viernes, 30 de mayo de 2014

Los dinosaurios más impresionantes por su tamaño, vivieron en Sudamérica





Galería de dinosaurios varios, con la que en forma gráfica simplemente se pretende reflejar la variedad de estas especies en tamaño y diversidad












Documental recomendado: Dinosaurios gigantes de la Patagonia

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=Ja7Ywb70qOc

Documental recomendado: Caminando con monstruos

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=6V70RXR99Kw

Documento recomendado: Un desierto impidió la expansión de los primeros dinosaurios


En la foto (arriba) se muestra la formación Ischigualasto (Argentina), la que contiene los dinosaurios documentados más antiguos del mundo

Documento recomendado: Caminando entre colosos / Explicando el gigantismo animal hoy día y en épocas pretéritas


Documento recomendado: Descubren en Chubut el dinosaurio más grande del mundo

Gigantismo fuera de serie en el caso de algunos reptiles prehistóricos del cono sur americano

El hallazgo de un fémur de 2,40 metros de largo en el sur de la Argentina, confirmaría que los más grandes ejemplares de dinosaurios habitaron en Sudamérica

Sin duda algo sucedió durante el Jurásico, que permitió el gigantismo en esta parte del mundo. 


El descubrimiento en el sur argentino de restos fosilizados de un inmenso dinosaurio de 100 toneladas de peso, y de otros seis ejemplares, marcan un hito en la historia de la ciencia papeontológica.

Este coloso, pesaba más que 14 elefantes adultos y tenía la altura de un edificio de 7 pisos. 

La longitud desde la cabeza a la cola, era de unos 40 metros.

De pie, con el cuello hacia arriba, que era de 20 metros, su masa corporal superaba en 7 toneladas a la del "Argentinosaurus", otro saurópodo pretendiente al máximo trono, que habitó la Patagonia en épocas pretéritas. 

Estos vertebrados cuadrúpedos eran pacíficos vegetarianos. Ostentaban un cuerpo enorme, sostenido por cuatro gruesas y musculosas patas que parecían pilares, con una cabeza pequeña en un extremo y una formidable cola por el otro. Se piensa que utilizaba la cola a modo de temible látigo, flagelaban a los dinosaurios carnívoros que tenían la osadía de atacarles.  

La variedad de restos exhumados en la Patagonia (alrededor de 150 huesos) evidencian pertenecer por lo menos a siete ejemplares diferentes, así constituyendo el descubrimiento más completo a nivel mundial.

Se estima que esto es algo insólito, ya que todo lo que se conocía hasta el momento de estos saurópodos, eran restos fragmentarios.


Hace millones de años, la comarca estaba cubierta de frondosos bosques, con árboles de 15 metros de altura.

Y allí encontraban el sustento esos fantásticos seres, que pesaban unos cien kilos al nacer, y que llegaban a las 100 toneladas en la plenitud de su vigor; observar arriba el esqueleto reconstruido de un Giraffatitan brancai, exhibido en Berlín, en el «Museum für Naturkunde».

Estos especímenes se desarrollaron en un clima cálido y húmedo, con vegetación densa y tupida, facilitando a esos colosales herbívoros, nutrirse y evolucionar a tamaños gigantescos.

El ambiente en que murieron los ejemplares encontrados en la Patagonia, era una planicie de inundación, una zona del valle con un río. Es posible que muchos animales fueran allí para alimentarse y saciar su sed.

Al acercarse a beber, el Saurópodo pisó muy posiblemente un terreno fangoso, y pudo haber quedado atrapado en este lugar, donde tal vez también venían a morir otros dinosaurios.

En la estancia "La flecha", cercana al pequeño pueblo de "Las plumas", el equipo paleontológico llevó a cabo el espectacular descubrimiento, del que fue portavoz el Doctor José Luis Carballido.

Se evidencia así que los más grandes dinosaurios vivieron en Sudamérica, y concretamente en el sur argentino, en Chubut, Neuquén, y Santa Cruz.

A pesar de la importancia del hallazgo, estos dinosaurios no tienen nombre todavía.

Según los descubridores, estos ejemplares van a ser nombrados sobre la base de su magnificencia, y en honor a la región y a los propietarios de las granjas que alertaron acerca del yacimiento.

Muy posiblemente se trataría de una nueva especie de dinosaurio saurópodo, del grupo de los titanosaurus, gigantes titánicos que vivieron a comienzos del Cretácico Superior, hace unos 100 millones de años.





Noticias de prensa: Hallan un enorme fósil de Saurópodo en Argentina

Estos restos fueron encontrados por azar en 2013, por un peón rural, a 260 km de Trelew, provincia de Chubut

Este fósil pertenece a un enorme dinosaurio que pesaba el equivalente de 14 elefantes (unas 100 toneladas)

El ejemplar tiene una antigüedad de unos 90 millones de años

Se trata de un fósil de saurópodo hervíboro, de unos 40 metros de largo
desde la cabeza a la cola

El referido es el hallazgo más completo de este tipo de dinosaurio a nivel mundial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada