domingo, 14 de marzo de 2010

Energía y sociedad, energía y futuro: El imperialismo del petróleo


El tema del petróleo obviamente tiene que retener nuestra atención, puesto que es hoy por hoy la principal fuente de energía a nivel del mundo entero.

Grandes trusts y consorcios financieros dominan casi la mitad de la producción mundial del llamado “oro negro”, y los capitales de estos emprendimientos son principalmente de origen estadounidenses y británico.

Entre los más poderosos, pueden citarse a ExxonMobil, Socony Mobil Oil, la muy conocida Texaco Petroleum Company, y la Standard Oil de California.

Otro grandioso consorcio es la British Petroleum Company, que era anglo-irania en los tiempos de la occidentalización de Irán con el Sha de Persia Mohammad Reza Phalevi, situación que cambió luego de la llegada del Ayatollah Khomeini a Irán.

Otro de los grandes ciertamente es la Royal Dutch Shell, de capitales anglo-holandeses.

Precisamente la Shell tiene una flota de buques cisternas de once millones de toneladas, y una red de oleoductos de cincuenta y un mil kilómetros de longitud, manejando una producción anual de más de ciento sesenta mil millones de toneladas de crudo.

Por su lado, Rusia, los países de la Europa Oriental, Japón, Italia, Alemania, y Francia, tratan de quebrar esta hegemonía, promoviendo inspecciones geológicas mediante generosos préstamos, explotando nuevos y promisorios yacimientos, o a veces incluso vendiendo a bajo precio sus productos en el mercado internacional.

La petroquímica es la ciencia que trata de la transformación del petróleo, en cientos de compuestos que antes se obtenían a partir del alquitrán y otras muchas fuentes.

Desde un punto de vista económico, la petroquímica podría definirse como la ciencia que eleva el relativamente bajo costo del crudo del petróleo, hasta convertirlo en costosos productos químicos. Entre otros citamos, benceno, tolueno, naftaleno, xileno (que antes se obtenía a partir del carbón), etcétera.

Más de un tercio de las substancias petroquímicas se convierten en una variada gama de plásticos y de agentes plastificantes, nylon, fibras sintéticas, plaguicidas, insecticidas, ciertas pinturas, explosivos, detergentes, goma sintética, drogas, resinas, y hasta fertilizantes, todos estos productos son derivados del petróleo.

Las reservas de petróleo son abundantes, pero dado el actual ritmo de explotación, se estima que en unos treinta o cuarenta años las existencias de este producto quedarían prácticamente agotadas.


El cotizado “oro negro” se extrajo por primera vez en Rumania en el año 1857, en Ploesti o Ploiesti o Ploieşti, en el bajo Danubio. Dos años después ya se lo explotaba en Pensilvania (EEUU), y pronto los terrenos de California, Texas, Luisiana, y Oklahoma, se sembraron de torres petrolíferas.

El petróleo está localizado en terrenos sedimentarios que fueron plegados (por ejemplo, todos los yacimientos argentinos de petróleo provienen de la Era Secundaria). Esta sustancia también se encuentra en áreas marginales de los relieves montañosos de la Era Terciaria.

Gran parte del petróleo americano, proviene de las adyacencias de las Montañas Rocosas en Norteamérica, o de la cadena andina en Sudamérica.


En el Cercano Oriente, los plegamientos de los montes de Armenia, el Cáucaso, y la Meseta del Irán, son de enorme relevancia.

En Birmania, en Malasia, y en Indonesia, el petróleo se vincula con las cordilleras sumergidas, que forman islas y penínsulas en las que se asientan estos países.


Ya en 1965, la producción mundial era de 1.505 millones de toneladas al año. Y en las décadas siguientes se fue incrementando el consumo, con la incorporación al mercado de los países emergentes, especialmente India y China.

En nuestros días, la producción llega a cifras siderales, para así intentar satisfacer las necesidades de una creciente demanda.

Según las regiones, la producción mayor del “oro negro” corresponde al Oriente Medio.

Prospecciones geológicas algo más recientes han detectado nuevos y enormes yacimientos tanto en Alaska, como en las regiones del Asia Central, y también en ciertas zonas de la plataforma continental.

Los principales países exportadores de petróleo son por lo general países subdesarrollados, con excepción de Rusia. Entre ellos figuran Arabia, Irán, Irak, Kuwait, así como en América, Venezuela, México, y Ecuador. Por su parte en África, son grandes productores tanto Nigeria como Argelia y Libia.


VIDEOS SOBRE TÓPICOS RELACIONADOS QUE SE RECOMIENDAN

1 - ¿Cómo se extrae el petróleo?


2 - Fin del petróleo


3 - Petróleo, el fin de una era (Parte 1)


4 - Petróleo, el fin de una era (Parte 2)


5 - Petróleo, el fin de una era (Parte 3)


6 - Petróleo, el fin de una era (Parte 4)


7 - Petróleo, el fin de una era (Parte 5)


8 - Petróleo, el fin de una era (Parte 6)


9 - Petróleo: Pronóstico pesimista para los años venideros





CULTUREMAS PARA EL SIGLO XXI, HIPERTEXTOS EDUCATIVOS, SAPIENCIARIO DE DIGIMUNDO

Nota: Para visualizar el presente artículo en la pantalla con una mejor calidad y a mayor velocidad, se sugiere utilizar el navegador Google Chrome. Y si hay problemas de virus informáticos en el computador, se sugiere instalar y utilizar Avast! Antivirus.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada