domingo, 5 de septiembre de 2010

Una nueva e inquietante amenaza para los usuarios de Internet: Zeus, un sofisticado virus informático que ataca cuentas corrientes bancarias


LA NOTICIA

Un nuevo tipo de virus informático en el Reino Unido, está atacando las cuentas corrientes bancarias con más de 800 libras, y astutamente altera los sistemas de datos para que los usuarios no se enteren de inmediato de los giros fraudulentos.

Obviamente, una ola de pánico se desencadenó en el Reino Unido debido a esta nueva modalidad delictiva. Las víctimas en el caso que se alude, fueron todos usuarios de una específica institución bancaria instalada en Gran Bretaña, y que tienen en común una cosa: Poseer al menos 800 libras (aproximadamente unos 1.000 euros) en su cuenta corriente, y operar con el banco en forma remota a través de Internet.


Zeus, como se conoce a este virus troyano, se instala en ordenadores con Windows, y se aprovecha de un fallo en la seguridad de Internet Explorer, el navegador de este sistema operativo. Cuando los usuarios entran en la web del banco, el virus detecta si la cuenta tiene más de 800 libras. Y si es así y como el usuario ya accedió al sistema informático del banco de una forma lícita, se "ordenan" transferencias bancarias a cuentas en Europa del Este. Si la cuenta cuestión tiene menos cantidad, el virus no hace nada, no toma ninguna acción, posiblemente porque asume que es alto el riesgo de que ingrese un débito a la cuenta, dejando la misma en descubierto.

Pero hay más. Para ganar tiempo y poder reiterar este tipo de operativa, el propio programa malicioso "oculta" sus robos, publicando en la cuenta corriente de los afectados datos falsos, para que parezca allí que nadie ha robado nada.


Quienes han sufrido este tipo de robo, generalmente se han enterado semanas más tarde, y porque desde el propio banco les llamaron preguntando por las transferencias fraudulentas.

El origen de este virus es el mismo que el de las cuentas a donde va a parar el dinero robado, o sea, Europa del Este. Y hasta la fecha, unas 3.000 personas han sido estafadas, y cerca de un millón de libras robadas.

Este troyano está tan bien diseñado, que los antivirus actuales han sido incapaces de detectarlo y borrarlo del disco duro de los afectados. M86, una empresa de seguridad informática, ha elaborado un "dossier" para evitar este fraude, y así ayudar a los clientes del banco a disminuir sus riesgos. Pero bueno, los perjuicios en unos cuantos casos ya se produjeron.


En España de momento puede reinar la tranquilidad, ya que todos los ataques aludidos hasta la fecha se han producido sobre una sola entidad bancaria británica (de la que no ha trascendido el nombre), como si fuera un plan premeditado. Entonces, y a menos que los ciberdelicuentes se propongan hacer lo mismo con una institución bancaria española, los de la península pueden dormir en paz por estos días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada