viernes, 8 de abril de 2016

El murciélago, un eficaz depredador del mosquito transmisor del Dengue, del Zika, y de la fiebre amarilla. Un simpático animalito que debe ser apreciado y protegido / No confundir con el vampiro hematófago (chupasangre)


ANTE LA RECIENTE Y PAVOROSA DIFUSIÓN DE ENFERMEDADES PROPAGADAS POR MOSQUITOS, EL MURCIÉLAGO SE PRESENTA COMO UNA ALTERNATIVA: PROMETE UN SEGURO Y ECONÓMICO CONTROL BIOLÓGICO SOBRE ESTOS INSECTOS Y EL RESGUARDO AL SER HUMANO DE UNA POSIBLE PANDEMIA

Mucho se habla de la utilidad de los pájaros para la agricultura, se dictan leyes que protegen a las aves insectívoras, pero nadie se acuerda del murciélago, a no ser para mirarlo con antipatía o con terror.

Nadie se da cuenta que su utilidad es igual, sino superior a la del pájaro más digno de protección.

Actualmente se conocen en el mundo unas 2.000 especies y variedades de murciélagos y de ellas las nueve décimas partes son estrictamente insectívoras.


Con la única excepción del mordedor, que como es sabido se alimenta de sangre, todas las demás especies del cono sur americano, son exclusivamente insectívoras.

En las regiones cálidas del Viejo Continente hay murciélagos que se alimentan de frutas, y otros en la India, que devoran pájaros; pero por nuestras latitudes no se encuentra ninguna de estas especies, y es de esperar que nadie tenga la nefasta idea de aclimatarlos, como se ha hecho con el gorrión o la liebre europea.


El vampiro mismo, es para nosotros una rareza, encontrándose solamente al norte del Río Negro en el Uruguay ( el famoso Desmodus Rotundus )  como asimismo,  en el extremo norte de la República Argentina.

Ahora bien, el murciélago, como animal  insectívoro, es un formidable destructor de insectos, dado que una de las cualidades de los "quirópteros" es su formidable apetito.

Hace ya mucho tiempo, dos naturalistas franceses, los profesores  Rollinat  y  Trouessart, se dedicaron a estudiar la vida de los murciélagos en cautividad, y comprobaron que uno de estos auxiliares, se comía en una sola noche unas mil moscas y mil quinientas, la noche siguiente.


El murciélago en libertad, como animal nocturno y que caza al vuelo, lo menos que come son moscas. En cambio, se alimenta de insectos nocturnos, mosquitos y sobre todo mariposas crepusculares y las que vuelan por la noche, y entre cuyos representantes se encuentran algunas sumamente dañinas a los cultivos.

Las aves insectívoras hacen poca guerra a los lepidópteros nocturnos. Matan sí las orugas y las crisálidas, pero la lucha contra las mariposas no pueden llevarla a cabo por una circunstancia especial : son altamente miméticas, es decir que por su color se confunden con el de las cortezas y los troncos, con los musgos y los líquenes, y como durante el día permanecen dormidas, inmóviles, es muy difícil que los pájaros las descubran .


El murciélago en cambio, vuela a las mismas horas que las mariposas nocturnas, las percibe y las atrapa al vuelo, destruyendo cada noche varios  centenares.

Y no es solamente destruyendo insectos nocivos como el murciélago se gana el título de animal útil ; también está su guano, vale decir sus excrementos, un fertilizante de primer orden.


En varias comarcas de Europa se busca este guano en las cuevas donde duermen los murciélagos, para disolverlo en el agua con que se riegan las quintas.

Un solo puñado de "murcielaguina" que es como se llama, basta para abonar un mediano jardín.

Como la mayor parte de los murciélagos acostumbran dormir en comunidades numerosas, a los pocos días se acumula en el suelo de las cuevas, una capa de murcielaguina de varios centímetros de espesor, pues estos quirópteros son unos  comilones  tremendos.

En Estados Unidos, se construyen torres especiales para albergar a los murciélagos.


Algunos de estos dormitorios producen  cada año, unas dos toneladas de guano que se venden a muy buen precio, por ser muy requerido y  apreciado

Así, en muy poco tiempo, los murciélagos logran pagar con este solo producto, el costo mismo de la construcción.

En varios países, son reconocidos por devorar mosquitos, algunas de cuyas especies, son transmisoras de peligrosas enfermedades, la fiebre amarilla, el dengue, el zika y otras patologías tan en boga en nuestros tiempos de cambios climáticos y contaminación ambiental. Combatir los mosquitos transmisores por medio de fumigaciones, no sólo es insuficiente, sino también peligroso.

Algunos de estos insectos pueden desarrollar adaptaciones que los lleven a la inmunidad, y en poco tiempo se necesitarán venenos más potentes y por ende más riesgosos.  Asimismo, cuando se fumiga, se barre con todo tipo de organismos que no son nocivos, e incluso, muchos de ellos benéficos.


Una ingeniosa salida podría ser, no la imitación, pero sí una adecuación de la experiencia de otros estados, utilizando los murciélagos para devorar a los mosquitos, además de combatir las larvas de éstos tomando conciencia colectiva y privándolos del agua estancada donde éstas se desarrollan 

Creo que todo esto debe meditarse y considerar a los murciélagos como dignos de una defensa organizada.


No llegaré a proponer que se construyan torres para albergarlos, pero al menos se debe divulgar entre el gran público, la idea expresada por el notable naturalista Ángel Cabrera, al decir que " el  murciélago es un animal útil y merecedor de toda simpatía.

Como siempre, agradeciendo al Ing. Juan Carlos Anselmi, las ilustraciones que completan estas líneas, Brunetto  se despide de los lectores con la esperanza de despertar en ellos, el espíritu de reflexión y análisis. Hasta la próxima.

Galería de imágenes










Agradecimiento y cierre: El autor de estas líneas, desea dejar sentado su agradecimiento a los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, quienes desde hace tiempo me vienen apoyando en las ilustraciones y publicaciones web de estos textos, a la par que también difunden los respectivos enlaces por otras vías, contribuyendo invalorablemente a la labor que como docente y divulgador cultural me he fijado.

Estimados alumnos del Ateneo de Montevideo y del Taller de arte El Farol, así como lectores en general de este espacio digital cultural, mi agradecimiento también a vosotros por vuestra fidelidad en la consulta de estos artículos, ya que todo este esfuerzo de los administradores de "Misterios de Nuestro Mundo y del Universo" encuentra su razón de ser en la difusión más amplia posible de estos contenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario