viernes, 20 de mayo de 2011

Rafael de Cárdenas Coello, un buen ciudadano, que honestamente se interesa en el llamado Consenso de Barcelona, y que también plantea dudas razonables


"Sociedad y Solidaridad": Irrefutablemente, la estructura social debe ser particularmente modelada en función de imperativos económicos, y organizada en base a un buen y eficiente sustrato institucional. Y por otra parte, para que dicho soporte institucional sea realmente eficiente, conviene que tenga un buen apoyo tecnológico-digital, así como que sea concebido progresivamente y en forma ascendente, de lo elemental a lo general, de la base a la cima, en ciertos aspectos emulando en este sentido a la biología y/o a la propia nanotecnología.


"Sociedad y Agenda": Ante los notorios desajustes e inconsistencias de nuestras presentes estructuras de convivencia, es perentorio que la sociedad civil se haga oír cuanto antes, no dejando que la batuta de mando quede prioritaria y especialmente en manos de políticos y asesores, de investigadores y técnicos, de destacados sectores de la administración y del empresariado, de jerarcas de organismos internacionales, así como de otros grupos con fuertes intereses económicos y/o sectoriales, por muy defendibles que en principio sean tales intereses y por muy acertado lo que tales grupos tengan que exponer. Es injusto e inconveniente que se relegue de las principales decisiones estratégicas a otros grupos sociales con menos incidencia, y que en muchos casos son los que más sufren las consecuencias de las políticas implantadas.



LOS POEMAS TAMBIÉN HACEN REFLEXIONAR, Y TAMBIÉN DICEN MUCHAS VERDADES

Hay hombres que de su cencia
tienen la cabeza llena,
hay sabios de todas menas,
más digo sin ser muy ducho
es mejor que aprender mucho
el aprender cosas buenas.

Es la memoria un gran don
cualidad muy meritoria,
y aquellos que en esta historia
sospechen que les doy palo,
sepan que olvidar lo malo
también es tener memoria.

Mas naides se crea ofendido
pues a ninguno incomodo
y si opino de este modo,
por encontrarlo oportuno,
no es para mal de ninguno
sino para bien de todos.

Poemas de la obra "Martín Fierro", del meritorio escritor e intelectual argentino José Rafael Hernández y Pueyrredón



LA VERDAD SIEMPRE TERMINA POR TRIUNFAR

“Llegará el día en que desapareciendo las sombras sólo queden las verdades, que no dejarán de conocerse por más que quieran ocultarse entre el torrente oscuro de las injusticias”.

Juan Manuel de Rosas. 1857


PLANTEAMIENTO

Después de tomar conocimiento de la iniciativa "Barcelona Consensus" en el "Ateneo La Torna de Gràcia", en Barcelona, el 5 mayo 2011, y de posteriores contactos con los organizadores de ese emprendimiento, y especialmente con la institución "Centre d'Innovació Social" (NOVA) y con Gisele Iecker de Almeida, el ciudadano Rafael de Cárdenas Coello decidió seguir el consejo de la citada, y concretamente plantear sus inquietudes respecto de las ideas y los planteamientos hasta ahora manejados en el recién referido marco.

En líneas generales, Rafael de Cárdenas Coello valora positivamente la iniciativa emprendida, porque da un nuevo paso (y en forma colectiva), y porque más allá de la mera crítica al sistema dominante, se plantea aportar soluciones concretas y viables.

En efecto, nuestra sociedad claramente tiene una serie de falencias, y con toda evidencia, sería una catástrofe planetaria, si no se encuentran adecuados caminos de superación en un futuro más o menos próximo.

Pero también debe preocupar si muchas de las propuestas que se retienen, no van acompañadas de otras que especifiquen mecanismos y estrategias para que puedan ser aplicadas en el sistema socio-político-económico en que en la actualidad están funcionando los principales Estados nacionales más influyentes del planeta.

No queda claro si este aspecto ha sido o no tenido en cuenta, afirma el ciudadano Rafael Cárdenas Coello, y en particular si se refleja o no en la recopilación recogida por Juan Anselmi en su libro "Propuestas para el Barcelona Consensus", el cual fue objeto de presentación en el ya citado evento académico realizado en "La Torna de Gràcia".

Ejemplos de las dudas que se le plantean al mencionado Rafael Cárdenas Coello, podrían ser las siguientes.

¿Cómo se acaba a nivel local y mundial con el hambre y con la mala alimentación, así como con la falta de agua potable y de saneamiento, como efectivamente se insiste en varios de los documentos del citado "Consenso de Barcelona", si a los empresarios que controlan la producción de bienes y servicios en el mundo, lo que más les preocupa es producir lo que la gente les pueda comprar, y cuando quienes les pueden comprar, no son los más necesitados, que no tienen con qué pagar, sino los que sí tienen recursos y necesidades relativamente bien satisfechas -al menos en sus aspectos más básicos-?

Con notoriedad y en líneas generales, el empresariado no piensa más que en enriquecerse, y no en solucionar los problemas de los demás, y menos aún en contemplar determinados aspectos sociales.

Esa es la pieza angular del sistema capitalista dominante, y el que ha dado forma a la cultura social imperante que, quiérase o no, es la que aceptan más o menos a regañadientes o más o menos con complacencia, casi todos en la sociedad contemporánea, porque es la forma aceptada para no quedar en la marginación, que ciertamente sería aún peor.

Y si no son los empresarios quienes lo debieran hacer: ¿Serían acaso los Estados, que en apariencia funcionan a indicación de aquellos, a pesar de los muy emotivos y floridos discursos de los políticos? ¿O serían acaso las ONGs, que en muchos casos afortunadamente actúan con objetivos benéficos y altruístas?


RESPUESTA

Por cierto, quien suscribe estas notas, está de acuerdo con el ciudadano Rafael de Cárdenas Coello en valorar positivamente el emprendimiento llamado "Consenso de Barcelona", entre otras cosas por la metodología allí aplicada.

En efecto, corresponde recordar por ejemplo que en la elaboración del llamado "Consenso de Washington" (también conocido como "Agenda de Washington" o "Convergencia de Washington" o incluso como "Pacto de Washington"), inicialmente intervino y dirigió dicha investigación un único politólogo y economista, John Williamson, el verdadero ideólogo del modelo neoliberal de los años noventa, quien en base a algunas consultas entre técnicos y directivos tanto de organismos internacionales como de centros de poder económico y político (fundamenalmente del entorno de la ciudad capital de EEUU), elaboró un decálogo de supuestas buenas medidas de administración pública y de gobierno, basado en el modelo competitivo de la economía de mercado que, en la última década del siglo XX, particularmente operó y se aplicó en los países de América Latina bajo una fórmula pretendida infalible: (1) Estado reducido a su mínima expresión; y (2) Mercado libre sin mayores trabas, y con regulaciones mínimas y en lo posible neutras.

La formulación inicial de John Williamson en lo fundamental se ajustaba a las siguientes recomendaciones específicas.

1.Disciplina fiscal;
2.Reordenamiento de prioridades en el gasto público;
3.Reforma Impositiva;
4.Liberalización de los tipos de interés;
5.Un tipo de cambio competitivo;
6.Liberalización del comercio internacional ("trade liberalization");
7.Liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas;
8.Privatizaciones;
9.Desregulaciones;
10.Fortalecimiento en cuanto a los derechos de propiedad, y en cuanto a la seguridad jurídica en general.

Como se podrá apreciar, en la metodología aplicada por John Williamson se fuerza la selección de propuestas y el consenso con las propias ideas del investigador, y entre los consultados no hubo sucesivas y reiteradas etapas de evaluación y de planteamiento de cambios.

Por cierto, en el "Consenso de Barcelona" las cosas ocurrieron de una manera bien diferente.

En efecto, el equipo organizador desde Barcelona se limitó inicialmente a algunos planteos generales, así como a establecer los principales capítulos a debatir, así como a seleccionar la metodología de comunicaciones que se utilizaría (entiéndase el "software" de comunicaciones, o sea el logical de comunicación que se aplicaría, y las modalidades de intervención de los participantes).

Y notoriamente, en este caso el protagonismo de los consultados fue mucho mayor, en primer lugar porque la elaboración de propuestas se extendió durante todo el año 2010, y porque durante ese lapso y aún al inicio del año 2011, se intercalaron varias etapas de valoración y de crítica, en donde los participantes pudieron expresarse con tranquilidad, con libertad, y en forma reflexiva.

En resumen, en el "Consenso de Barcelona", el dedo del grupo organizador se hizo sentir mucho en las cuestiones de procedimiento, pero relativamente poco en lo referente a los contenidos, lo cual, unido a que hubo alrededor de 250 participantes desperdigados en la geografía, y equilibrados en cuanto a su composición por sexo, permite concluir que los resultados logrados tienen ellos el sello de un auténtico "consenso" a nivel mundial, en el seno de la sociedad civil ilustrada.

Pero con certeza, el "Consenso de Barcelona" aventaja al "Consenso de Washington" así como a otras iniciativas de similar naturaleza, no solamente en cuanto a la metodología aplicada, en cuanto a procedimientos operativos, y en cuanto a la representatividad, sino también en contenidos y en procedimientos para la acción.

En efecto, y por un lado, el "Consenso de Barcelona" no se fuerza a establecer sus principales recomendaciones en un número limitado de propuestas, y menos aún en un decálogo. Se pierde así en cuanto a sencillez de resumen, pero se gana en cuanto a profundización y riqueza de las acciones recomendadas.

Pero además, el "Consenso de Barcelona" tampoco se fuerza a establecer una fotografía congelada en el tiempo de su visión de un mundo mejor, más racional, más equilibrado, y más justo, sino que es visto por sus principales impulsores como un largo y continuado proceso de establecimiento de propuestas, de autocrítica, y de perfeccionamiento.

Por otra parte, la mayoría de los hasta hoy participantes en este señalado emprendimiento, han insistido una y otra vez que el objetivo retenido no es pretender esbozar una estructura social idílica y utópica donde las relaciones sociales supuestamente se pudieran desarrollar de mejor forma, sino es definir una organización social viable que pueda funcionar sin las falencias y sin los contrasentidos que se dan en el presente, y aún a pesar de los desvíos que se notan en la condición humana.

Nótese en efecto que los humanos no actúan como rebaño, pues para bien o para mal, en la población se presenta sin duda una enorme diversidad en cuanto a idiosincrasias, en cuanto a personalidades, y en cuanto a comportamientos. Y por tanto, queda claro que lo que se necesita, es proponer una organización social que pueda dar mejores resultados que en el presente, aún a pesar de los intentos individuales aquí y allá por sortear controles y recomendaciones, y/o aún a pesar de los intentos por crear espacios protegidos de impunidad y de conveniencia.

Y obviamente, no por lo expresado deberán menospreciarse los resultados que puedan alcanzarse con la educación en valores morales y sociales.

Muy por el contrario, este aspecto con toda evidencia conviene potenciarlo siempre lo más que sea posible. Pero con notoriedad, conviene no basar exclusivamente un mejor funcionamiento social en la hipótesis de un mucho mejor comportamiento humano, pues ello ciertamente es imposible de lograr.

Siempre debemos encontrarnos muy atentos.

La actitud del parásito, del mantenido, del abusador, del vividor, muchas veces suele disimularse con posturas idealistas, reivindicativas, moralistas, disconformistas, y aún insistentemente perfeccionistas.

Los procedimientos para obtener dinero (léase: los medios para concretar intercambios) tienen, en ciertos casos, algunas semejanzas con las mejores novelas, puede que comiencen de muy distintas maneras, pero para lograr el éxito, siempre deberían terminar de forma realista, en algo concreto.

Y los finales de las novelas sociales más relevantes que conocemos, suelen ser la consumación de la justicia, de una venganza (que es algo parecido a la justicia pero con peores ropajes), de un triunfo, de un fracaso, del aplastamiento de un movimiento o incluso de la muerte de un opositor, de una reivindicación cumplida, de la potenciación de una consigna, del acceso al poder, etcétera, etcétera.

Sin embargo, no todo el mundo disfruta de las buenas novelas.

Hay lectores que desean que la ficción nunca tenga un momento de aterrizaje (tocar tierra, realidad, tangibilidad), pues desean ficción desde el comienzo al fin. Y en el plano laboral existen personas (quizá los mismos lectores de ficción químicamente pura) que no aspiran a terminar su proyecto, emprendimiento, propósito, en algo que se convierta en comida, abrigo, alojamiento, para sí mismos y para su familia y para un amplio entorno, sino que simplemente vegetan, e intentan pasarlo lo mejor posible y con el menor esfuerzo personal posible.

Por algún motivo, esas personas se mantienen en el plano ideal, donde todo es supuestamente perfecto, limpio, sereno, hermoso, justo, alegre, saludable. E incluso algunos se conforman con únicamente simular que se mantienen en una idealidad ilustrada y ética.

Y esas personas no tienen necesidad de ensuciarse con la materialidad concreta, y con la concreción y el alcance de objetivos constructivos, por la sencilla razón que poseen algún proveedor (Estado, familiar, amigo, sindicato, prestaciones sociales, etcétera) que mantiene económicamente sus necesidades básicas.

En otras palabras, ganarnos el sustento siempre empieza con una idea que al final debe materializarse, pues en caso contrario perdemos, y puede que la situación se haga insostenible.

Cierto, podemos comenzar un emprendimiento con mucha imaginación y originalidad, apartado de los usos y costumbres, pero superaremos los controles mínimos de calidad si —y solo si— concluímos en resultados que permitan abrigar, alimentar, proteger, curar, educar, potenciar, divertir, a personas de carne y hueso, y sin mayores excluídos o marginados.

Pero aclaremos mejor lo que deseamos expresar, en base a un ejemplo de razonamiento falaz argumentado por el propio John Williamson en su libro del año 2003 titulado:

"After the Washington Consensus: Restarting Growth and Reform in Latin America" ("Después del Consenso de Washington: Recomenzando el crecimiento y la reforma en América Latina").

En dicho libro concretamente se expresa lo siguiente.

No acepto el argumento que dice que la mayoría de las privatizaciones no funcionaron en América Latina.

Al contrario, las evaluaciones más serias han concluido en que la mayoría fue benéfica para la gente y sus bolsillos.

Desafortunadamente, hubieron casos en los que el proceso de privatización fue corrupto, y a las empresas privatizadas se les permitió mantener una posición monopólica, sin regulaciones.

Por estos casos, los programas de privatización se vieron desacreditados a la vista de algunas personas.


Fuente: http://edant.clarin.com/suplementos/economico/2003/03/30/n-00211.htm

Analicemos con atención esta justificación. En ella, John Williamson aboga en favor de las privatizaciones, admitiendo que en ciertos casos ellas fueron mal gerenciadas y produjeron resultados negativos, pero echando la culpa a acciones de corrupción involucradas en esos procesos.

Desde nuestro enfoque, desde nuestra perspectiva, este argumento es falaz, pues si realmente son buenas las privatizaciones, si realmente se ha llegado a definir una buena metodología para los procesos de privatización y los mismos son positivos en sus resultados, ellos debieran poder llevarse a cabo al abrigo de episodios de corrupción, ya sea porque la propia metodología aplicada minimiza o anula las posibilidades de fraude, por ejemplo a través de estrictos procedimientos de auditoría, ya sea porque la propia estructura general económica y financiera no permite los desvíos fraudulentos.

En resumen, una buena propuesta no solamente debería dar buenos resultados cuando logra ser aplicada en condiciones idílicas, sino que debería arribar a resultados positivos o al menos aceptables, aún cuando las condiciones de entorno no sean las mejores.

Para una mejor comprensión pongamos otro ejemplo. Concentremos nuestra atención en la llamada "Tasa Tobin".

En la literatura especializada, se han destacado con insistencia las ventajas directas e indirectas de una medida de este tipo, así que no vale la pena insistir aquí sobre este punto. Las dificultades obviamente radican tanto en los condicionamientos políticos como en posibles desvíos en la implantación operativa, aspectos que no deben ser ingenuamente minimizados.

Muy por el contrario, allí está la clave del posible éxito, y si ello no logra ser resuelto adecuadamente, por ejemplo a través de una potente movilización ciudadana también complementada con el uso de monedas nominativas (para así lograr trazabilidad en las transacciones), lo más probable es que los resultados que eventualmente se puedan obtener sean pobres, muy pobres.

Llegado a este punto, repasemos una de las interrogantes planteadas en la sección anterior.

¿Cómo se acaba a nivel local y mundial con el hambre y con la mala alimentación, así como con la falta de agua potable y de saneamiento, como efectivamente se insiste en varios de los documentos del citado "Consenso de Barcelona", si a los empresarios que controlan la producción de bienes y servicios en el mundo, lo que más les preocupa es producir lo que la gente les pueda comprar, y cuando quienes les pueden comprar, no son los más necesitados, que no tienen con qué pagar, sino los que sí tienen recursos y necesidades relativamente bien satisfechas --al menos en sus aspectos más básicos--?

¿Y cuál es nuestra respuesta a este planteamiento?

Pues muy sencilla. Coincidimos plenamente con la inquietud de Rafael de Cárdenas Coello, y como él pensamos que no es posible acabar ni con el hambre, ni con la mala alimentación, ni con la mayoría de los grandes problemas sociales mundiales, en el contexto de la actual organización económica.

Debemos convencernos. La economía hoy día premia los resultados financieros directos donde no se contemplan ni los costos sociales ni los perjuicios provocados al medioambiente, y contra ello no es posible luchar pidiendo juicio y buena voluntad y cooperación internacional. Sencillamente no se puede, pues de una manera o de otra siempre habrá desvíos, y siempre se plantearán mezquindades.

Para que las cosas vayan mejor, debemos cambiar en forma muy importante la ecuación económica, de manera de respetar los siguientes principios generales: “Quienes más tienen o más ganan, más deben contribuir”; “Quienes más dañan o perjudican, más tienen que aportar para reparar esos daños y perjuicios”; “Deben contribuir más quienes tienen más competencia y posibilidades, o sea, debemos todos dar lo mejor de nosotros mismos”.

Reconozcamos: No estamos en una época de cambios sino en un cambio de época, y en tal sentido debemos actuar.


Documentos de interés que se recomienda consultar

Título: Wikipedia - Consenso de Washington
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Consenso_de_Washington

Título: Wikipedia - Consenso de Barcelona
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Consenso_de_Barcelona

Título: Wikipedia - Liberalismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Liberalismo

Título: Wikipedia - Liberalismo económico
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Liberalismo_econ%C3%B3mico

Título: Wikipedia - Neoliberalismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Neoliberalismo

Título: Wikipedia - Keynesianismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Keynesianismo

Título: Wikipedia - Neokeynesianismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Neokeynesianismo

Título: Wikipedia - Lord John Maynard Keynes
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/John_Maynard_Keynes

Título: Wikipedia - Globalización
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Globalizaci%C3%B3n

Título: Wikipedia - Mundialismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Mundialismo

Título: Wikipedia - Comercio libre
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Libre_comercio

Título: Wikipedia - Capitalismo financiero
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Capitalismo_financiero

Título: Wikipedia - Nueva economía
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Nueva_Econom%C3%ADa

Título: Wikipedia - Sociedad de la información y del conocimiento
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Sociedad_del_conocimiento

Título: Wikipedia - Aldea global
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Aldea_global

Título: Wikipedia - Movimiento antiglobalización
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_antiglobalizaci%C3%B3n

Título: Wikipedia - Economía participativa
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_participativa

Título: Wikipedia - Anticapitalismo
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Anticapitalismo

Título: Wikipedia - Crítica social
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%ADtica_social

Título: Nova
Enlace: http://www.nova.cat/

Título: Acto académico de clausura de la Reunión Internacional del llamado "Barcelona Consensus" en el Palacio Centelles, Plaza de San Miguel, mayo 3 de 2011
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/06/acto-academico-en-palacio-centelles.html

Título: Declaración 1.0 del "Consenso de Barcelona": Compromiso por un mundo habitable e inclusivo para todos
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/05/declaracion-consenso-barcelona.html

Título: Rafael de Cárdenas Coello, un buen ciudadano, que honestamente se interesa en el llamado Consenso de Barcelona, y que también plantea dudas razonables
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/05/rafael-de-cardenas-coello-se-interesa.html

Título: Muy original y prometedora farola intercultural que se enciende en Cataluña: El Consenso de Barcelona en una de sus primeras actividades de difusión
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/05/aeneo-la-torna-de-gracia-en-barcelona.html

Título: Lo que puede y debe esperarse del "Consenso de Barcelona": No desear lo imposible, y con humildad pensar lo que cada cual puede aportar
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/04/presentacion-este-hermoso-poema-del.html

Título: ¿Quienes deberían pagar la actual crisis económica-financiera global?: La clave podría estar en una mejora sustancial y general del sistema fiscal
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/04/quienes-deberian-pagar-la-actual-crisis.html

Título: Dificultades y limitantes para sentar las bases de una nueva y más justa estructura social: El "Consenso de Barcelona", una luz en el camino
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/futuro-barcelona-consenso.html

Título: Proyecto "Consenso de Barcelona": Se está terminando la primera gran etapa de trabajo, y ahora se vuelca de lleno a la comunidad mundial
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/fase-difusion-consenso-barcelona.html

Título: Comentarios y apuntes sobre la reciente publicación "Aportaciones al Consenso de Barcelona": Avances relativos al importante proyecto de Nova-cat
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2011/03/barcelona-consensus.html

Título: El "Consenso de Washington", el "Consenso de Santiago", y por fin, el "Consenso de Barcelona": Diferentes visiones y recomendaciones sobre la sociedad
Enlace: http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2010/05/el-consenso-de-washington-el-consenso.html

Título: CEPAL: Consenso de Santiago
Enlace: http://www.eclac.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/publicaciones/xml/7/4967/P4967.xml&xsl=/mujer/tpl/p9f.xsl&base=/tpl/top-bottom.xslt

Título: Del Consenso de Washington al de Santiago
Enlace: http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=40772

Título: Algunas ideas sobre el consenso en cuanto proceso de toma de decisiones
Enlace: http://autogestionate.net/consenso

Título: Fórum Barcelona 2004 - Hacia otro mundo posible: ¿Cómo regular democráticamente los mercados financieros?
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/fichae9e8.html?IdDoc=1985

Título: Fórum Barcelona 2004 - Diálogo “Contribuyendo a la Agenda Global”
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/ficha8418.html?IdDoc=2786

Título: Fórum Barcelona 2004 - Corrupción, mafiocracias, y pobreza
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/fichacdc1.html?IdDoc=2846

Título: Fórum Barcelona 2004 - Tres grandes retos del siglo XXI
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/ficha0ddf.html?IdDoc=2864

Título: Fórum Barcelona 2004 - ¿Cómo hacer justa la globalización?
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/ficha5c95.html?IdDoc=2789

Título: Fórum Barcelona 2004 - Globalización, identidad, y diversidad
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/documentos/fichaa56b.html?IdDoc=1700

Título: Fórum Barcelona 2004 - Consenso de Barcelona 2004
Enlace: http://www.mincomercio.gov.co/eContent/NewsDetail.asp?ID=3420&IDCompany=1

Título: Fórum Barcelona 2004 - El último diálogo de la cita Fórum Barcelona'04 pretende unir 'a Davos y a Porto Alegre' en la misma mesa
Enlace: http://www.elmundo.es/elmundo/2004/08/31/enespecial2/1093958502.html

Título: Los expertos reunidos en el Fórum Barcelona 2004 reclaman un sistema financiero con más instrumentos para evitar colapsos como los de las economías latinoamericanas
Enlace: http://www.barcelona2004.org/www.barcelona2004.org/esp/actualidad/noticias/html/f046028.htm

Título: Fórum Barcelona 2004 - Europa y la gobernabilidad mundial
Enlace: http://www.bcn.es/publicacions/b_mm/ebmm_forum/070-073cas.pdf

Título: Fórum Barcelona 2004 - La Agenda del Desarrollo de Barcelona
Enlace: http://vectoreconomico.com.mx/files/tematico.asp?IdReporte=110

Título: El Consenso de Barcelona 2004: No existe una única política económica para alcanzar el éxito
Enlace: http://www.elperiodico.com.gt/es/20041007/opinion/7956

Título: Fórum Barcelona 2004 - La globalización económica a debate
Enlace: http://www.masterperiodismo.il3.ub.edu/mundets/edicion4/forum_economico.htm

Título:
El lugar para el Desarrollo Local en la Agenda Global (De las reformas de Segunda Generación al Consenso de Barcelona)
Enlace: http://www.coraggioeconomia.org/jlc/archivos%20para%20descargar/ponencia%20Coraggio-Quiroga%202.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada