viernes, 28 de marzo de 2014

Plutón destronado como planeta: Correcta recatalogación para algunos, y muy injusta medida para otros


Controversia entre astrónomos en relación a la definición de planeta: Avance para unos, nostalgia por el retroceso para otros


Los planetas del Sistema Solar actualmente reconocidos son ocho. Véase la imagen arriba, donde a escala se representa al Sol y a los principales cuerpos que giran en torno a él. Ceres es un asteroide considerado hoy día como planeta enano. Plutón junto con Haumea, Makemake, y Eris, actualmente son considerados planetas enanos.

Son muchos los astrónomos que extrañan al descalificado Plutón. Calculada su existencia por Percival Lowell en 1915, y también por el Profesor William Henry Pickering, fue finalmente descubierto fotográficamente por Clyde William Tombaugh el 18 de febrero de 1930.

Y resultó rápidamente asimilado al Sistema Planetario  como el noveno componente.

Su órbita, tan inclinada con respecto al plano de la eclíptica (unos 17 grados), entrecruza la de Neptuno.

Y esto, sumado a que su superficie reflejaba muy poco la luz solar, le hizo asumir caracteres enigmáticos.

Un grupo de astrónomos, coincidentes todos en las peculiares anomalías de tal astro, lo hizo retirar de la categoría "planeta", para convertirlo en una roca helada de segundo orden.

Lo rebautizaron como "planeta enano", creando así una nueva categoría de astros planetarios, donde incluyeron a Ceres, el primero de los asteroides (descubierto por el Padre José Piazzi en la primera noche del siglo XIX, el 1 de enero de 1801), y que en principio fuera asimismo considerado como planeta.


En la categoría de "planetas enanos" figuran extraños cuerpos como  Sedna,  Eris, y otros astros transplutonianos, integrantes del denominado "Cinturón de Kuiper".


Relegado como una masa helada y rocosa, Plutón es extrañado por muchos astrónomos. Aunque ciertamente se trata de una ausencia simbólica, ya que el astro está allí, vagando como antes por los considerados "clásicos confines" del Sistema Planetario.

Los investigadores más experimentados lo extrañan. Sienten que se ha decapitado al benjamín de este grupo.

La lista de planetas está ahora conformada por Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno. Son solamente ocho astros y no nueve como antes.

Luego de ser defenestrado ante las cámaras de televisión y medios de difusión escandalosos, ahora el "subplaneta" es espiado en forma vergonzosa por sus detractores, ya que últimamente han sido ubicadas en su zona de influencia, varias lunas o satélites naturales.


A Caronte (el barquero que según los mitógrafos conducía las almas al Hades, o sea el inframundo cuyo dios era el pálido Plutón), satélite descubierto en 1978, se han sumado dos nuevas lunas, Nix (la Noche) e Hidra (el monstruo mitológico de nueve cabezas que enfrentara a Hércules -en griego Heracles- en sus famosos "doce trabajos").



Y sin duda, más cuerpos de reducidas dimensiones, así como grandes rocas, deben ser tributarios del enigmático Plutón.

El 24 de agosto de 2006, en la reunión mantenida en Praga, la Unión Astronómica Internacional, resolvió, después de polémicos debates, retocar el concepto de "planeta". Para que un astro pueda ser considerado como tal, de ahora en más debe reunir tres requisitos:

* Primeramente, debe gravitar libremente en torno al Sol (cosa que Plutón cumple) ;

* En segundo término, debe tener una masa (cantidad de materia) suficiente como para que la fuerza de la gravedad, permita comprimirlo en una forma aproximadamente esférica (cosa que también cumple Plutón) ;

* Pero agregaron un tercer punto, con lo que desbancaron a Plutón de su trono planetario. Para ser considerado Planeta, ahora también se exige que el cuerpo debe haber "limpiado" la zona donde gravita. En otras palabras, debe dominar netamente en la región donde circula en torno al Sol.

Y resulta que Caronte, satélite que permitió conocer la masa de Plutón, es lo suficientemente masivo como para que ambos cuerpos graviten alrededor de un "baricentro", o sea un centro común de gravedad. Y entonces, por no cumplir el tercer requisito, Plutón fue recatalogado como "Planeta Enano".


Pensar que estos "observadores del cielo" se rasgan las vestiduras hablando del canibalismo galáctico...

Pero dejando de lado las especulaciones, personalmente estimo que Plutón, tal como lo conocimos, sobrevivirá manteniendo su importancia.

Gracias a otros astrónomos que han reaccionado contra este cercenamiento, como también a expertos versados en mecánica celeste, el astro continúa siendo tenido en cuenta.


Cuando el conocimiento humano se expanda, y se reconsidere el asunto con mente abierta, Plutón, el satélite Caronte, y los demás cuerpos integrantes del Sistema Plutón, recuperarán el lugar que verdaderamente les corresponde.

Por ahora, los planetas son ocho. Es poco decir, si se les compara con los más de mil, que han sido descubiertos orbitando alrededor de otros lejanos soles.

En el Cosmos hay un sillón vacante en nuestro sistema solar. Pero personalmente estimo, que no será por mucho tiempo.


Galería de imágenes

Instantánea del Prof. Carlos Brunetto junto a un grupo de alumnos, en la biblioteca del
Ateneo de Montevideo (año 2013)

Representación artística (fuera de escala) de algunos planetas del sistema solar
En primer plano, la Tierra y su Luna

Representación artística de Plutón y Caronte

Dos categorías de planetas

Representación de algunos objetos transneptunianos (a escala)

Galería de descubridores

James Walter Christy, descubridor de Caronte en 1978

James Christy (izquierda) y Robert Harrington en 1978

Clyde William Tombaugh, descubridor de Plutón en 1930


Percival Lowell, astrónomo que incansablemente buscó un hipotético planeta más allá de la órbita de Neptuno


Giuseppe Piazzi, quien en 1801 localizó a Ceres, que gravita alrededor del Sol entre Marte y Júpiter


William Henry Pickering, otro astrónomo estadounidense que mucho se interesó en los objetos transneptunianos


Lecturas recomendadas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada