martes, 24 de agosto de 2010

Maravillas de la naturaleza y de la tecnología: Los ordenadores y los paleontólogos descubren costumbres y alimentación de especies extinguidas


LA NOTICIA

Hace seis millones de años, el territorio hoy situado en Argentina, estaba gobernado en parte por unas aves gigantescas y muy peligrosas llamadas Andalgalornis Steulleti (también conocidas como Forusácidos).

Estas criaturas no volaban, pero esto no les impidió llegar a lo más alto de la cadena trófica.

En efecto, con sus tres metros de altura, su voluminoso pico curvado, y unas ágiles patas, en plena carrera podían alcanzar los 70 kilómetros por hora. Entonces no había animal que se pudiera escapar de ellos en toda Sudamérica.


Recientemente, un científico llamado Federico Degrange analizó el cráneo de un ejemplar de Andalgalornis de tamaño medio, altura de unos 1,4 metros y peso de 40 kilogramos, y así pudo deducir la increíble fuerza que podían alcanzar estas aves con sus picotazos.

En efecto, cuando estos especímenes hoy extintos estaban con vida, al descender la cabeza hacia el suelo con la ayuda de los poderosos músculos de su cuello, seguramente conseguían asestar golpes fuertes a sus víctimas.

Curiosamente, el pico no era demasiado resistente o fuerte si el animal lo usaba para inmovilizar o apretar a una presa, así que los científicos suponen que el ave podría haber preferido elegir presas pequeñas y manejables como parte habitual de su dieta.


Los investigadores suponen también que estos ejemplares usaban el pico para asestar golpes, cuando sabían que éstos resultarían mortales o invalidantes. Y como el animal seguramente era muy ágil, posiblemente danzaba alrededor de su víctima dando picotones, cuando lograba acorralar o tirar a su presa.

Si se me permite utilizar un "símil pugilístico", podríamos decir que el Andalgalornis luchaba con el estilo del boxeador Cassius Clay, danzando alrededor de su contrincante, avanzando y retrocediendo sin cesar, y buscando el momento oportuno para dar un golpe fuerte.


Lo dicho por cierto suena muy interesante, pero... ¿Cómo pueden saber los científicos cómo cazaba un ave del que sólo se tienen restos fósiles?

La respuesta debe buscarse en una técnica de simulación por computadora, y que en la jerga de ingeniería es conocida como análisis de elementos finitos (o FEA por sus siglas en inglés).

Uno de los mejores especialistas en emplear esta técnica es Stephen Wroe (Steve Wroe), de la Universidad de Nueva Gales del Sur. Este científico primeramente usó un escáner médico para crear un modelo virtual del cráneo del ave, y luego simuló las fuerzas que actuaban sobre el cráneo cuando mordía, cuando se agitaba, cuando empujaba, o cuando daba un picotón. Obviamente, el biólogo luego comparaba los resultados obtenidos con los ejemplares de quienes hoy día serían sus parientes vivos más cercanos.

Las simulaciones y las comparaciones mostraron que el ave del terror podía golpear con casi tres veces más fuerza que sus parientes actuales, Seriema y Pigargo.

También se llegó a la conclusión que el mordisco del ave extinta muy seguramente era más débil de que lo que se pensaba, y más débil que el de algunos mamíferos carnívoros de un tamaño similar.

Para compensar esta debilidad, el Forusácido casi con seguridad se valía de los músculos del cuello.


A efectos de dar idea de tamaño, se presentan en la imagen las cabezas del pájaro del terror y de dos especies actuales, el águila y el hombre.



Invitamos a los lectores a activar el video que se presenta en la próxima sección, y el que muestra parte de las simulaciones de movimientos obtenidas con las computadoras.

ANIMACIÓN DE MOVIMIENTOS DEL AVE DEL TERROR



OTROS VÍDEOS RECOMENDADOS SOBRE TÓPICOS RELACIONADOS

1 - Recrean en 3D la técnica de caza de un pájaro que vivió en Argentina hace 6 millones de años

2 - El ave del terror: Parte 1 de 5


3 - El ave del terror: Parte 2 de 5


4 - El ave del terror: Parte 3 de 5


5 - El ave del terror: Parte 4 de 5


6 - El ave del terror: Parte 5 de 5


7 - Depredadores prehistóricos: Tiburón monstruoso, Megalodonte, Parte 1/5


8 - Depredadores prehistóricos: Tiburón monstruoso, Megalodonte, Parte 2/5


9 - Depredadores prehistóricos: Tiburón monstruoso, Megalodonte, Parte 3/5


10 - Depredadores prehistóricos: Tiburón monstruoso, Megalodonte, Parte 4/5


11 - Depredadores prehistóricos: Tiburón monstruoso, Megalodonte, Parte 5/5


12 - Criaturas titánicas: Megalania (1/6)


13 - Criaturas titánicas: Megalania (2/6)


14 - Criaturas titánicas: Megalania (3/6)


15 - Criaturas titánicas: Megalania (4/6)


16 - Criaturas titánicas: Megalania (5/6)


17 - Criaturas titánicas: Megalania (6/6)





CULTUREMAS PARA EL SIGLO XXI, HIPERTEXTOS EDUCATIVOS, SAPIENCIARIO DE DIGIMUNDO

Nota: Para visualizar el presente artículo en la pantalla con una mejor calidad y a mayor velocidad, se sugiere utilizar el navegador Google Chrome. Y si hay problemas de virus informáticos en el computador, se sugiere instalar y utilizar Avast! Antivirus.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada