alcanzaban 35 metros de longitud.



En lo que concierne a las tortugas, indudablemente se remontan al período Triásico, y algunos especialistas han sugerido que esos seres parecen tener semejanzas con los cocodrilos. Es muy probable que ambos grupos hayan tenido un antepasado común en la Era Primaria.


Nótese que el orden de los Quelonios, alcanzó su mayor esplendor a fines del Secundario, siendo los tipos actuales simples restos de los que entonces existieron.


Es posible que las formas de pies palmeados que se desarrollaron en los pantanos, dieran origen a las formas terrestres, cuya manera de andar parece una especie de natación en suelo firme. Y también es probable que las tortugas marinas, con sus patas transformadas en remos, deriven igualmente de aquéllas.

Todos los grandes reptiles acuáticos, repentinamente se desvanecieron del planeta al final de la Era Secundaria, coincidentemente con la desaparición de los ammonites tan abundantes en los mares de esos tiempos.

¿A qué puede atribuirse la extinción tan generalizada de animales tan poderosos, y cuya existencia vital se manifestó en una extraordinaria longevidad?

Los paleontólogos han formulado varias hipótesis al respecto, pero la verdadera causa de la extinción de estos monstruosos seres, en realidad es todavía un enigma, como también es extraña y misteriosa su súbita y simultánea aparición en diversos puntos del planeta.









Cocodrilos fósiles


Dentro de los cocodrilos que vivieron en épocas pretéritas, uno de los más antiguos conocidos es el Protosuchus, que incluso fueron encontrados restos de esta especie en la zona de Guichón, en el departamento de Paysandú (Uruguay).


Y un gigantesco Mystriosaurus del Jurásico (o Mistriosaurio), fue descubierto en Europa, concretamente en Alemania Meridional. Se trata de un cocodrilo marino, con una longitud de 10 metros, que tenía la espalda cubierta con placas óseas. Se alimentaba de peces, reptiles de menor tamaño, y sepias.

Sin embargo, dicha especie ocupaba un puesto inferior (en tamaño) al del Rhamphosuchus, cuyos restos fosilizados evidencian que llegó a medir 17 metros de largo (en la figura se observa el tamaño relativo de este animal con el de un delfín actual).


Este último, antepasado del Gavial, vivió en Asia durante el Periodo Plioceno.


Otro de los grandes cocodrilos prehistóricos, fue el Deinosuchus, cuyos fósiles indican que superaba los quince metros de longitud.

Los cocodrilos de nuestra época son mucho más pequeños que esos ancestros, y aún así intimidan. ¿Se imaginan queridos lectores, lo que sería tener un encuentro bastante cercano con una de esas gigantes bestias del pasado?




Agradecimiento y cierre:

Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Se aclara además que todos los artículos de este sitio digital de autoría del suscrito Carlos Brunetto, tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación cultural, así que un importante esfuerzo ha sido hecho para presentar conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de presentar las ideas con el mayor rigor posible aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión.


Esperando que este contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Lecturas recomendadas

Breve historia de los inicios de la paleontología: 1812-1834
http://www.telefonica.net/web2/paleontologiaernesto/LaHistoria/LT/1812-1834.html

La paleontología de dinosaurios o Dinosaurología: Breve historia del descubrimiento de los "Gigantes del Mesozoico"
http://es.wikipedia.org/wiki/Paleontolog%C3%ADa_de_dinosaurios

Artículos sobre tópicos relacionados de esta misma bitácora digital que también se recomiendan

1. Bestias del pasado: Extrañas y horripilantes formas de vida, que parecen sacadas de filmes de terror, o de las peores pesadillas de Alfred Hitchcock
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/bestias-del-pasado-extranas-y_14.html
Publicado el viernes 14 mayo 2010

2. Historia del planeta en imágenes: Formación y deriva de los continentes, y evolución de la vida
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/historia-del-planeta-en-imagenes.html
Publicado el viernes 21 mayo 2010

3. Recordatorios de tiempos pasados que nos siguen impactando y asombrando: Nuevos fósiles extraordinarios
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/06/nuevos-fosiles-extraordinarios-el.html
Publicado el lunes 21 junio 2010

4. Del Silúrico al Devónico: La vida se afirma y muestra su esplendor en apariencias y en estrategias de supervivencia
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/06/del-silurico-al-devonico-la-vida-se.html
Publicado el viernes 25 junio 2010

5. Maravillas de la naturaleza y de la tecnología: Los ordenadores y los paleontólogos descubren costumbres y alimentación de especies extinguidas
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/08/andalgalornis-steulleti-forusacidos.html
Publicado el martes 24 agosto 2010

6. El terror de los mares, los gigantes contemporáneos de los dinosaurios: Los grandes reptiles acuáticos en la Era Secundaria o Mesozoica
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/12/reptiles-acuaticos-era-secundaria.html
Publicado el viernes 24 diciembre 2010

7. Los vertebrados amniotas reinaron en la Era Secundaria, bien llamada la "Era de los Dinosaurios": Reptiles de talla enorme que para sobrevivir, evolucionaron, se transformaron, y se diversificaron
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/12/reptiles-monstruos.html
Publicado el sábado 25 diciembre 2010

8. El nuevo aspecto de los dinosaurios: Nuevas tecnologías dan realismo y perfeccionan nuestra visión sobre los grandes reptiles del Mesozoico
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/01/nuevo-aspecto-de-los-dinosaurios.html
Publicado el sábado 15 enero 2011

9. Alucinante galería de Dinosaurios y de otros raros y temibles seres de épocas pretéritas: Reconstruyendo el aspecto general de especies ya extinguidas
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/01/galeria-dinosaurios.html
Publicado el sábado 22 enero 2011

10. Cuaderno de ciencias: Develando y explorando la genealogía de especies extintas, el caso de los dinosaurios y de los cocodrilos prehistóricos
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/02/cocodrilos-prehistoricos.html
Publicado el jueves 24 febrero 2011

11. Misterios y grandes peligros en las profundidades oceánicas durante el Mesozoico: Lo que van revelando la paleogeología y los fósiles
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/misterios-profundidades-oceanicas.html
Publicado el miércoles 23 marzo 2011

12. Admirando los restos de habitantes marinos ya extintos: "Mesosaurios", "Plesiosaurios, "Pliosaurios", y los reyes del nado, "Ictiosaurios"
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/plesiosaurios-y-otros.html
Publicado el miércoles 23 marzo 2011

13. La curiosa vida acuática en tiempos jurásicos y cretácicos: Gigantismo y diversidad que asombran, signos de violentas y conmovedoras luchas
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/reyes-acuaticos-mesozoico.html
Publicado el miércoles 23 marzo 2011

14. La exótica fauna primitiva de los antiguos mares: Un mundo singular y fascinante, un nicho extinto que poquito a poco se logra descubrir
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/fauna-primitiva.html
Publicado el miércoles 23 marzo 2011

15. Una subasta fuera de serie por cierto extraña y singular: A remate, restos fósiles antediluvianos al que pague más, al mejor postor
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/04/subasta.html
Publicado el sábado 9 abril 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada