viernes, 9 de septiembre de 2011

Los peligros que desde el espacio exterior podrían amenazar nuestro mundo y la propia continuidad de nuestra especie, se hacen cada vez más y más patentes, en virtud del perfeccionamiento tecnológico y de los programas de observación: Atención, no hagamos como el avestruz, pues la amenaza es real


INQUIETANTE ACERCAMIENTO EN EL COSMOS

Un inquietante acercamiento de un "planetoide" a nuestro mundo, el denominado "2005 YU55", tendrá lugar el próximo 8 de noviembre de 2011. Ese cuerpo fue descubierto el 28 de diciembre de 2005 por Robert S. McMillan, desde el Observatorio Steward, Kitt Peak, Arizona (EEUU).


Ante todo, conviene puntualizar que se trata de un acercamiento y no de un choque, a efectos de aventar infundadas presunciones acerca de una inminente colisión.

El cuerpo en cuestión se aproximará en principio, a 326.740 kilómetros (según otras fuentes a 304.730Km, o sea, 0.002037 UA), según los cálculos que los astrofísicos han elaborado.


Varios observatorios astronómicos, entre ellos el de Arizona en EEUU, han confirmado que el llamado asteroide 2005 YU55 (ver imagen arriba), mide unos 400 metros de diámetro, que es casi esférico, muy oscuro, casi negro, y que tal vez, se encuentre predominantemente compuesto de "carbono".


A medida que avanza por el espacio interplanetario, se sigue atentamente este cuerpo con el gigantesco radiotelescopio (ver las dos fotos arriba) instalado en Arecibo, en Puerto Rico, un enorme plato de 305 metros de diámetro, que a modo de una antena parabólica, dispone en su foco de un "elemento sensible" llamado dipolo, donde las radiaciones radio eléctricas se concentran.

Ese dispositivo se apoya directamente sobre una concavidad natural del terreno, y por lo tanto el mismo es fijo, si bien un cierto movimiento del elemento sensible, permite a este instrumento abarcar una considerable zona del cielo.

El señalado e inquietante cuerpo cósmico, en un determinado momento se ubicará entre la Tierra y la Luna, dado que nuestro satélite natural, se sitúa promedialmente, a unos 384.403 kilómetros de nosotros.

Las últimas investigaciones han constatado, que además de gravitar en torno al Sol, el citado planetoide gira sobre su propio eje en unas 20 horas, y que ha sido calificado como de "tipo C", es decir, un tipo especial, muy particular, de cuerpo llamado "carbonáceo".

Estadísticamente se ha calculado que, cada 10 millones de años, un asteroide de 5 kilómetros de diámetro, impacta en nuestro planeta. Y cada 500.000 años, promedialmente, se produce el encuentro de nuestro planeta con cuerpos cósmicos de un kilómetro de diámetro.

Por su parte, los choques con cuerpos del orden de unos 50 metros, en promedio, se dan cada cien años.


El 30 de junio de 1908, se abatió sobre Tunguska, en una vasta zona de Siberia, un meteoro de unos 80 metros, y que al explotar devastó un área de 2.150 kilómetros cuadrados.


Se ha estimado por parte de varios expertos en esta temática, que más de 2.000 cuerpos celestes tienen una alta posibilidad de impactar con el planeta que habitamos, y que por tanto se deberán elaborar planes operativos para desviar la trayectoria de impacto, en caso que los potenciales y probables efectos negativos así lo recomienden. Por el momento, no se ha detectado que en el corto plazo pueda producirse algún impacto peligroso, pero los cuerpos en esta situación son bastante numerosos, y con el paso del tiempo, el juego de las interacciones múltiples podría desbalancear las cosas en nuestra contra.

También se ha dictaminado, por parte de la Nasa y de otros centros de investigación astronómica, que existen, por lo menos, 1.218 NEOS (Objetos de gran Aproximación a la Tierra), que vienen siendo seguidos con gran minuciosidad, por el alto riesgo de colisión que los mismos representan.

En el caso del planetoide (planeta menor) o asteroide (con aspecto de estrella) que ahora nos ocupa, no existe por el momento peligro de impacto alguno. Sin embargo, será necesario vigilar la trayectoria de este cuerpo celeste, a medida que llegue a su máximo acercamiento, por cualquier situación imprevista que se pudiera presentar.

Los observatorios astronómicos -con su moderno instrumental- así como los radiotelescopios, ya se alistan para esta emocionante aproximación.


GALERÍA DE IMÁGENES

La misión NEOWISE de la agencia espacial estadounidense (NASA) identificó 134 asteroides y cometas cercanos a la Tierra

Un telescopio de Hawai descubre en una sola noche 19 rocas espaciales «merodeando» nuestro planeta: Richard Wainscoat (izda.) y Marco Micheli estudian uno de los asteroides hallados el 29 de enero de 2011

VÍDEOS QUE SE RECOMIENDAN

Título: Vídeos relativos al Radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico)





Título: El cometa Elenin: Terremotos y su aproximación a la Tierra


Título: El cometa Elenin, los riesgos para el planeta


Título: El cometa Elenin


Título: España / Ciencia / Espacio / Misión: "Salvar la Tierra"


Título: Preguntas de los alumnos del Fray Andrés a Don Pedro Duque y a Don Miguel Belló


Título: La verdad del 21 de diciembre de 2012???: Una roca espacial capaz de provocar una devastación a escala subcontinental


Título: Extraño objeto de 15 metros ha rozado la Tierra

La roca fue denominada 2010 AL30, y ha pasado de nuestro mundo a unos 128.750 kilómetros a las 12.46 GMT del día 14 enero 2010. En su máximo acercamiento y dada la inmensidad del espacio, esto supone casi un rozamiento, ya que ese valor es la tercera parte de la distancia que separa la Tierra de la Luna.

Título: Simulación impacto asteroide de 500 kilómetros contra la Tierra

Videos tu.tv

Título: CONTACTO, film basado en una novela de ficción escrita por Carl Sagan: La ciencia en buena medida se impulsa porque soñamos y anhelamos, lo que potencia nuestra imaginación, así que las buenas historias de ficción, además de entretener, contribuyen también a formar y fortalecer nuestro espíritu científico
















Título: El radio telescopio: Ponencia del Dr. José Juan Sáinz
Enlace: http://umbral.upr.edu/audioconferencia/el-radio-telescopio-ponencia-del-dr-jose-juan-sainz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada