viernes, 3 de julio de 2015

Galería de monstruos del antiguo mar : el Dinichthys y el Dunkleosteus. Completo informe sobre los peces acorazados y sus hábitos caníbales. // Numerosas láminas ilustran esta fascinante temática

Más temibles que cualquier criatura que el cine pudiera inventar, los monstruos acuáticos rondaban las profundudades en tiempos de los dinosaurios, y ahora lo hacen en nuestra imaginación : el Dinichthys

El Dinictis  era un  "terrible pez"  de la familia de los  Placodermos,  los primeros peces verdaderos. Formaron parte de la gran expansión de peces, que poblaron los mares del mundo hace 400 millones de años, mucho antes de la aparición del primer Dinosaurio.

Tenía el cuerpo cubierto con armadura, con grandes escamas  y placas óseas en la cabeza.

Con sus mortíferos dientes de bordes filosos como vidrios rotos, era un asesino implacable.

Se desarrolló en los mares de Australia, Europa y América, en el período Devónico. Vivió desde hace 400 a 350 millones de años atrás.

Algunos autores dan al Dinichthys como sinónimo de Dunkleosteus.


Era un pez de plateada armadura, de 10 metros de largo. Sin embargo, muchos paleoartistas, lo representan protegido con una brillante coraza de color dorado o incluso azulado (variando en función de las indicaciones científicas recibidas).

Este  monstruoso pez,  uno de los más extraños especímenes de la vida antigua, llegaba a pesar unas cuatro  toneladas.

Abría con extrema rapidez sus fauces, para engullir a sus presas, presentando una de las mordeduras más potentes conocidas hasta hoy.

Con tan formidable armamento, no tenía nada que temer:  peces, grandes tiburones y un nutrido número de organismos marinos, constituían un excelente bocado para satisfacer su insaciable apetito.

Un saludo para todos, y que tengan una muy agradable jornada, les desea Brunetto desde Uruguay.

Galería de imágenes



El "casco blindado" de los mayores restos fosilizados del Dunkleosteus,  constituye una pesadilla. Las óseas placas del cráneo, se prolongaban en afilados "colmillos" ubicados en la parte delantera de su boca.

Estas temibles "cuchillas dentadas", se acercaban  continuamente para rasparse y afilarse, toda vez que el monstruo abría y cerraba sus poderosas mandíbulas. 

Estas terroríficas criaturas marinas, eran "caníbales" como lo prueban las marcas de mordeduras en fósiles de otros ejemplares de su misma especie.

Estos combates intraespecíficos serían resultado de la competencia por los alimentos.  El gran pez lucharía contra otro por el control de los recursos alimentarios.


Desarrollarse en aquellos ambientes de fines del Silúrico y comienzos del Devónico, pletóricos de tiburones, no haría nada fácil la vida de estos "leviatanes blindados".

Si algún joven ejemplar, lograba mantener su vida hasta la etapa adulta, sus potentes mandíbulas lo convertían en uno de los más temibles asesinos que jamás se hayan visto, y nada en los mares de aquellos tiempos, podría competir con eso, a excepción de otro Dunkleosteus todavía más grande.

Sus primeros vestigios, surgieron a orillas de un lago de Ohio en 1867 y fueron descritos  en 1873 por Newberry, que los designó como "Dinichthys terrelli".

Se han encontrado posteriormente restos de este gran pez, en lugares muy distantes como Estados Unidos, Marruecos y Polonia.


Su mordida era prácticamente letal, con una potencia sólo comparable a la de los más grandes cocodrilos. 

Su boca, carente de dientes, contaba con placas óseas muy filosas en el borde, que le permitía cercenar a sus presas y romper huesos con gran facilidad. 

La parte corporal no cubierta por coraza, escudetes y placas óseas, estaba formada por material cartilaginoso, siendo la forma de su estructura corporal y aletas, similar a la de los escualos.

Estudios realizados por expertos, sugieren que este vertebrado acuático al que se le ha comparado con un submarino acorazado,habría tenido en vida, una coloración rojiza y la parte ventral de color claro, aunque esto no se ha visto reflejado en las reconstrucciones artísticas.

Sin duda estaba en la cima de la cadena alimenticia en los mares de aquellas remotas edades.



El Dunkleosteus fue un extraordinario depredador  marino del Paleozoico, que con más de 6 metros de longitud corporal, pesaba más de 1 tonelada. 

Vivió durante el período Devónico y sus restos se han hallado en Bélgica y Polonia, Marruecos y Estados Unidos, particularmente en Pensilvania, California, Tennessee, Ohio y otros sitios de riqueza fosilífera.

Su mordedura era extremadamente poderosa, (sin duda la más mortífera de todos los peces), tal vez comparaba a la de los grandes cocodrilos y a la del Tiranosauro Rey.

Frecuentaba las zonas costeras donde despedazaba sin piedad a tiburones y moluscos, peces y cefalópodos, artrópodos y acantodios. 

Su cabeza acorazada y sus terribles mandíbulas, provistas de cuchillas dentales (constituidas de hueso) lo ubicaban en la cúspide de la cadena trófica en la denominada Era de los Peces (hace 380 a 360 millones de años).

Su cuerpo era escamoso y el cráneo medía 1,30 metros de largo, mientras que las placas de su armadura  eran de unos 5 centímetros de grosor.

Huesos semidigeridos y poco masticados de otros peces,encontrados junto a restos del Dunkleosteus, prueban que en lugar de digerir estos huesos, normalmente los vomitaba.


Esta espectacular criatura, de tendencias caníbales, sembraba el pánico en todos los mares devónicos, dado que como vimos, era un depredador muy feroz y agresivo.

Entre los animales marinos extintos de la era Primaria o Paleozoica, destaca el "DUNKLEOSTEUS  TERRELLI", un gigantesco Placodermo del cual sólo se ha reconstruido  la parte frontal de su cuerpo.
El resto se infiere a partir de parientes cercanos convenientemente preservados.

Las más recientes reconstrucciones, lo han presentado como parecido, en cierto modo, a un tiburón maligno. 
Efectivamente, el terrible pez pudo muy bien contar con una "cola tiburonesca", provista de dos lóbulos, siendo mayor el superior (heterocerca).

Entre los Dunkleosteus pudo haber distintas variedades. Unos pudieron ser "recogedores de basura" mientras que otros fueron feroces depredadores.

La forma sugiere sus hábitos, e hipotéticamente pudo haber sido mientras vivió, un depredador pelágico. 

Aquí se presenta el nuevo modelo de la parte trasera ( en escala de grises ) ideado por Hugo Salais.  

En color, aparece el modelo tradicional, concebido por Satoshi Kawasaki.


Agradecimiento y cierre:

Agradezco sinceramente la invaluable y dedicada colaboración de los ingenieros Juan Carlos ANSELMI ELISSALDE y Aulo Fernando GARCÍA TEXEIRA, por el aporte de las ilustraciones que engalanan este artículo.

Como los consecuentes lectores apreciarán, se procura brindar en esta serie, un panorama claro, completo, y entendible, acerca de los fantásticos seres que precedieron a la humanidad en el dominio del planeta.

Esperando que tanto el texto como las ilustraciones hayan resultado de interés y utilidad, y contando anticipadamente con la benevolencia de los amables cibernautas, Brunetto se despide de los mismos con un fuerte abrazo, prometiendo continuar con estas apasionantes cuestiones en próximas entregas.

Lista de enlaces a artículos del presente weblog que desarrollan temáticas afines, y cuya lectura se recomienda

(257) Viernes 3 de julio de 2015
Galería de monstruos del antiguo mar, primer ejemplar : el Thalassomedón

(258) Viernes 3 de julio de 2015
Galería de monstruos del antiguo mar, segundo ejemplar : el Shonisaurio Sikanniensis

(259) Viernes 3 de julio de 2015
Galería de monstruos del antiguo mar, tercer ejemplar : el Kronosaurus

(260) Viernes 3 de julio de 2015
Galería de monstruos del antiguo mar, cuarto y quinto ejemplar :  el Plesiosaurus y el Tilosaurio

(261) Viernes 3 de julio de 2015
Galería de monstruos del antiguo mar, sexto ejemplar : el Dinichthys

No hay comentarios:

Publicar un comentario