sábado, 20 de marzo de 2010

Alerta al espacio exterior: ¿Chocará el enigmático Apophis con la Tierra?


INTRODUCCIÓN

En ciertos medios de comunicación científicos y mediáticos, ha circulado una catastrófica y preocupante versión. Dentro de dos décadas, un planetoide (planeta menor) podría impactar con nuestro mundo.

Estas fuentes han señalado incluso la posible zona de impacto, más aún, han insistido que así se producirían consecuencias comparables, con las oportunamente provocadas por el cuerpo cósmico que antiguamente se precipitó en la península de Yucatán, entonces extinguiendo junto a los “grandes saurios”, también a numerosas criaturas reptilianas del medio aéreo y aún del medio acuático.

Francamente y en opinión personal, las citadas fuentes exageran, y demasiado…

Mientras el maremoto registrado recientemente en Indonesia extendía sus estragos por toda la zona del Índico (domingo 26 diciembre 2004), dos astrónomos del Observatorio de Hawai, localizaban en el espacio un astro extraño de órbita excéntrica.


Los primeros indicios apuntaban al año 2029 como fecha fatídica, con posibilidades de choque de un orden estimado del 37%.

Como se puede por tanto deducir y en base exclusivamente a estos primeros indicios, las probabilidades de ocurrencia de algo catastrófico no eran enormes, pero ciertos medios de prensa que manejaban informaciones alarmistas, con toda certeza las exageraron.

A posteriori, los científicos afinaron los cálculos. Y la fecha probable del encuentro se estableció para el 2036, aumentando las probabilidades de efectiva colisión de 37% a 41%.

Al astro descubierto por David Tholei y Fabrizio Bernardi, lo bautizaron con el sombrío nombre de Apophis, la versión griega del Dios egipcio de la muerte y las tinieblas.


Las versiones mediáticas fueron tan inciertas y vagas, como la ruta probable del astro errante.

Según Andrea Milani de la Universidad de Pisa, siguiendo el curso proyectado por científicos de la Nasa, el impacto, de ocurrir, sucedería a unos 13 kilómetros por segundo, dicho de otro modo, a 50.000 kilómetros por hora.

Con temeraria erudición, algunos afirmaron conocer las zonas que eventualmente serían particularmente afectadas: Europa meridional, el Mar Mediterráneo, el Levante, el norte de África, especialmente todo el Magreb, así como las vastas estepas del Asia Central.

Los peores efectos se producirían en el Hemisferio Boreal, y muy particularmente, entre el Ecuador y el Círculo Polar Ártico.

Entre los varios vaticinios apocalípticos o cuasi apocalípticos que se expresaron, se destacan: (a) Varias áreas planetarias alcanzadas por densas nubes de polvo y materia en suspensión; (b) Colosales trastornos climáticos y geológicos afectando gran parte del planeta.

Lo único que puede afirmarse con certeza, de darse un choque como el recién aquí indicado, es que desde el punto de vista biológico, entre las especies más afectadas estarían casi seguramente los mamíferos, grupo al cual precisamente pertenecemos.

En cambio, muy probablemente se beneficiarían o al menos quedarían poco perturbados, tanto los insectos como los organismos marinos.


ESTIMACIONES Y ESPECULACIONES

Lo cierto es que hasta el momento no hay artificio conocido, capaz de modificar la trayectoria de un cuerpo celeste a tal distancia.

Sólo es posible esperar que la órbita del astro cuyo nombre recuerda al sombrío Dios egipcio, fuera alterada por la gravedad de nuestro vecino Venus, dado que, según se dice, se acercarán en el espacio interplanetario dentro de trece años.

Corresponde destacar que hasta la fecha, se carecen de datos totalmente confiables sobre la real trayectoria de Apophis; lo que se manejan son solamente extrapolaciones poco confiables y especulaciones.

Se estima que el referido cuerpo celeste pasará el 13 abril 2029 a solamente 36.350 kilómetros del planeta Tierra, que cruzará el anillo de satélites geosincrónicos en órbita, y que desde la Tierra llegará a ser visible como un punto en movimiento, parecido a una estrella de magnitud 3,3.

El diámetro del sombrío cuerpo ha sido estimado en unos 300 metros, y su masa sería de 46 millones de toneladas, con un poder de impacto probable equivalente a 850 millones de toneladas de TNT, o sea 4 veces la energía liberada por el volcán Krakatoa, que entró en erupción en Indonesia en 1883.

En otras cifras, el apocalíptico choque equivaldría a algo más de 40.000 bombas atómicas como la oportunamente lanzada sobre Hiroshima.

Por otra parte se debería considerar también otro inquietante aspecto: La propia gravedad terrestre y las fuerzas de marea, cambiarán la trayectoria del Apophis en varios aspectos.

Según estimaciones, el citado cuerpo pasará dos veces cerca de la Tierra, en el año 2013 y en el año 2021, antes de su pasaje por el llamado por los expertos “el ojo de la cerradura”, o sea el punto crítico donde eventualmente podría desviarse bajo influencia de la atracción terrestre.

Indudablemente y con el paso del tiempo, se irán refinando los cálculos acerca de la verdadera trayectoria de este astro. Pero por cierto y por mucho tiempo, persistirá la incertidumbre con respecto al llamado “Efecto Yarkovski”, es decir, cambios en la aceleración del planetoide surgidos de la asimetría de la radiación solar absorbida por el hemisferio diurno, y la re-irradiada luego por el hemisferio nocturno de un cuerpo en rotación.

La incertidumbre en este aspecto podría ser despejada hacia el año 2021, en el transcurso del segundo pasaje del astro en las cercanías de la Tierra, pero entonces casi seguramente sería demasiado tarde para tomar alguna acción concreta.

En efecto, en caso que ese cuerpo tuviera una trayectoria de impacto, no sería posible montar entonces una misión de desvío con posibilidades de éxito.

Ciertamente, el asteroide Apophis, denominado en medios astronómicos con la sigla 2004MN4, ha ocupado los titulares de prensa de todo el orbe.

Según los especialistas rusos, los cálculos indican que tendría un tamaño mayor que el hoy evaluado, un diámetro de 700 metros.

Por el momento no puede descartarse, teóricamente, que en el 2036 se produzca efectivamente el tan temido encuentro cósmico.

Los científicos rusos, proponen según diversas fuentes, enviar a la sonda espacial Probos Grunt al planetoide. Y el propósito de esa misión sería instalar un faro de radio en el errático astro, dado que hasta el momento no es posible controlar o predecir con exactitud su verdadera órbita.

En lo personal señalo que, de colisionar Apophis con nuestro mundo, se desencadenaría toda una serie de catástrofes concatenadas.

Observen y analicen ustedes, estimados lectores.

En el año 2029 el asteroide pasará a una distancia aproximada de la Tierra de unos 30.000 kilómetros. Si por influencia de la atracción gravitatoria, se alterara entonces la órbita del Apophis, cuando nuevamente se aproxime en el año 2036, allí las posibilidades de un impacto cósmico serían muy posiblemente bastante altas.

Por otra parte, hago recuerdo también que el citado cuerpo celeste lleva ya bastante tiempo clasificado como "0" en la escala de Torino. En consecuencia y según lo predicho en dicha escala, significa que las probabilidades de choque son, hasta hoy, casi nulas.

Hasta el grado "4" de la citada escala las posibilidades de impacto serían del 1%, y hasta el grado "8" aún no habría motivos fundados para verdaderamente alarmarse.

Sugerimos pues atentamente seguir y evaluar al Apophis, con prudencia y sensatez, ya que debe comprenderse que en este y en otros tantos asuntos, la naturaleza puede darnos muchas sorpresas.


MITOS Y LEYENDAS

Para los antiguos griegos, Apophis era el equivalente de Apep para los antiguos egipcios.

En la rica mitología egipcia de la época faraónica, Apep representaba al “destructor” que habita en la eterna oscuridad del inframundo.

Era el Dios serpiente, señor de la noche, que ambicionaba destruír la obra de Ra simbolizado por el Sol.

Era el Genio de las Tinieblas, que intentaba obstaculizar la marcha de Ra, quien navegaba en su barca.

Todas las mañanas y tardes, el Dios solar, ayudado por su tripulación divina, lograba superar las maniobras de su adversario, prosiguiendo así su marcha victoriosa por el Cosmos.

De la lucha entre estas dos potencias antagónicas, pero a la vez complementarias, resultaba la explicación egipcia para el “equilibrio” del Universo.

Debido a esto, Apophis fue considerado un nombre muy apropiado para el amenazante asteroide.


ACLARANDO DUDAS

No se debe confundir los asteroides con los meteoritos.

Los asteroides son planetas telescópicos (en su gran mayoría), que presentan visualmente el aspecto de estrellas.

Son cuerpos rocosos, carbonáceos o metálicos, mucho menores ciertamente que un planeta, y mayores que un meteoroide.

Gravitan alrededor del Sol, cumpliendo trayectos menores que la órbita de Neptuno.


El grueso de los mismos, circula en el llamado cinturón principal, describiendo trayectos elípticos semi-estables, en especial, entre Marte y Júpiter.

A veces también se les denomina planetoides o planetas menores.


Apophis integra el denominado grupo de Asteroides Atón, que presentan una órbita con un semieje mayor, inferior a una Unidad Astronómica. Recordemos que la U.A. equivale a la distancia promedio que separa la Tierra del Sol, es decir unos 150 millones de kilómetros.


Algunos astrónomos, basados en la luminosidad, han estimado la longitud del Apophis en unos 415 metros.

Debe recordarse y considerarse que un cuerpo de unos 30 metros de diámetro, al explotar sobre Siberia en 1908, devastó un área inmensa de más de 2.000 kilómetros cuadrados de bosque.

En ciertos medios científicos, se considera que existe una posibilidad entre diez, que un cuerpo rocoso similar, “impacte contra nuestro planeta” en el transcurso del siglo XXI.

Según expertos de la Nasa, la probable colisión del Apophis con algún otro asteroide, determinaría una modificación tal en su órbita, que lo desviaría completamente de una ruta de colisión con el planeta azul que habitamos.

Más contundente, el ingeniero y astronauta español Pedro Duque, ha señalado que existe “una certeza matemática absoluta” de que el planetoide Apophis impactará la superficie marítima de nuestro planeta en el año 2036.


El mentado cuerpo quedaría inmerso, según afirmó ante los medios, en el campo electromagnético terrestre, por lo que seguramente se precipitaría en el mar.

El citado ingeniero estima que tal hecho, originará un inmenso Tsunami de colosales dimensiones, que por cierto hará palidecer al registrado últimamente en Indonesia.

Ello sin duda daría lugar a la formación de un cráter en las profundidades submarinas, ciertamente de varios kilómetros de extensión.

Y ante afirmaciones tan tajantes, obviamente sería oportuno desarrollar una estrategia viable, para desviar la ruta que sigue el temido cuerpo.


La potencial amenaza, latente cual “espada de Damocles”, deriva de la combinación de su tamaño y masa, con su inmensa energía cinética.

De todos modos, reitero lo antes expresado: "Ante este fenómeno, en lo personal sugiero prudencia, considerando que el progreso tecnológico, de aquí a veinte años, posiblemente permitirá lidiar con cualquier asteroide o con cualquier otro objeto que represente una amenaza cierta para nuestro planeta o para la vida que nuestro mundo alberga".


ARTÍCULOS SOBRE TÓPICOS SIMILARES

Entre las notas de la presente bitácora digital que se vinculan con reales colisiones o eventuales colisiones de la Tierra con otros cuerpos, se destacan los escritos que se enumeran seguidamente.

(A) Polémica entre especialistas: Encendida defensa a favor de la “Estrella de la Muerte”
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/03/encendida-defensa-favor-de-la-estrella.html
Fecha de publicación: Martes 9 marzo 2010

(B) Alerta sobre los fenómenos con origen en el espacio exterior: Cráteres meteóricos
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/03/alerta-de-los-peligro-con-origen-en-el.html
Fecha de publicación: Jueves 18 marzo 2010

(C) Alerta al espacio exterior: ¿Chocará el enigmático Apophis con la Tierra?
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/03/chocara-el-enigmatico-apophis-con-la.html
Fecha de publicación: Sábado 20 marzo 2010

(D) Materias pétreas de origen cósmico: Las tektitas australianas
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/04/materias-petreas-de-origen-cosmico-las.html
Fecha de publicación: Jueves 15 abril 2010

(E) Las grandes catástrofes del planeta Tierra: El cráter de Chicxulub, una antigua herida cuya cicatriz aún es visible
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/las-grandes-catastrofes-del-universo.html
Fecha de publicación: Viernes 7 mayo 2010

(F) Una pareja muy despareja pero muy bien avenida: La Tierra y la Luna
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/una-pareja-muy-despareja-pero-bien.html
Fecha de publicación: Sábado 8 mayo 2010

(G) Sorprendentes e impactantes encuentros en el cosmos: Estos eventos por cierto son poco frecuentes, pero ocurren
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/encuentros-en-el-cosmos-estos-eventos.html
Fecha de publicación: Domingo 9 mayo 2010

(H) Señales del pasado: Vestigios de mundos destruidos
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/07/senales-del-pasado-vestigios-de-mundos.html
Fecha de publicación: Jueves 8 julio 2010

(I) Los cráteres meteóricos ubicados en nuestro planeta, nos recuerdan que hay peligros que pueden venir del cielo: Atención, nos bombardean
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/07/los-crateres-antiguos-encontrados-en.html
Fecha de publicación: Martes 13 julio 2010

(J) El fin del mundo podría estar muy cerca, si no reaccionamos a tiempo: El asteroide 1997 XF11 sigue su curso amenazante, y no debemos perderlo de vista
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/07/asteroide-1997-xf11-fin-mundo-2028.html
Fecha de publicación: Sábado 17 julio 2010

(K) Nuestro mundo está en peligro: Amenaza cósmica a la Tierra
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/07/amenaza-cosmica-la-tierra.html
Fecha de publicación: Miércoles 21 julio 2010

(L) Inquietantes asteroides cercanos al planeta Tierra podrían impactarla en cualquier momento: Es necesario establecer planes de contingencia
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/07/inquietantes-asteroides-cercanos-tierra.html
Fecha de publicación: Viernes 23 julio 2010


VÍDEOS RECOMENDADOS SOBRE TÓPICOS RELACIONADOS O AFINES

1 - Cometa pasará cerca de nuestro mundo: Apophis amenaza


2 - Amenaza del espacio: Fin del mundo en el 2012, invasión extraterrestre 1/4


3 - Amenaza del espacio: Fin del mundo en el 2012, el peligro de los meteoritos 2/4


4 - Amenaza del espacio: Fin del mundo en el 2012, el hombre contra el planeta 3/4


5 - Amenaza del espacio: Fin del mundo en el 2012, autoexterminio, el enemigo más grande de nuestra especie es el hombre mismo 4/4


6 - Profecías Mayas: Fin del mundo para el año 2012







CULTUREMAS PARA EL SIGLO XXI, HIPERTEXTOS EDUCATIVOS, SAPIENCIARIO DE DIGIMUNDO

Nota: Para visualizar el presente artículo en la pantalla con una bastante mejor calidad y a mayor velocidad, se sugiere utilizar el navegador Google Chrome. Y si hay problemas de virus informáticos en el computador, se sugiere instalar y utilizar Avast! Antivirus.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada