lunes, 5 de septiembre de 2011

Cuaderno de Ciencias: Noticias breves sobre la "Edad de Hielo", sobre la posible vida en Marte y sobre la existencia de agua en dicho planeta, y también sobre el robot Opportunity

Hallan en el Tíbet fósiles de grandes mamíferos de la "Edad de Hielo"

Algunos de los antepasados de grandes mamíferos como el rinoceronte lanudo, animal característico de la Edad de Hielo, fueron encontrados en la cuenca tibetana de Zanda, situada en la cordillera del Himalaya, y sugieren que la primera evolución de estos animales pudo darse en esta región geográfica.

Según informa hoy la prensa local, el equipo responsable del hallazgo, dirigido por los investigadores Deng Tao y Wang Xiaoming, pertenecientes a la Academia de Ciencias Sociales de China, aseguró que el animal encontrado pudo vivir hace 3,7 millones de años.

Si la datación es correcta, este antepasado del rinoceronte lanudo, llamado "Coelodonta thibetana", mostraría las primeras adaptaciones al frío en un animal de estas características, tales como el pelo largo o las estructuras para barrer la nieve.

Según los científicos, este animal se sitúa en algún punto entre el Plioceno medio (hace 3,7 millones de años), era en la que apareció el primer homínido reconocible, el Australopiteco, y el Pleistoceno (hace 2,8 millones de años), periodo en el que numerosas especies se extinguieron debido a las glaciaciones.

Tras el hallazgo de este ejemplar de rinoceronte lanudo, los investigadores continúan con los trabajos en este campo, ya que se cree que el animal encontrado podría no ser el único mamífero adaptado a la era glaciar en la región tibetana.

Según Deng Tao, se podría afirmar que el rinoceronte lanudo, al igual que otros como el mamut lanudo, "evolucionaron por primera vez en el Tíbet", hipótesis que desplaza a algunas anteriores que afirmaban que esta fauna se originó en zonas árticas.

Sin embargo, hasta el momento no se han encontrado restos que permitan afirmar de forma concluyente dónde está el origen de estas especies ya que, aunque el hallazgo hecho en el Tíbet muestra a los representantes más primitivos, se sabe que existen varias etapas anteriores, pero, de momento, con escasas evidencias.


Arriba imagen de un esqueleto fosilizado de una ballena hallado en 2008 en Wadi al Hitan o Valle de las Ballenas, a 200 kilómetros al suroeste de El Cairo

¿Vida en Marte? Un hallazgo fósil demuestra que es eventualmente posible

Un grupo de científicos ha encontrado los fósiles más antiguos de la Tierra en Australia, y aseguran que su microscópico descubrimiento es una evidencia convincente de que las células y las bacterias fueron capaces de prosperar en un mundo sin oxígeno, hace más de 3.400 millones de años.

El hallazgo sugiere que la vida al inicio estaba basada en el azufre -organismos que viven y metabolizan azufre en lugar de oxígeno para producir energía- y respalda la idea de que formas de vida similares podrían existir en otros planetas, donde los niveles de oxígeno son bajos o inexistentes.

"¿Podrían existir este tipo de cosas en Marte? Es una cuestión concebible. Esta evidencia es desde luego alentadora y la falta de oxígeno en Marte no es un problema", dijo Martin Brasier de la Universidad de Oxford, quien trabajó en el equipo que realizó el descubrimiento.

Los microfósiles, que los investigadores dicen que están muy claramente conservados y muestran estructuras precisas del tipo de las células, fueron encontrados en una zona remota del oeste de Australia llamada Strelley Pool.

En un estudio publicado en la revista Nature Geoscience, el equipo de Brasier explica que los microfósiles fueron conservados entre los granos de arena de cuarzo de la ribera más antigua conocida en la Tierra, en algunas de las rocas sedimentarias más antiguas jamás descubiertas.

"Podemos estar muy seguros sobre la edad porque las rocas se formaron entre dos sucesiones volcánicas que reducen la edad posible hasta algunas decenas de millones de años", explicó el experto. "Se trata de algo muy preciso en realidad, ya que las rocas tienen 3.400 millones de años", agregó.

El robot Opportunity detecta rocas en Marte con una textura nunca vista

El robot explorador Opportunity ha descubierto en Marte rocas con una textura nunca vista hasta ahora, mientras sigue buscando otras arcillosas que pudieran tener vestigios de vida, anunciaron hoy científicos de la NASA.

El Opportunity llegó hace tres semanas al borde del cráter Endeavour, 25 veces mayor que el Victoria, de donde venía, y los científicos esperan encontrar en él rocas mucho más antiguas que las hasta ahora observadas en sus más de siete años de misión.

El director ejecutivo de la misión de Robots Exploradores a Marte de la NASA, Dave Lavery; el investigador principal del proyecto, Steve Squyres, de la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York, y el director del proyecto del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, John Callas; presentaron las primeras imágenes.

La primera roca que examinó el robot en su nuevo destino tiene el tamaño de un taburete, según explicaron, su superficie es plana y aparentemente fue desenterrada por impacto con otro objeto que fue el que formó el cráter, que tiene 22 kilómetros de diámetro.

"Ésta es diferente de cualquier roca nunca vista en Marte", dijo Squyres, quien aseguró que tiene una composición similar a algunas rocas volcánicas, pero con más zinc y bromo de lo que se ha detectado anteriormente.

Además de enviar cientos de fotos con la cámara microscópica y los filtros de su cámara panorámica, el Opportunity también utilizó su brazo robótico para estudiar mejor la composición de la roca.

La roca ha sido nombrada informalmente "Tisdale 2" y, según indicaron, la diversidad de los fragmentos hallados podría ser el preludio de que vayan a encontrar otros minerales que arrojen más luz sobre la composición y los orígenes del Planeta Rojo.

Su próxima misión será ir a la caza de las tan buscadas rocas arcillosas, señaló Arvidson. Las observaciones de las naves espaciales orbitadoras de Marte, sugieren que las formaciones rocosas en el borde de cráter datan de la historia temprana del planeta, e incluyen minerales arcillosos que se forman en condiciones menos ácidas y de humedad, posiblemente más favorables para la vida.

El cráter tiene crestas discontinuas en su borde, y los científicos han identificado unas marcas en la roca sedimentaria, que parece que hubiera sido cortada, y llena de cavidades rellenas de material posiblemente arrastrado por el agua, según explicó Arvidson.

No obstante, indicaron que todavía es pronto para hacer especulaciones, y se necesitarán más datos del robot para llegar a conclusiones más definitivas.

Después de siete años y medio de misión en Marte, equivalentes a 2.703 días marcianos, Callas hizo una evaluación sobre la salud del robot, que, según dijo, tiene algunos achaques debido a su edad, pero continúa en buena forma para seguir adelante con nuevos descubrimientos.

"Tiene un poco de artritis en su brazo robótico, hemos visto alguna parálisis en su sistema neurológico, pero las baterías siguen en buen funcionamiento", señaló Callas.

No obstante, advirtió que en cualquier momento se podría perder algún componente crítico del sistema esencial del robot explorador, y entonces la misión se daría por concluida.

"Tenemos un robot anciano que está mostrando su edad pero que está en buena forma, duerme bien, y tiene unos niveles de colesterol excelentes, esperamos que continúe con su labor científica", bromeó.

El Opportunity y su hermano gemelo Spirit fueron lanzados en 2003, con el objetivo de recorrer el Planeta Rojo desde dos puntos opuestos. Comenzaron su exploración, prevista inicialmente para tres meses, en enero de 2004, pero su misión se ha ido prolongando.

Opportunity aún funciona siete años y medio después, pero en el camino se quedó su hermano Spirit, cuyas ruedas se atascaron en las arenas marcianas, y tras los infructuosos intentos de la NASA para salvarlo dejó de comunicarse en marzo de 2010.

La NASA ya prepara la nueva generación de robots marcianos, y ya está casi listo para el despegue el Curiosity, que partirá entre el 25 de noviembre y el 18 de diciembre de este año 2011, para aterrizar en nuestro planea hermano en agosto de 2012.


Un vehículo de la NASA investiga la función del agua en Marte

El vehículo Opportunity de la NASA está descubriendo en Marte nuevos detalles sobre el papel que el agua podría haber tenido en lo que ahora es un planeta frío y seco, dijeron los científicos.

El Opportunity es uno de los dos pequeños robots exploradores que aterrizaron en lados opuestos de Marte en enero de 2004, en lo que se esperaba que fuera un estudio de 90 días para buscar signos de la presencia pasada de agua en el planeta. El agua se considera como un ingrediente clave de la vida.

Su robot hermano Spirit sucumbió a las duras condiciones marcianas en el pasado año 2010, dejando al Opportunity solo hasta que llegue el próximo vehículo espacial Curiosity en agosto de 2012.

El Opportunity originalmente aterrizó cerca del ecuador marciano, en una zona llamada Meridiano Plano, y casi inmediatamente descubrió pruebas de que la planicie estuvo una vez cubierta de agua poco profunda, salada, y con elevada acidez. Y después pasó dos años estudiando el lecho de roca y otras características de un pequeño cráter llamado Victoria.

En un nuevo destino, un cráter de 12 km de ancho llamado Endeavour, el Opportunity ha descubierto un tipo distinto de terreno con una composición química diferente a cualquier otra encontrada previamente.

"Pronto podríamos ser capaces de estudiar minerales arcillosos y tipos de roca formados en condiciones de baja acidez y húmedad, que nos podrían contar más sobre un entorno potencialmente habitable", dijo Dave Lavery, que supervisa el programa de exploración de los Rover, en la sede de la NASA en Washington, durante una teleconferencia con periodistas.

La primera roca investigada por el Opportunity en el cráter Endeavour, demuestra niveles muy altos de zinc, que en la Tierra se encuentra por lo común en rocas que han estado expuestas al agua caliente, como las fuentes termales.

"Esta piedra no se parece a nada más que hayamos visto antes", dijo el científico planetario Steve Squyres, de la Universidad de Cornell. "Estamos pensando mucho sobre lo que esto significa".

La roca es básicamente basalto, una roca volcánica común, que se reforzó con fragmentos de otras piedras debido a un impacto, por ejemplo.

"Podríamos estar tratando con una situación en la que el agua se ha filtrado o fluido -de algún modo se movió a través de estas rocas quizás como vapor, quizás como líquido, aún no lo sabemos- pero ha incrementado la concentración de zinc en la piedra a niveles en exceso, lejos de nada que hayamos visto antes en Marte", aseguró Squyres.

Los científicos planean buscar otras rocas ricas en zinc, para ver si las concentraciones son las mismas, además de investigar otros minerales también vinculados con el agua.

El Opportunity está estudiando el lecho rocoso en particular, que es la roca que no se ha movido por los impactos de otros procesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada