lunes, 25 de noviembre de 2013

La sensacional luciérnaga del 2013 en el cielo, día y noche: El espectacular cometa continúa acercándose

Más revelaciones sobre el cometa Ison

Cuando pase por la atmósfera exterior del Sol, el cometa ISON podría desintegrarse al rozar la mayor fuente de radiación electromagnética del Sistema Solar.

El calentamiento podría convertirlo en un objeto radiante, que se distinguiría a simple vista, transformándose en uno de los más espectaculares de la historia.

El núcleo del cometa es un conglomerado de rocas envueltas en hielo, agua, amoníaco, dióxido de carbono, y metano. Las observaciones astronómicas apuntan a que presenta una producción de polvo muy superior a la media.

En estos días de noviembre 2013, el astro se aprecia envuelto en una hermosa cabellera, "una coma verde y brillante".  Según los especialistas, es una buena señal, dado que demuestra que el  núcleo está muy activo.

A medida que ese cuerpo se acerque más al "horno abierto" del Sol, mayor será el ritmo de sublimación (la transformación directa del hielo en gases), y aumentará la actividad, soltando "toneladas de partículas, gas caliente, y fino polvo" al espacio circundante.

Luego de desaparecer detrás del globo del Sol, habrá que esperar a diciembre 2013 para observarlo, si es que resiste el contacto con la radiación del astro central,  y brindarnos lo que los expertos prometen: "uno de los más hermosos acontecimientos celestes de los últimos tiempos".

Los astrofísicos estarán totalmente pendientes de la evolución de este singular visitante, hasta fines del año 2013, dado que como es sabido, los cometas son impredecibles, y el IPSON no es la excepción.

En enero del 2014, el ISON presumiblemente pasará cerca de nuestro planeta, y lo cubrirá con una gran cantidad de polvillo cósmico. Estas partículas llegarían a la Tierra dentro de unos meses y las más finas dentro de algunos años.

Los cometas (al igual que los asteroides y los meteoroides) son cuerpos menores del Sistema Planetario.

Los astrónomos los tienen en una consideración especial, dado que tales astros han conservado, por diversas circunstancias, información valiosa acerca de la nebulosa original, que al condensarse, por acción de la fuerza gravitatoria, ha dado origen a nuestro sistema solar.

Al igual que en el caso de otros cuerpos celestes, numeroso instrumental científico de última generación será dedicado a la investigación físico-química del cometa, para lograr las mejores fotografías, para perfeccionar cálculos orbitales, y para saber más acerca de estos tan exóticos viajeros del sistema planetario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario