domingo, 10 de abril de 2011

El Guarinisuchus Munizi, enorme cocodrilo marino que sobrevivió a los Dinosaurios






PRESENTAN EN BRASIL UN FÓSIL DE "GIGANTESCO COCODRILO MARINO"


Un fósil de una variedad gigantesca de cocodrilo marino, que vivió hace más de 62 millones de años, fue presentado en Río de Janeiro, por un grupo de científicos que acaba de elaborar una nueva teoría sobre la evolución de este grupo de reptiles.

Fue bautizado como "Guarinisuchus Munizi", es decir "guerrero de los mares". Hallado en el litoral del Estado de Pernambuco, en el nordeste del Brasil, en rocas típicamente marinas, cautivó de inmediato la atención tanto de los expertos como del gran público.


Formó parte de un grupo que vivió en el período Paleoceno, desde hace 65 hasta 55 millones de años atrás, y resistió al fenómeno cósmico que provocó la desaparición de los grandes saurios, es decir, los conocidos "lagartos terribles" o "Dinosaurios".


La paleontóloga María Somália Sales Viana ("Universidade Estadual Vale do Acaraú"), explicó la reconstitución del inmenso cocodrilo, en medio de una nutrida conferencia de prensa.

A partir de una mandíbula, el cráneo, y numerosas vértebras, se pudo identificar al fósil más completo de este tipo descubierto hasta el momento en Latinoamérica. Con las investigaciones efectuadas, se logró deducir nuevas ideas acerca de las rutas que siguieron estos reptiles para expandirse por un mundo ya lejano, misterioso, y primitivo.


Se estima por parte de los paleontólogos, que los más antiguos aparecieron hace unos 200 millones de años en África.


Tras partir del continente africano, habrían ocupado vastas zonas de la América del Sur, y sólo mucho más tarde, las ignotas regiones de la América del Norte.

En esos momentos de tremendas convulsiones geológicas, Africa y la punta del nordeste brasileño estaban mucho más cercanas que actualmente, según puntualizó con exquisita agudeza María Somália Viana, la científica a cargo de la divulgación de la noticia ante los medios de difusión pública.

Además, los trabajos de los especialistas, publicados en revistas científicas británicas, han permitido establecer que, en su tiempo, estos inmensos cocodrilos fueron los mayores depredadores del medio acuático. Existen ejemplos abundantes y por cierto interesantes.

El gigantesco "Nistriosaurio", por citar alguno, fue ubicado en Europa, más concretamente en Alemania meridional, en rocas del Período Jurásico. Era enorme, midiendo más de 10 metros de largo, y presentaba el lomo cubierto de placas óseas. Se alimentaba seguramente de peces, así como de reptiles de menor tamaño y de sepias.



Sin embargo, ocupaba un puesto menor que el "Ramphosuchus" o "Rhamphosuchus", que llegaba a medir 17 metros de largo. Este último, antepasado del "Gavial" de los ríos de la India, vivió en Asia durante el período Mioceno. Otro de los grandes cocodrilos, el "Deinosuchus", superaba los 15 metros de longitud, y se destacaba por una singular ferocidad.



Con anterioridad, en el Cretáceo, período que los geólogos ubican entre 140 y 65 millones de años atrás, existió otro grupo de reptiles denominados "Mosasaurios", grupo de grandes y potentes lagartos marinos, que dominaban por completo los océanos, en opinión del famoso paleontólogo Alexander Wilhelm Armin Kellner.




Uno de los más temidos entre estos lagartos parecidos a "serpientes de mar", se llamó el "Tilosaurio" o "Tylosaurus". Animal dentado y con el cuerpo blindado, era el azote de los reptiles voladores o "Pterodáctilos", a los que con gran habilidad atrapaba en pleno vuelo.




Otro, entre los más voraces, era el "Cronosaurio" o "Kronosaurus", que se alimentaba de "Tiburones", no desdeñando combatir con sus congéneres, y engullendo también a otros reptiles acuáticos.

Luego de la gran extinción del famoso y conocido Límite K-T (Cretáceo-Terciario), extinción sin duda de origen cósmico, muchas grandes especies marinas y terrestres desaparecieron, y los grandes cocodrilos pasaron a ocupar la cúspide de la pirámide zoológica.

El extraño fósil brasileño fue encontrado en la célebre mina "Poty", una de las regiones de Brasil donde abundan rocas muy particulares, que claramente documentan el pasaje del Período Cretáceo al Paleoceno, y registran asimismo, la gran extinción masiva que sucedió hace 65 millones de años, en el transcurso de la cual se esfumaron para siempre las más fantásticas variedades de animales prehistóricos.


Como conclusión o mensaje final de este artículo, deseamos recordar palabras de James Clark, conocido paleontólogo del "Departamento de Ciencias Biológicas" ("Department of Biological Sciences") en la "Universidad George Washington" ("George Washington University"), en relación a la llamada familia Crocodylidae: "The crocodilian were more diverse in the past than they are today" (o sea, traducción: "Los cocodriloformes tenían mucho más diversidad en el pasado de lo que presentan hoy en día").







No hay comentarios:

Publicar un comentario