sábado, 15 de marzo de 2014

Las reiteradas crisis financieras y bancarias no son consecuencia del sistema capitalista sino del uso de dinero anónimo: El caso David Spargo

Un parte de prensa que vale la pena leer con detención

MALLORCA (Reuters), sábado 17 de diciembre de 2011

Está buscado por desacato a un tribunal de Arizona. Está bajo investigación de la policía italiana por su relación con un escándalo internacional de bonos recogido por Reuters en agosto y que asciende al menos a 500 millones de dólares. Y está considerado clave en uno de los primeros procesos penales tras el colapso de la economía de Islandia.

Pero la semana pasada podía encontrarse a David Spargo en una zona vacacional de la isla de Mallorca. Es habitual del bar de cócteles La Batucada, donde puede vérsele bebiendo cualquier cosa, desde un cóctel a una cerveza o un whisky. Los residentes locales dicen que también le gusta jugar al golf en el circuito de Alcanada, con vistas al Mediterráneo, donde un recorrido cuesta 95 euros.

Desde que llegó a Mallorca a principios del año 2011, ha intentado incluso emitir más bonos, dijo una fuente a Reuters.

El caso de David Spargo muestra lo difícil que es para los reguladores y los organismos que hacen cumplir la ley, rastrear y castigar a supuestos delincuentes financieros más allá de las fronteras. Redes de 'shell companies' - firmas sólo en papel con pocas operaciones reales - hacen incluso más difícil identificar a los sospechosos. Incluso aunque los reguladores puedan identificarlos, a menudo es difícil llevarlos ante la justicia.

Spargo puede ser del interés de las autoridades de al menos cuatro jurisdicciones en todo el mundo, pero la policía y los responsables de la Guardia Civil en Mallorca dijeron que no estaban al tanto de una investigación por fraude.

El estadounidense de 44 años está buscado por los Marshals de Estados Unidos por no pagar 5,5 millones de dólares a inversores en Texas y Virginia que habían comprado bonos emitidos por su compañía. Pero dado que los cargos contra él son civiles, Estados Unidos no puede extraditarle, y la embajada de EEUU en Madrid dice que no está al tanto de la presencia de Spargo en España.

Islandia y Reino Unido (cuyo máximo regulador de servicios financieros calificó los 500 millones de dólares de bonos que Spargo emitió en 2008 como "un instrumento fraudulento") no han intentado extraditarle.

Un fiscal en Italia no quiso decir si las autoridades habían intentado extraditar a alguien en relación con el caso.

"Probablemente haya cientos de supuestos delincuentes de este tipo que se han trasladado a otros países y ahora viven de las rentas de sus supuestos delitos", dice Andrew Gordon, socio de servicios de delitos especiales en la firma PricewaterhouseCoopers (PwC).

La policía de la City de Londres dicen que hay cada vez más y más delincuentes que están intentando ocultar sus operaciones en distintos países, usando miles de cuentas bancarias para repartir sus beneficios.
El propio Spargo niega haber cometido fraude alguno. "Hay mucha información extremadamente incorrecta", dijo a un periodista de Reuters desde el balón de su apartamento el 28 de noviembre. "Lo sabrán en los próximos tres días", añadió, sin dar detalles.

EQUIPO DE DARDOS

Spargo era consejero delegado, director y principal accionista de Napis, con sede en Arizona, hasta que se disolvió el año pasado. Llegó a Mallorca a mediados de enero, según una persona familiarizada con la situación. Eso se produjo después de que un tribunal emitiera una orden de arresto por desacato. Tanto Spargo como su compañía no han acatado la orden de un tribunal de 2009 para devolver a los inversores el dinero que alegaban les había sido defraudado por otras compañías y su dinero usado para comprar los dudosos bonos de Napis.

En Mallorca, la policía dijo que hay una demanda presentada contra Spargo por agresión que se ha remitido al tribunal, pero no dio detalles.

El bloque blanco de apartamentos donde vive está a poca distancia a pie del Puerto de Pollensa, una zona del noreste de la isla que es popular entre los turistas británicos y alemanes. En ocasiones puede vérsele conduciendo en su Wrangler Jeep verde modelo Sáhara. Los residentes de la zona dicen que pasa mucho tiempo jugando al golf.

Según el director del pub La Batucada, que dijo llamarse únicamente Rafa, Spargo "viene casi cada noche". Describió al estadounidense como su "mejor cliente", añadiendo que también es miembro del equipo de dardos del pub.

En Estados Unidos, al menos uno de los controvertidos acuerdos de bonos de Spargo ha hecho uso de entidades opacas y avales dudosos - como 10.000 millones de dólares de diesel de la república rusa de Bashkortostán.

En conexión con este plan, detallado por Reuters en "The Bonds that turned to dust" (Los bonos que se convirtieron en polvo), es una de las seis personas que está bajo investigación por la policía italiana. Los investigadores están examinando los 500 millones de dólares en bonos emitidos por la compañía Asseterra en 2008.

Los bonos fueron vendidos al 'hedge fund' DD Growth Premium, dirigido por el académico italiano Alberto Micalizzi. El fondo, gestionado desde Londres pero registrado en las islas Caimán, colapsó poco después de que el acuerdo de bonos de petróleo fuera completado. Los inversores, que pensaban que estaban comprando acciones, descubrieron después cientos de millones de dólares en pérdidas. La Oficina británica contra el Fraude lanzó una investigación penal sobre Dynamic Decisions Capital Management, gestor del 'hedge fund', en noviembre de 2009 pero la retiró ocho meses después tras decidir que no había pruebas suficientes.

CONEXIÓN ISLANDESA

Desde que se publicara la primera historia de Reuters sobre este tema, ha surgido otro caso que afecta a Spargo y que tiene que ver con un supuesto bono de 700 millones de dólares emitido por Napis en 2006. El comisario de la Policía Nacional de Islandia afirma que un amigo de Spargo, Viggo Thorisson, un ciudadanos islandés que acudió a la Universidad del Estado de Arizona en Phoenix cuando Spargo estuvo viviendo en la ciudad en los años 90, redactó documentos falsos que comprometían a su propia compañía a actuar como garante para la emisión de bonos.

Otras acusaciones del caso son que Thorisson intentaba usar los documentos para defraudar al Banco de Escocia a través de la firma de gestión de deuda Midscot. Midscot cerró en 2008 después de que uno de sus empleados, James Johnstone, no pasara el dinero recaudado a familias golpeadas por la crisis para pagar a sus acreedores, según el periódico Sunday Mail.

Una portavoz de la Policía Central de Escocia dijo que la policía había investigado a Midscot y entrevistado a Johnstone a petición de la policía islandesa.

Thorisson, que también ha sido director de Asseterra, niega todos los cargos y no quiso hablar con Reuters. Un tribunal islandés empezó una vista sobre el caso esta semana. Thorisson no puede salir de Islandia porque está acusado de un acto penal.

Matt Hershey, vicesupervisor de los Marshal de EEUU en el Distrito de Arizona, dijo que la investigación de Spargo está activa, pero los investigadores saben que está fuera del país. Dado que la orden de arresto es por un caso civil, y no penal, los Marshals no pueden entregar el caso a la Rama Internacional de Investigaciones y Spargo no puede ser extraditado desde España.

Spargo parece estar bien establecido en Mallorca. Además de en La Batucada, va al pub irlandés O'Hara's y al gimnasio Calypso.

"Siempre tiene a gente joven alrededor", dijo la persona familiarizada con su situación. "Gasta mucho dinero y paga por todo".

La fuente dijo que Spargo ha solicitado un número de identidad español y se ha implicado en varios proyectos, entre ellos un intento abortado de desarrollar de nuevo un circuito de golf recaudando dinero a través de la emisión de bonos. También ha hablado de poner una microfábrica de cerveza. Ninguno de los planes se ha materializado aún.

/Por Laurence Fletcher/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada