viernes, 28 de octubre de 2016

Colaborando con Anonymous : Revelan nuevo método de extorsión en el Metro


CIUDAD DE MÉXICO, octubre 25 de 2016 (EL UNIVERSAL)
El grupo cibernético Anonymous difundió a través de redes sociales un video en el que revelan la nueva modalidad de extorsión que se registra en el Metro de la Ciudad de México.
Para dicha práctica, se utilizan niños de entre cinco y ocho años de edad como pieza fundamental de este plan con el que intentan despojar de sus pertenencias a los usuarios del transporte público.
Y es que los menores acosan a los pasajeros durante algunos segundos pidiendo una moneda para comer, sin embargo, ante la negativa de las personas, lo pequeños influenciados por los líderes de estos grupos delictivos, comienzan a gritar que fueron golpeados.
Posteriormente aparecerán supuestos testigos de la agresión y a cambio de no remitir a la víctima a las autoridades, pedirán dinero para reparar el “supuesto” daño al menor.
En otro de los casos, se menciona que una mujer grita al interior de los vagones que sufrió un acoso por parte de cualquier usuario que elijan al azar y de la misma forma, supuestos testigos aparecerán para defender a la aparente “víctima”.
Ante esta situación, la mujer otorgará el perdón al supuesto acosador frente a las autoridades a cambio de una compensación económica.
Anonymous alertó sobre el método en redes sociales para que los millones de usuarios que a diario utilizan los diferentes medios del transporte público no sean víctimas del engaño en caso que comience a replicarse en otros lugares.

Visualizaciones y sitios recomendados : 

Audio y vídeo de Anonymous México

* Dirección electrónica de vídeo recomendado : https://youtu.be/lAk2t728Y58


viernes, 21 de octubre de 2016

La vida es hermosa : madre y bebe de 5 días felices frente al milagro de la vida

Una foto que hace meditar : el solo hecho de vivir es ya motivo de dicha suprema


La madre Lauren Vinje tuvo un embarazo complicado, y su bebe nació prematuro con solo 1,7 kilogramos de peso, y debió recibir de inmediato adecuada atención médica.

La foto que se muestra fue sacada por la propia madre a su hija, apenas 5 días después del nacimiento.

Sin palabras. Los comentarios quedan a cargo de los lectores.

Fuente

* "Bebé prematura se hace viral por una foto sonriendo a cinco días de nacida", sitio digital 'Yahoo Noticias', 20 de octubre de 2016.



jueves, 20 de octubre de 2016

Monstruos antediluvianos (parte A): Una recorrida a través de dibujos y maquetas, por aquellos peculiares gigantes que en tiempos pretéritos habitaron en nuestro planeta azul

Monstruos antediluvianos (parte A): Una recorrida a través de dibujos y de maquetas, por aquellos peculiares gigantes que en tiempos pretéritos habitaron en nuestro planeta azul

Artículo en preparación (disculpe las molestias)

Mensaje al visitante


Introducción

Contando como ya es habilual, con la invaluable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, el autor de estas líneas, profesor Carlos Alberto Brunetto García, invita a los amables cibernautas a disfrutar de un pantallazo panorámico (en imágenes) del mundo del pasado.

Para ello, ilustramos el posible aspecto de las bestias que, en pretéritos tiempos, existieron en el planeta azul que hoy día habitamos.

Acompañamos estas imágenes, con una descripción sintética, que permita al lector ubicarse en el biocrón correspondiente, destacando asimismo las características más sobresalientes de las criaturas representadas.

Esperando que este artículo constituya un material de interés y utilidad para todos, invitamos sin más palabras a los visitantes, a introducir su atención, en el maravilloso mundo de los organismos reconstruidos a partir del estudio de los fósiles.

Galería de imágenes


Lucha a muerte entre dos colosos del mar cretácico: Un Tylosaurio de hermosa cresta, intenta cortar el largo y flexible cuello de un Elasmosaurio, que con gran agilidad, hunde sus filosos dientes en el cráneo del atacante.

El Iguanodonte, herbívoro de 5 toneladas, se defiende con sus afilados pulgares del ataque del gigante carnívoro Barionix.


El  Ceratosauro,  reptil con cresta y un cuerno en el hocico, fue uno de los más temidos depredadores de principios del Jurásico.



El  Estegosauro (lagarto con techo) de grandes placas dorsales, utiliza su potente cola armada de pinchos, para defenderse del ataque del feroz Alosauro, el gran carnívoro del Jurásico.



6 - El estiracosauro, formidable dinosaurio astado del período Cretáceo. Esta variedad robusta medía unos 6 metros de largo y su peso ascendía a varias toneladas. Presentaba el cuerpo blindado con escamas y placas óseas. Un gran cuerno en la nariz  y extraordinarios pinchos sobresaliendo del collarín óseo eran sus mortales armas. Con este aspecto debía resultar impresionante, aún para los más grandes dinosaurios carnívoros de su época. 


El  Nanotirano ( tiranosaurio enano) persiguiendo a un Strutiomimus.


Todos los dinosaurios carnívoros pertenecen a la rama de los terópodos ( con pie de animal ) y los más grandes entre ellos forman parte de los "Carnosaurios" (lagartos carnívoros), que tenían un cuello corto pero potente, una cabeza enorme, y largas mandíbulas armadas de dientes curvados y filosos. 

Sus manos contaban con dos o tres dedos, provistos de zarpas potentes y cortantes. 

La mayor parte de los "carnosaurios" eran gigantescos, pero también había enanos entre ellos. Es precisamente el caso del  controvertido "Nanotirano" (tiranosaurio enano) cuya existencia ha sido recientemente, plenamente  confirmada. 

Llegaba a medir unos 5 metros y medio de largo y pesaba algo menos de 500 kilogramos .Se le ha dado el apodo de "Correcaminos", en homenaje al conocido  personaje de dibujos animados. 

El Nanotirano puede ser considerado como uno de los reptiles diseñados con el  mejor equipo: contaba con ojos de águila, olfato de lobo, dentición de cocodrilo y las patas de un auténtico velocista.

Según los expertos, el "Nanotirano" fue una versión en miniatura de su primo, el famoso Tiranosauro Rey. 

A pesar de ser mucho más pequeño que él, contaba en contrapartida con un gran cerebro,  y una boca provista de grandes dientes curvados y aserrados.

Si añadimos a esto, su vista perfecta, su agudo olfato y sus patas de velocista, no podemos dudar de que nos encontramos frente a un auténtico rey de los dinosaurios, temible cazador de vivaz inteligencia y disponiendo de todas las armas que necesitaba para ejercer a la perfección fu función de depredador. 

Claro que su éxito dependía de la presa que eligiese. En el caso de haber intentado devorar a un "Strutiomimus" (lagarto avestruz) quizás se hubiese llevado un chasco, pues al ser éste todavía más rápido, lo más probable es que pudiera escapar  al pavoroso ataque del espantoso depredador. 


El  Dimetrodon,  gigantesco lagarto navío de los tiempos pasados.

El  Machairodus, gran gato parecido a un inmenso tigre de grandes colmillos.


Los Pterodáctilos, reptiles alados, antecedieron a las aves en el dominio del vuelo.

El  Grifo, (animal mitológico mitad águila, mitad león) lo mismo que los dragones de las leyendas medievales, pudieron haber sido imaginados a partir del hallazgo de huesos de enormes animales de épocas pretéritas. 



Los grandes felinos como los Gatos dientes de sable, fueron temidos carnívoros de la era Neozoica, Terciaria o Cenozoica.

El  Ictiostega fue el primer vertebrado terrestre de cuatro patas conocido.

El Mastodonsaurio, fue uno de los grandes anfibios del Triásico. 

El  Eriops, fue el gran anfibio americano de  la era Paleozoica (Primaria).

Elasmotherium  sibiricum  vivió en Siberia y en la Rusia europea. Era un rinoceronte con un enorme cuerno y una especie de joroba a la altura de la frente. Su tamaño superaba en mucho al de cualquier rinoceronte del presente. 


MONSTRUO DE ÉPOCAS REMOTAS:  Se trata del Parasaurolophus, un gigantesco monstruo de los tiempos prehistóricos, que se caracterizaba por tener una prominente cresta que alzándose como una continuación de su frente, se extendía por su cuello y por la parte posterior, y continuando a lo largo de su lomo (aunque allí notablemente disminuida).
Su cabeza recuerda la de los canguros, por su morro afilado y sus ojos redondos. Incluso cuando se alzaba sobre sus patas traseras, adquiría una notable semejanza con esos marsupiales.
Su cola era larga, tanto como el mismo cuerpo del animal, y sumamente gruesa en su raíz; en realidad, la cola venía a ser una continuación de su cuerpo, ya que es difícil señalar con precisión dónde realmente comenzaba.

Este Ceratosauro, cuyos restos fueron encontrados en Alemania, presentaba además del pequeño cuerno nasal y el cuerpo acorazado, una vistosa cresta sobre el lomo, cuyos pinchos medían 45 centímetros cada uno. Utilizaba sus filosos garfios para atrapar a sus presas, ya que era un feroz carnívoro.

Gracias a la abundancia de alimentos y al clima propicio, los herbívoros alcanzaron dimensiones notables. El "Baluchiterio" así llamado por hallarse sus restos en el Beluchistán, a principios del siglo XX, medía más de 5 metros de altura. Sus patas parecían verdaderas columnas.



Mosasáuridos de nado serpentiforme, con movimientos ondulatorios, al modo de las anguilas, representados en varios museos de Historia Natural de Canadá.

Mosasáuridos




Saurios del mar: (1) Cronosaurio de formidables mandíbulas y grueso cuello ; (2) Elasmosaurio de 17 metros, provisto de larguísimo cuello ; (3) Plesiosaurio de 5 metros ; (4) Ictiosaurio con aspecto de delfín, y cola bifurcada.

Saurios del mar: Al centro-derecha de la figura, aparecen, (5) Mosasaurio de 17 metros ; (6) Brachauquenio de 12 metros ; (7) La gigantesca tortuga Arquelón. Por el aire, vuelan los grandes Pteranodones.

En la figura se observan: (1) Serpiente marina ; (2) Diplodocus de largo cuello y poderosa cola, de 27 metros de longitud (su peso variaba entre las 12 y las 20 toneladas) ; (3) Brontosaurio de 23 metros (este "lagarto del trueno" pesaba más de 30 toneladas). Tanto el Diplodoco como el Brontosauro (aquí representado con cresta triangular) eran herbívoros muy pacíficos. 






MAMUT (Elephas primigenius): Elefante gigantesco que vivió en la época antediluviana, especialmente en Europa y en el Norte del Asia. Algunas variedades eran de mucho mayor tamaño que el elefante actual. Ostentaba dos colmillos largos y arqueados, midiendo su cabeza, en algunos ejemplares, un tercio de su cuerpo.











Las  llamadas "Aves del Terror" verdaderamente hicieron honor a su nombre, aterrorizando a los mamíferos del Cenozoico, que tuvieron  que soportar su presencia y azote. 

Iguanodonte en postura bípeda. Observar los grandes espolones de sus dedos pulgares, y la cresta que recorre su lomo.

El Tiranosaurio (en postura bípeda) atacando a dos tracodontes (dinosaurios herbívoros de pico de pato).

Megalosauro avanzando en posición de ataque.

Diplodocus, pacíficos dinosaurios vegetarianos de 27 metros de longitud.

CONFLICTO ENTRE COLOSOS. El Estegosauro era, dentro de los monstruos prehistóricos, de mediano tamaño, pues medía unos 6 metros de largo. Poseía una serie de grandes placas óseas a lo largo del lomo y ofrecía la particularidad de que la masa nerviosa alojada en la cavidad de las vértebras sacras, tenía un volumen diez veces mayor que el encéfalo. 
El Ceratosauro alcanzaba unos 6 metros de longitud, superaba los 3 metros de altura y era un terrible carnicero.
Presentaba un cuerno en su nariz,que posiblemente utilizaba en la lucha con otros machos,cuando se disputaban la compañía de una hembra.
Abundaba en Norteamérica en el período Jurásico.Algunos ejemplares encontrados en Alemania, ostentaban además del lomo acorazado,una gran cresta, muy vistosa, que superaba los 45 centímetros.
Empleaba los filosos garfios de  sus patas delanteras para atrapar a sus víctimas,alzándose sobre las poderosas traseras, debiendo presentar en tal postura, un aspecto impresionante.
Cuando estos colosos se enfrentaban en feroz batalla, la escena que brindaban, a buen seguro que sobrecogería de espanto.

Escena del Cretácico: Dos Estiracosaurios defendiéndose del ataque de un Tiranosaurio.

Escena del Cretácico: Una familia de Triceraptos protegiéndose de un Tiranosauro.

Gran mosasauro (de 18 metros) atacando a un Pteranodón (reptil alado de 8 metros).



Escena cretácica: Grupo de Triceratopos (dinosaurios astados herbivoros) en marcha.



Dibujo  del famoso Mastodonte pampeano. 



Un Mosasauro amarillento de gran cresta y potente cola, junto a un Plesiosauro de cuerpo moteado y verdoso.



Mosasauro de gran cola, contorneando a un Archelón, gigantesca tortuga de los mares cretácicos.





Al contrario de lo que se creía, los Ictiosaurios practicaban una intensa vida familiar. Grabado del siglo XIX, representando un Ictiosaurio acompañado por dos Plesiosaurios de flexible cuello, reposando en una playa jurásica.

Escena de comienzos del Cretáceo: Mosasauro de ondulante cuerpo y lomo adornado con una hermosa cresta, acompañado por dos Ictiosauros (reptiles peces).

Reptantes monstruos acuáticos de lengua bífida, y con cola en forma de rombo, según un antiguo grabado del siglo XIX.

Ictiosaurios impulsando sus hidrodinámicos cuerpos con su potente aleta caudal.


Elasmosaurios de larguísimo cuello, inmensas aletas, y alargada cola. Sus dimensiones oscilaban entre 14 y 17 metros de longitud corporal.

Con sus potentísimas aletas, los Ictiosauros o lagartos-peces, eran capaces de dar altísimos brincos en el aire, sobre el mar.

Destacado sello postal del Sahara Occidental, que representa a un enorme Cronosauro: cabeza de 3 metros, inmensas aletas y curiosamente, larga cola. Esta variedad superaría los 14 metros de longitud.

















Carnosauro de gran cresta, atacando a un dinosaurio de lengua bífida.

Mamut  y Gliptodonte











El Arqueoptérix, primer ave conocida, que vivió en pleno período Jurásico. 

El Hesperornis, gran ave que no podía volar. Tenía las patas colocadas tan atrás,que aunque excelentes para nadar, eran muy poco apropiadas para andar. Su pido era dentado, su cola parecía la de un castor, y sus alas eran reducidas. Esta ave fue contemporánea de los grandes saurios. 

El imponente Diatrima, gran ave corredora de la Era Terciaria o Cenozoica.

El Dimorfodonte, fue uno de los primeros reptiles voladores, de terrorífico aspecto y uno de los más toscos. 

El Mesosaurio (imagen superior), reptil acuático carnívoro del Carbonífero Superior y del Pérmico Inferior, encontrado en Sudáfrica, Brasil y Uruguay. 

Grabado del siglo XIX: Lucha de monstruos acuáticos acorazados, de hábitoa feroces, y filosa dentadura. Ilustración elaborada en Londres.


El  Velocirraptor,  de aguda vista y gran cerebro, fue uno de los más inteligentes dinosaurios. Cazaba en grupo, rodeando sigilosamente a sus presas. 

El  Alosaurio, gran cazador del Jurásico, acaba de divisar a su presa, y se dirige hacia ella abriendo ya sus fauces.








El Tiranosaurio podía cazar en solitario, dado su enorme tamaño y su gran fuerza. 

El ferocísimo Baryonix (piscívoro) de temible dentadura y filosas garras.


Tres destacados sellos postales que representan un gran Cronosaurio de larga cola, un Mosasaurio de grandes mandíbulas y un Tylosaurus de musculoso cuerpo crestado y temibles dientes.

Grabado elaborado en Alemania a fines del siglo XIX, donde se observan un rechoncho Iguanodón (a la izquierda), siendo acechado por un Megalosaurio (a la derecha). En segundo plano, a la izquierda, un Hylaeosaurus cubierto de pinchos, al ceun Pterodáctilo batiendo sus alas, al ser atacado por un Carnosaurio de larga cola.

Velocirraptores devoradores de carne, observados por un inmenso Pteranodón. 





Fantasmagórica escena de un valle del Jurásico, con espeluznantes criaturas aéreas y marinas. 

Nothosaurus  del Triásico y Jurásico, piscívoro de muy afilados y puntigudos dientes.

Tiranosauro rex (Sue), reconstrucción del aspecto a partir del esqueleto más completo (pero no el más grande) actualmente conocido (largo 12 metros). 

El ferocísimo  Gryponix, pariente del Tiranosauro rex.

Tiranosauro de 14 metros, en rápido ataque a un Tracodonte, dinosaurio herbívoro de pico de pato. 

El Paleocinco, un dinosaurio herbívoro super acorazado. Con tal blindaje, este animal era muy difícil de atacar. 







El momento del fin: un Alosauro muerde el cuello de un pacífico saurópodo. 











Los pequeños animales de sangre caliente: al desaparecer los grandes reptiles, en los bosques proliferaban unos nuevos seres pequeños y activos,mucho más inteligentes que los dinosaurios.
 La temperatura de su cuerpo era constante, lo que les permitía afrontar las variaciones del clima. 
Las crías nacían vivas y eran amamantadas y cuidadas por un cierto lapso.

Poco se sabe de los mamíferos primitivos.Sin embargo, gracias a los hallazgos fósiles, se ha podido reconstruir el aspecto del  " prodiacodon ", suerte de erizo; del " teniolabis ",mamífero herbívoro y del "planeteterio", similar a una ardilla voladora.
El " Monagucodon " que vivía en plena época de los dinosaurios,puede dar una idea acerca de los primeros mamíferos. Su alimento básico eran los insectos; amamantaba a sus crías. Existió hace 160 millones de años.


El "Brontoterio" era un rinoceronte prehistórico, que vivió hace la friolera de 50 millones de años. Medía más de 4 metros de largo. 
Luego de alcanzar un tamaño espectacular, quizá oprimido por su propio peso, este inmenso mamífero se debilitó y extinguió.
En América del Sur, durante la era Terciaria, se completó el levantamiento de los depósitos calcáreos marinos, que empujados contra las cadenas andinas, dieron origen a la zona pre-andina.

ICTIOSAURO (Ictiosaurus): Animal vertebrado,parecido en su aspecto a un pez o a un delfín. 
 Los ictiosauros fueron reptiles carnívoros (como lo delatan sus largas mandíbulas con numerosos y afilados dientes) que se mantenían devorando peces en los mares y océanos.
 Los más desarrollados alcanzaban los 13 metros de longitud. 
Sus características anatómicas revelan que primeramente fueron animales de vida terrestre, aunque más tarde se modificaron sucesivamente, para adaptarse a la vida oceánica. 

El Triceratopo (cara con tres cuernos) utilizaba sus poderosas defensas y su imponente gola estrellada, para oponer resistencia a los ataques de los dinosaurios carniceros. También las utilizaba para luchar contra otros machos de su especie, disputando por una compañera. Alcanzaba los 9 metros de largo y pesaba hasta 9 toneladas. 

UINTATERIO  (Uintatherium mirabile):  Animal vertebrado. Mamífero de la época prehistórica, con características físicas semejantes al actual rinoceronte, pero de mayores dimensiones. De los restos fósiles encontrados, sobresale una característica sorprendente :  en su cabeza presentaba seis extraños cuernos.

IGUANODONTE: Gigantesco reptil antediluviano de formas externas muy diversas, que fue muy numeroso en Europa, particularmente en los Países Bajos y en Inglaterra. En Bélgica las excavaciones dieron como resultado el hallazgo de más de 20 individuos de esta especie, que se fosilizaron juntos.

PLESIOSAURO  (Plesiosaurus):  Animal vertebrado. Reptil acuático muy voraz. Medía en promedio, más de 5 metros de largo y su especie, que vivió en la época diluvial, habitaba en el mar.  Provisto de grandes aletas, nadaba velozmente, con elegancia y gracilidad.  Su dentadura, filosa y puntiaguda, delata su apetito carnívoro.  Su cola provista de costillas, podría servirle de timón.

MASTODONTE  (Mastodon):  Gigantesco mamífero proboscídeo, muy afín por sus características, al conocido elefante de la actualidad. Estaba provisto de cuatro colmillos, y dos de ellos, se sustentaban en cada mandíbula.





MAQUERODO  (Machaerodus):  Era uno de los más sanguinarios depredadores de la Tierra en tiempos prehistóricos. Se ha podido averiguar esto por la diligente reconstrucción hecha a raíz del descubrimiento de varios fósiles de este mamífero perteneciente a la era Neozoica,Terciaria o Cenozoica.

























Escorpión, Trilobite, y Ammonite, habitantes de los mares primigenios

El Megaterio, perezoso gigante de la Era Neozoica, Terciaria o Cenozoica, poseía tal fuerza, que era capaz de arrancar de cuajo árboles pequeños. Cuando se alzaba sobre sus cuartos traseros para alcanzar las hojas de las copas de los árboles, presentaba un imponente aspecto.

Mosasaurio de poderosa dentadura, crestado y blindado, de musculosa cola, pasando por encima de un Geosaurio

Gigantescos cocodrilos prehistóricos, de 15 y 17 metros de longitud corporal.

Pterodáctilos:  reptiles voladores del Secundario: Largas mandíbulas dentadas ; piscívoros e insectívoros, que dormían en cuevas o colgados de ramas en los árboles.


Mensaje al visitante: