lunes, 4 de julio de 2011

¿Qué hacer?: La encrucijada social que vivimos no admite dilatorias, y si quienes gobiernan no reaccionan, es la sociedad civil que deberá tomar cartas en este espinoso asunto


"James Robertson": En un mundo gobernado por el sentido común, no soñaríamos en permitir que el sistema de dinero societario fuera manejado como lo ha sido hasta hoy. Cualquiera se reiría, de quien propusiera permitir a los bancos comerciales, crear como deuda el abasto de dinero público del cual todos dependemos. Permitirles hacer esto, como parte del negocio de hacer utilidades en el mercado, prestando o endeudando, sería visto como una idiotez. (Octubre 2008)


"Centro de Estudios Joan Bardina": Hoy día, el dinero nos es indispensable para la convivencia social. Las especies monetarias están en el corazón de nuestra organización social, y sería impensable imaginarnos poder vivir en un futuro sin utilizarlo. Lo que en un inicio fue un simple facilitador de los intercambios, actualmente está en la base del propio funcionamiento de la economía mundial. Aún más, con el paso del tiempo, el dinero ha cambiado su naturaleza así como su impacto social, se ha transformado desbordando sus cometidos iniciales, convirtiéndose en un valor en sí mismo y en un símbolo de poder, y permitiendo complejos manejos financieros que con bastante arbitrariedad distorsionan la distribución de recursos en el seno de las comunidades y en la sociedad toda. La sofisticada, compleja, y muy oscura ingeniería financiera permitida luego de los "Acuerdos de Bretton Woods", sin duda es fuente de riquezas para unos, y de miseria para otros, por lo que se impone un profundo análisis de esta cuestión. Indudablemente debemos tomar conciencia que este estado de cosas debe ser cambiado, y pronto, por el bien de la sociedad civil, por el bien de todos. Debemos hacer un cambio profundo y radical en nuestro "sistema financiero internacional".


INTRODUCCIÓN

El Foro Social Mundial capítulo México contribuyó a las celebraciones mundiales 2009 encabezadas en Belém do Pará, Brasil, con jornadas en la capital mexicana y otras ciudades de México, los días 30 y 31 de enero así como también el 1 de febrero de 2009. En la ciudad de México, las actividades de análisis, reflexión, y manifestación, fueron en el Campus Del Valle de la Universidad Autónoma de Ciudad de México (UACM), culminando en la Casa del Lago "Juan José Arreola", Bosque de Chapultepec.


El lema universal sigue siendo "OTRO MUNDO ES POSIBLE", y fue abordado teniendo a la vista la gran crisis civilizatoria en que transcurrimos, bajo tres super ejes básicos de análisis y acción, asumidos por la sociedad autogestiva: el cultural, el político, y el económico. Este último comprende principalmente aportes de ejes que han constituido temas básicos desde el orígen del citado FSM capítulo México: economía solidaria, habitat, y ecología, incorporando aportes de movimientos sociales emergentes con temas afines tales como migración, libre comercio, ingreso básico universal, trabajo y sindicalismo, soberanía alimentaria, cooperativas y mutualismo, infraestructura y habitación, autoridades locales, etc.





































El ensayo que se transcribe en la próxima sección, está fundamentalmente dirigido a los compañeros del Espacio de Economía Solidaria, ECOSOL, para su reflexión y debate interno, así como a los amigos y componentes del Comité Promotor del Foro Social Mundial capítulo México.

La propuesta de una reforma monetaria y bancaria como la que aquí se expone, está inspirada en los trabajos de James Robertson, particularmente dos de sus muchos libros, "Creating New Money: Making it happen" (2003), coautoría con John Bunzi, y "Creating New Money. A monetary reform for the information age" (2000), coautoría con Joseph Huber.

James Robertson, experto sobre la banca inglesa, fue funcionario público de alto nivel en Inglaterra, hasta que en los años 70, dio un brinco cualitativo para iniciar una trayectoria más libre a favor de la sociedad civil.

A mediados de los años 80, Robertson fue fundador de The Other Economic Summit (TOES), perenne instancia desafiante del G-7 luego G-8, y también constituyente de The New Economics Foundation (NEF). En 1994 vino a México para participar en el seminario sobre ‘Alternativas al Desarrollo’, organizado por el International Group on Grass Roots Initiatives, IGGRI, cuyo presidente en esos años fue Luis Lopezllera Méndez, quien ya entonces producía LA OTRA BOLSA DE VALORES. James Robertson aprovechó entonces para visitar a Iván Illich, y enterarse más en detalle de la insurgencia indígena de Chiapas.

El citado Robertson es admirador de las propuestas de Ernst F Schumacher, y ya octogenario continúa produciendo intelectualmente. Y muchos de sus textos son consultables en el sitio digital cuya dirección electrónica a continuación se indica: http://www.jamesrobertson.com

¿QUÉ HACER?

La crisis que hoy se manifiesta contundentemente es de tal magnitud, el daño causado a las poblaciones en México y en el mundo es realmente tan catastrófico, y el medio ambiente está tan enteramente trastornado, que no es posible aceptar meras reformas para que los negocios de siempre, y las instituciones públicas imbricadas en ellos, salgan a flote sin grandes pérdidas, y prosigan en una nueva etapa de hegemonía con más explotación y destrucción.

Se nos presenta nuevamente el caso del nudo gordiano; la cuestión es si debemos seguir tratando de deshacerlo hilo por hilo, o por el contrario si debemos ir a su meollo y desarmarlo de una vez.

Hoy el tiempo para la humanidad se termina, nos abruma un gigantesco monumento a la ignorancia y la brutalidad, y el clamor humanitario es simplemente ¡Basta!

No demos plazo para más consideraciones bizantinas o para más extemporáneas demoras burocráticas.

Es preciso tener claro cuál es la causa del desastre tantas veces denunciado y tantas veces refutado con violencia: Se inventó un símbolo que llamamos dinero, primero tangible y luego mucho más intangible y oscuro, para propiciar un desarrollo llamado civilización. Y con él se le puso precio a valores esenciales, naturaleza y trabajo, y al mismo dinero se lo usó como medio de intercambio. Pero esta especie se convirtió en un ídolo, absoluto, un fin al cual todo se debe someter.

Este dinero ha sido progresivamente manipulado al grado que en los últimos tres siglos (recordemos que en 1694 se crea el Banco de Inglaterra con prestamistas particulares), su emisión, esto es, la facultad de representar poder, ha quedado también en manos privadas.

El afán de acrecentarlo, con la usura y la especulación, o más brutalmente con el impuesto o el vil despojo, ha sido la causa de guerras, imperios, despilfarros y miserias sin fin.

Asegurado el triunfo en la Segunda Guerra Mundial, los países aliados acordaron (Bretton Woods, 1944) que el dólar americano (emitido por la Reserva Federal de los Estados Unidos, organización de bancos privados), respaldado por oro, fuera la moneda (casi) hegemónica en el mundo. Y en los hechos se practicó una emisión unilateral de dinero, sin que existiera el oro correspondiente, para financiar la Guerra Fría, que en 25 años equivalió a una infraestructura productiva similar a otro EEUU.

Lo señalado fue un megafraude abiertamente confesado por las autoridades del poderoso país del norte (Nixon, Agosto 15 de 1971), y de hecho convalidado por sus acreedores internacionales tornados en cómplices mundiales.

La desconexión entre dinero ‘real’ y dinero ’virtual’, y la primacía de este último por vía electrónica, sin que hubiera distinción práctica entre uno u otro, sumándose a una ambición delirante por más y más dinero, es lo que está en el origen de todas las burbujas especulativas actuales, las cuales han existido con gran tolerancia, o mejor dicho complicidad, de los propios bancos centrales así como de las propias instituciones intergubernamentales.

Hemos llegado a límites intolerables, como es el tener veinte veces más dinero volátil -afanados sus manipuladores en reproducirlo en más dinero, inventando valores fantásticos- que dinero aplicado a la producción y al consumo de valores reales.

Es como si las aguas de los océanos, muy abundantes, se hubieran mezclado con las potables, muy escasas, y como si no pudiéramos ahora beber sin intoxicarnos.

Así, todos los tratos económicos en teoría conducentes a un progreso y a una sociedad de convivencia, en realidad están animados por una necesidad imperiosa de ganar dinero para poder cubrir su costo determinado por deuda, usura, inflación, y especulación.

Todo trato se convierte en una microbatalla, una escaramuza en la que hay que vencer, donde siempre habrá ganadores y perdedores -el pez grande se come al chico- para cubrir la renta del dinero y obtener una ganancia que a la postre resultará acumulada en las arcas corporativas y bancarias.

Las burbujas financieras no son sólo juegos de cifras y cuentas en las bolsas de valores, son visibles "elefantes blancos" de acero, cemento y vidrio, activados por ‘super humanos’ insostenibles y depredadores. Así lo vemos por ejemplo en la Torre Mayor en el DF (México) o las Olimpiadas de China, que surgen en nuestra ‘civilización’ con el afán de hacer más dinero.

Algunos "elefantes blancos", absurdos gustos faraónicos, también se pueden observar en los aires, tal como ilustrativamente se indica en el vídeo asociado al siguiente enlace.

http://es.finance.yahoo.com/video/uno1-unofinanza-1429563/aviones-vip-mansiones-flotantes-25949772

Así lo vemos también en la especulación inmobiliaria, o con un gran espectáculo mundial. Los beneficios aportados reales (trabajo, imagen, funcionalidad) son cuestionables por su desvío de lo que realmente necesita un asentamiento regional equilibrado (no más Santa Fes faraónicas) o un deporte sano sin atletas de laboratorio (no más un campeón de golf ganando ¡800 millones de dólares en diez años!). Por cierto, insignificante todo ello ante la masa monetaria virtual y sus burbujas letales (más de dos millones de millones de dólares en las guerras de Medio Oriente).

Las burbujas llegaron en el año 2008 a dimensiones nunca antes alcanzadas, y se rebasó el umbral crédito/descrédito entre los mismos bancos y sus inversionistas, evidenciando valores ficticios, cesando súbitamente la creación de dinero, y desapareciendo la confianza entre sí.

Se recurre entonces al atraco a toda la población por parte del propio Estado, vía impuestos y tasas, y vía otros ingresos fiscales.

En México bien sabemos lo que significó el Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), pero afectando de paso a toda la economía real, la que nos debiera sostener, minoritaria ella en términos financieros pero hambrienta de dinero ‘real’.

Hoy, los mismos especuladores y sus bancos cómplices tratan de componer un tanto las cosas, con llamados a la cordura, pero sin dejar de ganar dinero, como es el caso de las fantásticas liquidaciones a sus altos ejecutivos.

Y a la gente común se le recomienda portarse bien, esto es, no hacer nada más que lo que ya hace: cuidar el empleo y partirse el alma si no lo tiene, como lo hacen los millones de migrantes y desocupados.

Si en México padecimos un Fobaproa, ahora en los Estados Unidos se acordó otro mucho mayor con cifras que van arriba del millón de millón de dólares, que serían pagados por ‘el público’, contradiciendo la regla neoliberal supuestamente considerada sagrada: ‘el Mercado se resuelve solo‘.

Es este dinero especulativo, en un casino de estimaciones fantasiosas y fraudulentas, el que se esconde en los paraísos fiscales, en la evasión de impuestos, en la corrupción de autoridades, y que resulta tan criminal como el mercado de las armas o el lavado del narcotráfico.

Bertolt Brecht (La Ópera de Tres Centavos) ya ponía este dilema en boca de Macky Navaja a punto de ser ahorcado: "¿Qué es más criminal, robar un banco o fundar un banco?".

Hoy, muchos voltean a ver a John Maynard Keynes, y se centran en los gobiernos para componer las cosas, construir más infraestructuras, seguir creciendo y desarrollando ciudades y carreteras, como lo hacen los chinos a costa de crear empleo fugaz y seguir destruyendo el medio ambiente.

Este desarrollo no es sostenible. Es necesario ir a la raíz del problema, es necesario tal vez ir al crédito social, como lo apuntaba Clifford Douglas (Clifford Hugh Douglas) en los años 20: "Rescatar la facultad de crédito que fue muy injustamente usurpada por el sistema financiero mundial, y devolverlo a la sociedad misma aún antes que al Estado".










De lo señalado, surge la necesidad de un Banco Central verdaderamentre autónomo ante los intereses creados, y una Comisión Nacional Bancaria y de Valores respondiendo a un Observatorio de la Sociedad en Cooperación.

La sociedad autogestiva, civil, orgánica, autónoma, cooperativa, requiere reemerger en el escenario público, no como satélite dependiente de fuerzas del Estado o del Mercado, para atender puntos cruciales del sistema económico sin cuya solución el activismo focalista resulta insuficiente y agotador.

El Banco de México, mejor dicho: el Banco de Todo México, además de imprimir billetes y acuñar monedas, de volumen muy menor en relación a la masa monetaria electrónica, deberá asumir la facultad de crear dinero contable e igualmente efectivo, hoy en manos de los bancos comerciales. Estos hoy crean dinero ex nihilo, de la nada, al efectuar préstamos con altísimos intereses y que son otorgados según sus muy particulares visiones e intereses. Por el contrario, ese dinero es necesario para dinamizar los mercados internos. Es un ‘señoriaje’ que hasta ahora realiza la banca privada hoy extranjerizada y cuyas ganancias vuelan al exterior. Nuestro ‘día D’ implicará que la banca privada no podrá más seguir emitiendo dinero, si así lo hiciere cometería delito de falsificación. Es una potestad que sólo corresponderá al Banco de Todo México.

Robertson nos informa (2000) de las cifras que implica la creación de nuevo dinero cada año en paises altamente industrializados y en manos de la banca privada: en Inglaterra, 48,000 millones de libras; en Estados Unidos, 114,000 millones de dólares; en Europa, 160,000 millones de euros; en Japón, 17 millones de millones de yens. A todo lo cual habrá que agregar la usura a que esos fondos son sometidos. Y habrá que detectar cuales son las cifras que corresponden a países como México.

Bancos tales como el antes Bital (HSBC), el antes Inverlat (Scotiabank), el antes Serfin (Santander), Bancomer (BBVA), Banamex (Citybank), y otros menores que conforman las 40 instituciones de banca mútliple con operaciones en México, deberán limitarse a administrar depósitos de los ciudadanos en operaciones de ahorro y crédito. De este modo se establecerá una justa competencia entre estos mamuts transnacionales con la experiencia histórica de las pequeñas cooperativas de ahorro y crédito que han demostrado operar sin fines lucrativos, con menores costos y con mucha mayor atención al bienestar local. Será bueno comparar la cautela de los ahorros según principios cooperativos ante los principios de la sociedad anónima. No es nacionalizar la banca comercial sino, en un nivel superior, nacionalizar la emisión del dinero necesario para la creación de un bienestar incluyente de todos los mexicanos.

Este objetivo altamente estratégico y trascendente implicará una gran campaña de la sociedad civil, iniciada por ECOSOL y el FSM, con una economía política y solidaria propia, acompañada de la pluralidad de fuerzas políticas que luchan por un auténtico cambio a favor de las causas más legítimas de todos los mexicanos.

El Banco de Todo México implicará una mutación sobre su pasado y un presente capitalista: colonial (del Monte de Piedad a Maximiliano I), criollo (Porfirio Díaz y el Porfiriato), y también revolucionario (fundación del Banco de México en 1925), populista (1982), y ahora (2000 en adelante) indudablemente rapaz y extranjero.

Habrá que rescatar el Banco de México y su sistema de gobernadores, de una práctica que responde más a los intereses del Fondo Monetario Internacional, de la Reserva Federal, de Wall Street y sus beneficiarios corporativos instalados en México, intereses desbocados y hoy desacreditados evidentemente ante los ojos de todo el mundo. Ya en América del Sur las mociones van en ese sentido, crear el Banco del Sur, con una moneda mancomunada para irse liberando de la tutela perversa del dólar estadounidense.

El Banco de Todo México deberá integrarse como una autoridad moral, social y monetaria, garantizar su autonomía ante gobierno y empresas, y practicar una absoluta transparencia. En comunicación con las instancias productivas, laborales y poblacionales, estimará y creará el dinero necesario para los mercados internos. Lo pondrá en circulación no en calidad de un préstamo usurero sino en calidad de un derecho vital nacional, mediante entregas a un gobierno electo democrática y participativamente, otra tarea sin duda a asegurar. Gobierno que a su vez fomentará, promoverá o cogestionará, diversos programas sociales. Estos programas de la sociedad plural serán gestados bajo los tres criterios básicos del progreso universal: Solidaridad, Subsidiaridad y Sostenibilidad.

Con este ingreso el gobierno podrá aliviar su presión fiscal, eventualmente reducir impuestos, cubrir deudas legítimas (las cuales deberán auditarse y confirmarse), gastos emergentes, y sobre todo abordar iniciativas local globales hasta hoy consideradas un sueño sin recursos.

Un programa notorio e importante será la creación del Ingreso Básico Nacional, que dotará a cada ciudadano de una cuota elemental incondicional, similar a la que actualmente se aplica a los mayores de 70 años de edad en el D.F., para que movilice y se movilice económicamente, dinamizando desde la base a toda la economía. De la ‘revolución’ se pasará a la ‘devolución’, para cubrir la deuda histórica con la sociedad. Esta iniciativa tiene hoy credenciales mundiales y se inicia desde los años 20 ante la propuesta de Douglas: un Dividendo Ciudadano General, hoy aplicado, por ejemplo, en Alaska, ‘país’ petrolero.

Igualmente, se hará el Inventario de Identidades Ecosistémicas, principalmente basadas en el binomio ‘población & agua’, asegurando democráticamente la captación, el cuidado y la distribución de agua, esto es, se pondrá en el escenario público a los cientos de microcuencas hidrológicas del país, para invertir en ellas presupuestos y programas de reorganización comunitaria, producción alimentaria, tecnologías apropiadas, energía renovable, educación, salud, cultura, comunicación y producción de conocimientos tanto prácticos como éticos y estéticos.

Debemos aprender del testimonio campesino que se practica en la ‘Microcuenca Independencia’, con los municipios rurales en torno a Dolores Hidalgo, Gto., donde la población toma conciencia de este valor vital, tan escaso (ayudados de una maqueta a gran escala), y convierte todas sus actividades para cosechar, invertir y defender tan precioso líquido a favor de las comunidades.

Esta estrategia civil en vistas a poner la creación de dinero nacional a favor de toda la gente, estrategia que requiere conjunción de fuerzas, movilización y definiciones profundamente democráticas, seguramente va a encontrar serias resistencias de los intereses que lucran con tal facultad privatizada, y que pueden ser incluso muy violentas.

Thomas Jefferson ya lo advertía y los asesinatos de Abraham Lincoln y de John Fitzgerald Kennedy están relacionados con ello. Por cierto, no hay espacio aquí para detenernos en este punto precautorio de lo criminal. Abordemos positivamente la otra cara de la medida propuesta: la creación de monedas comunitarias.

Sea a nivel local, a nivel grupal y comunitario, a nivel de redes y de redes de redes, los mercados solidarios que dependen de la voluntad de productores, distribuidores y consumidores unidos, conforman parcial, complementaria o totalmente sistemas de intercambio que no son públicos ni privados, sino sociales. Y las comunidades indígenas, que suelen ser las más excluidas del sistema dominante actual, ante la carencia de dinero oficial se ven precisadas a recurrir al trueque.

Un caso paradigmático es la Red Purépecha de Trueque (‘Mojtakuntani’, o sea, intercambiemos como hermanos), donde las comunidades ribereñas del Lago de Pátzcuaro, en Michoacán, llevan más de diez años celebrando dos ferias mensuales, rotando cada vez entre unas quince localidades, donde está prohibido utilizar moneda oficial y se recurre exclusivamente al trueque.

Tenemos experiencias más sofisticadas en base al mutitrueque, y donde se utilizan vales emitidos sin fines de lucro con unidades de cuenta que pueden ser la hora de trabajo social, una jornada de hospitalidad, o bien, derechos de consumo de agua, de energía, de faenas, etcétera, o también simplemente puntos, controlados socialmente y equiparables periodica y variablemente con moneda oficial a fin de hacer tratos considerando los precios convencionales. Estas experiencias se multiplican dentro y fuera del país y se cuentan por miles. En México se puede decir que conforman ya un movimiento en conexión con Espacios de Economía Solidaria, ECOSOL, con experiencias ya consolidadas o bien en proceso de organización, en entidades tales como Distrito Federal, Jalisco, Sonora, Aguascalientes, Guanajuato, Estado de México, Tlaxcala, Yucatán, Morelos, Oaxaca, etc.

Es recomendable la lectura de la tesis doctoral de María Eugenia Santana Echeagaray, antropóloga social (CIESAS, 2008), que profundiza y detalla sobre estos laboratorios de hoy, base de un futuro sistema de crédito local global realmente liberador. Iguamente, interesa consultar el Manual ‘No hay dinero, ¿qué hacer?’ (2007), elaborado por el autor de este ensayo.

Una Mesa de Dineros Comunitarios deberá ser montada en el 2009 a fin de monitorear estas experiencias, aprender de ellas y normar su reproducción en base a la multiplicidad de identidades geográficas, urbanas y rurales, que los micromercados emergentes vayan redefiniendo. Particularmente se deberá atender el fenómeno transfrontera de la migración, que ha resultado un aporte humano muy importante para la estabilidad en México y que hasta hoy se encuentra envuelto por intermediarios bancarios que lucran excesivamente con el producto de los trabajadores mexicanos en el extranjero.

La creación de monedas limpias pertenecientes a la sociedad civil no opera en la sociedad anónima, el dinero circula y no se acumula, por lo tanto el narcotráfico y su violencia quedarán en este nuevo fenómeno excluidos e inoperantes automáticamente. Los valores de reserva para contingencias futuras estarán fincados no en símbolos devaluables como el peso mexicano actual (en toda su historia, siempre ha perdido valor en formas y trucos a veces tan escandalosos como inaceptables), sino en valores sociales y ambientales efectivos con novedosas formas de apreciación, memorización y realización en el tiempo. Esto constituye la esencia de LA OTRA Bolsa de Valores.

En todo el mundo proliferan estas iniciativas que surgen del seno de la sociedad civil, muchas respaldadas por sus autoridades, así sucede tanto en Francia como en Japón, en Uruguay como poco antes en Argentina. Igual aquí en México, donde un municipio, ciudad de Aguascalientes, se anima a experimentar en un sentido similar al que hace pocos años lo hiciera la Delegación Magdalena Contreras del D.F.

Sin duda en el nivel mundial, el colapso del dólar estará, afortunadamente, requiriendo con urgencia que surja una moneda realmente universal al servicio de todos los pueblos, que se invente bajo el auspicio de las Organización de las Naciones Unidas (organización evolucionando hacia los Pueblos Unidos).

Sin duda habrá que tomar en cuenta intentos anteriores, tales como el ‘Bancor’ (canasta de materias primas) propuesto por John M Keynes (rechazado en Bretton Woods), o los más recientes ‘Derechos Especiales de Giro(canasta de monedas ‘fuertes’), que incluso George Soros, controvertido brujo de la manipulación financiera y la filantropía, recomendara enfáticamente en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo, Monterrey, México (2002).

La propuesta de FEASTA (Foundation for the Economics of Sustainability, Dublin, Irlanda) en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (2002), Johannesburg, Sudáfrica, es sin duda una de las mejores, basada en los derechos de los ciudadanos del mundo al consumo de hidrocarburos, o bien la propuesta del ‘Terra’ (2004), de Bernard Lietaer (impulsor del Ecu, luego Euro), en algún sentido similar al ‘Bancor’.

Y de Brasil nos llega la propuesta de Euclides André Mance (gran amigo experto en redes), el ‘Solidarius’.




El que esto escribe presentó en el FSM Mumbai (2004), el ensayo ‘An Alternative World Banner or a World Bang’, proponiendo la unidad de cuenta basada en ¡una jornada de hospitalidad!, la cual despertó mucho interés asiático, ponencia luego traducida al idioma chino.

Enhorabuena, salgamos de la hegemonía depredadora y practicamente gangsteril del dólar, que el mismo narcotráfico aplaude y se beneficia aniquilando.

Parece que la corrupción y la obnubilación en los ámbitos de poder, impide que los dirigentes actuales en el Estado y el Mercado, acepten fácilmente estas propuestas y procedan en consecuencia.

Corresponde a la sociedad civil, autónoma, autogestiva e incluyente, tomar la iniciativa y domesticar las fuerzas brutas que hoy imperan en la esfera pública.

Así como ya existe, por ejemplo, un Parlamento Migrante, surgido de la necesidad, requerimos un Consejo de Ancianos que en el sentido etimológico será un Senado de la Sociedad Civil, que gestione ante los poderes en crisis y con amplio poder moral, la nueva realidad que todos deseamos.

Hoy el mundo necesita nuevamente creer en sí mismo -en medio de la confusión y pánico, un manicomio heredado de la ambición descomunal- rescatemos la entereza moral y diseñemos los sistemas que permitan unir en vez de dividir a la población.

Heredemos a las generaciones siguientes un mundo donde la naturaleza, el trabajo y las aspiraciones más legítimas, se combinan para producir no la guerra sino el bienestar.

Luis Lopezllera Méndez, México

"Jorge Aniceto Molinari": Nunca antes hemos corrido el peligro de desaparición de la humanidad que hoy corremos, pero también nunca antes el mundo tuvo los medios para una transformación revolucionaria del modo de producción capitalista. Hoy esto pasa por entender el significado que tiene para el mundo esas dos reformas centrales, la moneda y el sistema impositivo, para que esta transformación en el modo de producción pueda iniciarse. (Julio 2011)

LECTURAS RECOMENDADAS

1. Título: James Robertson (activist)
Enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/James_Robertson_(activist)

2. Título: The Other Economic Summit
Enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/The_Other_Economic_Summit

3. Título: New Economics Foundation
Enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/New_Economics_Foundation

4. Título: Bancor
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Bancor

5. Título: : LAS IDEAS DE KEYNES PARA UN ORDEN ECONÓMICO MUNDIAL
Enlaces: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2321485 http://www.sem-wes.org/revista/arca/rem_16/rem16_8.pdf

6. Título: Del “Consenso de Washington” al “Consenso de Chile”: ¿Por qué el consenso de Washington fracasó mientras que el de Chile tuvo éxito?
Enlace: http://www.revistaperspectiva.com/archivos/revista/No%206/15_Chile.pdf

7. Título: Showing newest posts with label Derrick Jensen: Civilization & Resistance (Part 1)
Enlace: http://essentialdissent.blogspot.com/2008/09/derrick-jensen-civilization-resistance.html

8. Título: Showing newest posts with label Derrick Jensen: Civilization & Resistance (Part 2)
Enlace: http://essentialdissent.blogspot.com/2008/09/derrick-jensen-civilization-resistance_21.html

9. Título: Showing newest posts with label Derrick Jensen: Civilization & Resistance (Part 3)
Enlace: http://essentialdissent.blogspot.com/2008/09/derrick-jensen-civilization-resistance_22.html

10. Título: ¿Qué es la Globalización?
Enlace: http://www.globalizate.org/ques.html

11. Título: Crisis civilizatoria: Esencia y futuro
Enlace: http://www.aie.org.ar/downloads/crisis_civilizatoria.pdf

12. Título: About James Robertson
Enlace: http://www.jamesrobertson.com/about-james-robertson.htm

13. Título: Wikipedia: Nueva economía
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Nueva_econom%C3%ADa

14. Título: BASES PARA LA NUEVA ECONOMÍA DEL SIGLO XXI
Enlace: http://www.circuloeconomia.com/reuniones_boletines/14.pdf

15. Título: James Robertson & John Bunzl: MONETARY REFORM - Making it happen
Enlace: http://www.jamesrobertson.com/book/monetaryreform.pdf

16. Título: Joseph Huber & James Robertson: CREATING NEW MONEY - A monetary reform for the information age
Enlace: http://www.jamesrobertson.com/book/creatingnewmoney.pdf

17. Título: James Robertson; Working for a sane alternative; Comprehensive reform of the worldwide money system: website
Enlace: http://www.jamesrobertson.com/

18. Título: Wikipedia: Monetary reform
Enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/Monetary_reform

19. Título: Wikipedia: Reforma monetaria
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Reforma_monetaria

20. Título: Wikipedia: Sistema Monetario Internacional
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_Monetario_Internacional

21. Título: Wikipedia: Política monetaria
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADtica_monetaria

22. Título: Vite, la réforme monétaire indispensable
Enlace: http://www.lepost.fr/article/2009/02/06/1414801_vite-la-reforme-monetaire-indispensable.html

23. Título: John Maynard KEYNES (1923): La Réforme Monétaire
Enlace: http://classiques.uqac.ca/classiques/keynes_john_maynard/reforme_monetaire/keynes_reforme_monetaire.pdf

24. Título: Wikipédia: Monnaie romaine
Enlace: http://fr.wikipedia.org/wiki/Monnaie_romaine

25. Título: Wikipédia: Parti Crédit Social du Canada
Enlace: http://fr.wikipedia.org/wiki/Parti_Cr%C3%A9dit_social_du_Canada

26. Título: Wikipédia: Charles Alexandre de Calonne
Enlace: http://fr.wikipedia.org/wiki/Charles_Alexandre_de_Calonne

27. Título: Wikipédia: Effet multiplicateur du crédit
Enlace: http://fr.wikipedia.org/wiki/Effet_multiplicateur_du_cr%C3%A9dit

28. Título: Wikipedia: Clifford Hugh Douglas (english)
Enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/C._H._Douglas

29. Título: Wikipédia: Clifford Hugh Douglas (français)
Enlace: http://fr.wikipedia.org/wiki/C._H._Douglas

30. Título: Wikipedia: Clifford Hugh Douglas (español)
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/C.H._Douglas

31. Título: Wikipedia: Dinero (medio de intercambio)
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Dinero

32. Título: Wikipedia: Dinero (moneda)
Enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Dinero_(moneda)

33. Título: El "Consenso de Barcelona" ha sido aprobado
Enlace: http://montserratponsa.wordpress.com/2011/05/03/el-consenso-de-barcelona-ha-sido-aprobado/

34. Título: Decrecimiento
Enlace: http://www.jovenesverdes.org/descarga/Folleto_decrecimiento.pdf

35. Título: Globalización mundial y alternativas de desarrollo
Enlace: http://www.nuso.org/upload/articulos/2353_1.pdf

36. Título: La sociedad autogestiva
Enlace: http://www.fernandopeirone.com.ar/Lote/nro052/sociedad.htm

37. Título: Carta a la Sociedad Autogestiva
Enlace: http://www.aztlan.org.mx/secciones/1527-carta-a-la-sociedad-autogestiva-mexicana

38. Título: Desarrollo territorial rural: la sociedad autogestiva y el desarrollo local. El rol de los actores y experiencias de trabajo interdisciplinario
Enlace: http://www.fahce.unlp.edu.ar/posgrado/cursos-y-seminarios/cursos-2009/desarrolloterritorialrurallasociedadautogestivayeldesarrollolocalelroldelosactoresyexperienciasdetrabajointerdisciplinario/

39. Título: Banco de México
Enlace: http://www.monografias.com/trabajos31/banco-mexico/banco-mexico.shtml

40. Título: México - Encuentro dialogal y propositivo: Economía Solidaria, Ecosistemas y Foro Social Mundial 2010
Enlace: http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/post/2010/03/12/mexico-encuentro-dialogal-y-propositivo-economia-solidaria

41. Título: Economía solidaria articula ecosistemas
Enlace: http://movimiento.com.mx/mts/index.php?option=com_content&view=section&layout=blog&id=7&Itemid=100005&limitstart=3

42. Título: Medios Masivos y Transformación Social
Enlace: http://www.youtube.com/watch?v=VqA7wa3QJn8





43. Título: James Robertson talks frankly about democratising our money supply; Money as debt is not sustainable (James Robertson se refiere francamente a la democratización del suministro de dinero; el dinero basado en deuda no es sostenible)


44. Título: The Truth About Banking & Banking Reform (La verdad sobre la Banca y la reforma bancaria)



45. Título: El robo de dinero basado en Deuda


46. Título: El fraude de los Bancos explicado en 2 minutos


47. Título: Tarjetas de Credito - El Yugo de los Idiotas


48. Título: Historia del Dinero: Capítulo 1


49. Título: Historia del Dinero: Capítulo 2


50. Título: Historia del Dinero: Capítulo 3


51. Título: Historia del Dinero: Capítulos 4 y 5


52. Título: Historia del Dinero: Capítulos 6 y 7


53. Título: Historia del Dinero: Capítulos 8 y 9 (final)


54. Título: Entretien avec Stéphane Hessel, ancien résistant, auteur du livre "Indignez-vous"
Enlace: http://www.tsr.ch/video/info/journal-19h30/2998001-entretien-avec-stephane-hessel-ancien-resistant-auteur-du-livre-a-succes-intitule-indignez-vous.html#id=2998001


"Stéphane Frédéric Hessel": Conviene ser feliz para dar también felicidad a los semejantes. Ciertamente es una muy buena manera de concebir y entender el destino humano, buscar la felicidad en diversas formas, pero no guardarla exclusivamente para sí mismo. La premisa por excelencia a tener en cuenta, debe ser: “Comunicar y brindarse a otros, en el mejor sentido posible, y en toda la extensión imaginable”.

Wilhelm Apollinaire de Kostrowitsky -Guillaume Apollinaire- (1880-1918)

Poème: Le pont Mirabeau

Sous le pont Mirabeau coule la Seine
Et nos amours
Faut-il qu'il m'en souvienne
La joie venait toujours après la peine

Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure

Les mains dans les mains restons face à face
Tandis que sous
Le pont de nos bras passe
Des éternels regards l'onde si lasse

Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure

L'amour s'en va comme cette eau courante
L'amour s'en va
Comme la vie est lente
Et comme l'Espérance est violente

Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure

Passent les jours et passent les semaines
Ni temps passé
Ni les amours reviennent
Sous le pont Mirabeau coule la Seine

Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada