lunes, 9 de noviembre de 2015

Asteroides y otros cuerpos de múltiples formas y tamaños, siguen rondando por las cercanías de nuestro planeta azul

La basura espacial, como la de esta imagen de la Agencia Espacial Europea, puede ser peligrosa para los astronautas, y ocasionalmente para la Tierra

Misterioso objeto se acerca a la Tierra


Más imágenes ilustrativas se muestran abajo, en la galería

Un enigmático objeto, todavía no plenamente identificado, precipitará sobre nuestro planeta el próximo 13 de noviembre de 2015.

Algunos autores hablan de chatarra espacial, otros de paneles solares, de residuos procedentes del Cosmos, o incluso de la cola de un cometa.

Aunque aún no se sabe con certeza su verdadera naturaleza, la opinión científica se inclina a creer que se trataría de  la pieza de un cohete usado en las exploraciones espaciales, incluso de un trozo de la misión Apollo, que tras de cuatro décadas, podría estar retornando al planeta azul de donde salió.

La ESA señala que será un impresionante espectáculo, que se presentará como un brillantísimo objeto durante su paso por la atmósfera.

Esto resulta un fenómeno altamente espectante, dado que el objeto fue localizado utilizando equipos destinados a encontrar asteroides, y de hecho, se concluye que posee una órbita muy similar a la de un Objeto Cercano a la Tierra (NEO).

Parecería por la trayectoria que presenta, que caería sobre el Océano Índico, a unos 100 kilómetros al sur de la antigua Ceylán, ahora llamada Sri Lanka.

Datos recogidos permiten a los expertos estimar que la densidad del objeto es bajísima, compatible con que el objeto sea hueco, como la etapa primaria de un cohete.

Tendría un tamaño del orden de dos metros, por lo que se quemará totalmente por la fricción con las moléculas del aire atmosférico.

El extraño fenómeno genera enorme interés, dado que ayudará a entender la forma del reingreso de basura cósmica, dado la similitud del trayecto con el de un asteroide.

Por lo tanto, permitirá afinar los procedimientos para lidiar con objetos de naturaleza astronómica que en un futuro incierto, podrían llegar a impactar con la Tierra.

En materia de objetos que se aproximen a nuestro mundo o incluso que penetren la atmósfera de nuestro planeta, mucho nos queda aún por descubrir y por investigar. Por el momento, solamente podemos estar expectantes en relación a estos acontecimientos, investigar sistemáticamente nuestro espacio próximo, registrar todos los objetos que se pueda así como sus correspondientes trayectorias, y si alguno de esos objetos presenta una trayectoria de colisión con la Tierra que pudiera resultar peligrosa, bueno, tener planes alternativos a los que se pueda recurrir en tales casos, para evitar peligros o daños mayores.

Galería de imágenes

Basura espacial localizada en órbita baja terrestre (imagen generada por ordenador).

El 21 de enero de 2001, la tercera etapa de Delta 2 llamada PAM-D (Payload Assist Module - Delta), entró en la atmósfera terrestre sobre Medio Oriente. La cubierta en titanio del motor del PAM-D, que pesaba alrededor de 70 kg, impactó en Arabia Saudita a aproximadamente 240 km de la capital Riyad.

Partes de la segunda etapa del Delta 2 que reentraron en la atmósfera terrestre el 27 de abril de 2000 sobre Sudáfrica. En este incidente, tres objetos fueron recuperados en un trayecto de 100 km de largo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada