martes, 20 de julio de 2010

Las ciencias místicas y las leyes universales: El espíritu de las Hadas, Parte II


ORIENTACIÓN


Los niveles de conciencia en la vida observada en la naturaleza, siempre obedecen a los designios misteriosos de las “Leyes del Universo” ("leyes místicas universales"), escapándose así al control de nosotros, pobres humanos mortales.

Dentro del “Mundo Pequeño” se definen varios reinos, según se detalla: (1) Espíritus del Fuego (Salamandras); (2) Espíritus de la Tierra (Gnomos); (3) Espíritus del Aire (Silfos); (4) Espíritus de las Aguas (Ondinas).


ESPÍRITUS DE LAS SIRENAS


Las sirenas son seres fabulosos del mundo de los elementos. Todas hermosas y misteriosas, pueden aparecer y desaparecer sorpresivamente del mar, rocas, y ríos; sus cuerpos son de maravilla, ”mitad mujer y mitad pez”, midiendo comúnmente un metro y medio de altura, algunas más pequeñas, y también las hay diminutas. Emitiendo ellas dulces sonidos melodiosos, como cánticos embriagadores para el hombre que bien podríamos catalogar de ”lujuriosos”.

Las sirenas se encuentran en pequeñas islas o en costas rocosas, junto al mar y en distintos lugares de la tierra, pero sus espacios naturales se están empequeñeciendo por la gran urbanización del planeta, y por nuestra agresividad a todo lo que no entendemos.


De estas ninfas de mar, ríos, y lagos, se cuentan historias muy ambivalentes como antiguas, pero siempre las mismas sitúan a la sirena junto al hombre al que suelen amar y atraer, así logrando también ser amadas, y en muchas oportunidades también formando verdaderas familias. Las sirenas y las hadas se nutren de las mismas energías; unas de agua, y otras de fuego, tierra, y aire.

Se cuenta que en tiempos muy lejanos, una nave posiblemente de origen celta, se perdió en el mar del poniente, zozobrando la misma; solamente unos pocos hombres pudieron afrontar con vida al actual Mar Mediterráneo.


Los sobrevivientes del desastre naviero, después de días y noches flotando sobre frágiles maderos, pisaron tierras en lugares de misterio, de peligro, y de placeres.

En esas circunstancias encontraron extrañas pero muy bellas mujeres, las que tenían los miembros inferiores con forma de pez. Rostros hermosos, ojos soñadores, y formas lujuriosas, con sus cabelleras largas y ligeramente onduladas, coronadas con verdes algas marinas sobre sus redondas cabecillas, y teniendo en sus cuellos, brazos, y cintura, largas trenzas de fibras y flores desconocidas para aquellos rudos navegantes, siempre dispuestos a todo tipo de aventuras, romances, guerras, y conquistas.


Aquellos lugares constituían paraísos en islas, con costas brumosas, y con ríos y lagos montañosos.

La situación fue perfectamente aceptada por aquellos fuertes hombres de mares, bosques, y praderas. ¡Los Dioses lo habían decidido! Y ellos aceptaban lo desconocido, aceptaban tal vez arriesgar sus vidas, con algo de temor y con mucha fe. “Quizás habían plantando el muérdago sagrado”.


EL MUNDO DE LAS SIRENAS


El muérdago, sagrado para los antiguos druidas, se prendió a la tierra con raíces como garras, y todos aquellos hombres perdidos en el mar, ya tenían un nuevo hogar para vivir entre “poniente y levante”. En la actualidad, hadas y sirenas ocasionalmente se pueden encontrar en costas e islas en el Mar Mediterráneo, en el Mar Tirreno, en el Mar Jónico, en el Mar Adriático y en todas las costas de Grecia y de sus islas, incluyendo también a Creta y a Rodas y hasta Chipre. Hadas y sirenas de los cuatro elementos, poblaban y pueblan estos lugares.


LAS HADAS DEL MAR


Son espíritus similares y fáciles de confundir con las sirenas. Nos referimos a las Náyades, a las Nereidas, y a las Ondinas.

Ninfas de ríos y lagos, bellas doncellas vestidas con algas marinas y flores silvestres, igualmente interesadas en ver y dejarse ver por los hombres para conquistarlos y a veces para burlarse de los mismos. No obstante algunas hadas del mar suelen convivir en pareja con los hombres comunes, en lugares montañosos cerca de lagos o ríos. Y las mismas gustan de jugar y cantar con sus bellos y dulces sonidos, al igual que las verdaderas y autenticas sirenas.


LOS ELFOS Y LOS HOMBRES DE MAR


Las energías de la naturaleza (como los espíritus de la misma), son agentes de todas las historias extrañas de hadas y sirenas, tan comunes en Gea, la Tierra.

Los elfos son la versión masculina de las sirenas, quienes en oportunidades conviven como parejas, manteniendo el misterio y la continuidad de estos simpáticos personajes. No obstante, debe decirse que los mismos pueden ser algo peligrosos para los hombres.


En oportunidades, suelen colaborar con el mar para que hunda alguna embarcación, y así poder tomar algo de la misma para sí.

El muérdago creció y fue honrado por los hombres, que lo depositaron en las nuevas tierras; igualmente crecieron los amores de los mismos, junto a las sirenas y las hadas de agua. Aquellos romances también dieron sus frutos, y aquellos frutos nacidos como por encanto, son los “Hombres de mar y ríos”, que al igual que sus padres, gustaban de correr aventuras, que al igual que sus madres, nadaban en mares y ríos.

Los “Hombres de mar y ríos” podían vivir en tierra, pero siempre elegían estar cerca del agua. Su piel no tenía poros, y por tanto era menester tenerla siempre húmeda, y fuera del agua, debían mojar su piel en forma continuada.


Estos seres debían vivir entre los elementos tierra y agua, y el color primitivo de su piel fue perlado, pero con el pasar del tiempo, fue paulatinamente girando hacia el rosado, debido a la acción de los rayos solares.


CONCLUSIÓN


El destino de estos hombres y mujeres a los que nos estamos refiriendo, es siempre vivir cerca de los ríos, lagos, o mares, no pudiendo alejarse nunca del agua por mucho tiempo.


¿Y todos estos seres, verdaderamente existen o son mitos?

¡OH SI!… Ellos existen.


La mitología griega, cuenta de las sirenas de dulces y melancólicas canciones, que el héroe griego Odiseo, pudo vencerlas gracias a Circe, la hechicera.


Y en la leyenda de los argonautas, es Orfeo, el héroe, que ha bordo de la nave Argo, pudo cantar más dulcemente que las propias sirenas y así anularlas.


¿Que hay detrás de estas historias?

Queridos lectores: Averígüenlo por ustedes mismos.

Para comunicarse con el autor, utilizar la siguiente dirección de correo electrónico: leyesuniversales@hotmail.com


VIDEOS QUE SE RECOMIENDA CONSULTAR

1 - Victor Cerro: ¿Existen las Hadas? (A-1)


2 - Victor Cerro: ¿Existen las Hadas? (B-2)


3 - El mundo de las Hadas: Elfos, Ninfas, Gnomos, Sirenas, su mundo es Mi Mundo, su energía es Mi Energía
Video De Hadas

Ninfa | Video de MySpace


4 - Bibidi Babidi Bu: Hada Madrina y Cenicienta


5 - Amor y Hadas: Documento dedicado a personas muy sensibles

Videos tu.tv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada