viernes, 19 de marzo de 2010

Ciencias místicas y mistéricas: Profundizando los conceptos de color y vida

IDEAS GENERALES

Es muy difícil hablar de colores, sin repetir palabras ya dichas por otras personas, no obstante deseo referirme a ellos y a su importancia... Pero en esta oportunidad me referiré solamente a los colores primordiales y al verde.

Para definir claramente el tema diré que los mismos (junto a otros elementos) dan vida y salud a toda la naturaleza universal, ”y en ese camino voy”...

El color es una maravilla de la naturaleza, sin ellos no podríamos vivir, pues es muy probable que enfermaríamos de tristeza. No hay nada más hermoso que pasear por un prado, bosque, o jardín florido. ¡Y que bello es poder decir después de una gran lluvia: “Qué lindo se ve el arco iris”!

Los siete colores del arco iris son: violeta, azul turquí (añil), azul, verde, amarillo, naranja, y rojo.

Estos colores también los podemos reproducir con un prisma triangular de cristal, cuando así descomponemos la luz blanca, o sea luz que proviene del Sol.

Los colores primarios son: rojo, azul, y amarillo, y estos tres colores en distintas proporciones permiten la obtención de todos los otros colores.

El color verde por cierto es uno de los más importantes, pues es el que predomina en la naturaleza y en especial en la vegetación. El color verde facilita el correcto funcionamiento del planeta. Se lo encuentra en hojas, en árboles, en flores, incluso en piedras.


Hay colores que se corresponden con la salud del ser humano y con su equilibrio general. No existen elementos o situaciones sin su correspondiente color.

El hombre transita por el mundo equipado de colores, y la falta de alguno de ellos o el exceso de otros, promueven desequilibrios físicos y mentales que pueden generar enfermedades.

Para ir poniendo las cosas en sus lugares, para ir exponiendo con más claridad, paso a definir como están ubicados los colores en el cuerpo humano.

Para comenzar, como primer elemento de la gama del rojo tenemos al “corazón”... Víscera torácica y muscular, y órgano principal para la circulación de la sangre que también es roja.

El color azul lo podemos encontrar en nuestras arterias y en todo nuestro sistema venoso, por el cual circula nuestro elemento vital: "la sangre".


Y por cierto tendríamos mucho más que decir.

Referirse al color amarillo también es importante, La gama de matices de este color se encuentra en distintas partes de nuestro cuerpo, como ser el interior del intestino, en la capa interna de nuestra piel, en nuestras eliminaciones naturales, en ciertas impurezas que indirectamente ayudan a purificar el organismo.

El color verde es fundamental en nuestro medio ambiente, pues tiene la función de despejar nuestra mente, dando cierta alegría y descanso en la vida diaria. Por supuesto lo relativo al color verde merece ser ampliado, por ser uno de los más complejos y con más variantes.

El agua limpia a nuestros cuerpos por fuera y por dentro, y ciertamente también es curativa y fundamental para la vida.


El color rojo fortalece y da energía a un cuerpo débil, y también en muchos casos quita el pesimismo.

El color azul fortalece la voluntad y la espiritualidad, y es un modo de superarse como ser humano.

El amarillo tiene la cualidad de purificar y dar salud a nuestros cuerpos. El amarillo es el color de la salud.

Y por su parte, reiteramos, el color verde es la maravilla del universo.


Con toda evidencia la primavera promueve la felicidad, y ello es así por la paleta de colores que nos aporta esta estación del año.

Propongo al lector hacer el siguiente experimento.

Primero se toma una botella de color rojo (se puede pintar por fuera una, en caso de no tenerla). Luego se llena la misma de agua limpia, y se la exhibe al Sol algunas horas. Posteriormente se introduce la botella en una heladera, y se va tomando su contenido poco a poco.

Se repite luego este mismo experimento, pero utilizando ahora botellas de otros colores. Y a estos efectos se podrán utilizar botellas disponibles o botellas previamente pintadas.

Obviamente el agua utilizada en cada uno de estos experimentos debe ser lo más pura posible.

Esta terapia es llamada "Cromopatía" o "Cromoterapia".


Por cierto algo que también tiene su importancia y que está vinculado con los colores, se vincula con nuestra vestimenta.

La persona que continuadamente se viste con colores oscuros, con frecuencia tiene tendencia a la depresión.

Y la persona que al vestirse combina diversos y vivos colores, puede presentar cierta tendencia a algún tipo de desequilibrio mental o emocional.

En lo posible y si ello hace sentir a la persona más cómoda, conviene vestirse con colores sobrios, claros, discretos. El negro en la vestimenta puede utilizarse, pero siempre que no sea predominante (cuidado con la ropa negra).


Y en la propia casa también es recomendable tener predominancia de los colores recién recomendados, logrando la variedad deseada a través de almohadones, colchas, cortinas, pintura de las paredes, etcétera. Se recomienda especialmente que los techos sean de colores claros.

Las piedras de colores, esas que llamamos piedras preciosas, y también las piedras a las que no atribuímos un valor especial, si son convenientemente seleccionadas, también pueden aportarnos salud y felicidad. Las piedras llamativas, las piedras volcánicas, las llamadas piedras semipreciosas, pueden llegar a alegrarnos la vista y el alma.

También es importante lograr en nuestro hogar una buena distribución de colores.

Los colores beneficiosos no deberían faltar en ningún ambiente de la casa, y a estos efectos no vale la pena complicarse. Muy buenos resultados se obtienen con almohadones, con ceniceros decorativos, e incluso con simples pañuelos ubicados con cierta informalidad. Estos pequeños detalles, junto a una buena limpieza de la casa y a un orden planificado, ayudan a mejorar la salud, los pensamientos, los sentimientos (colores, salud, y buenos estados de ánimo, siempre van juntos).

Para comunicarse con el autor, utilizar la siguiente dirección de correo electrónico: leyesuniversales@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada