martes, 27 de octubre de 2015

Planetoide que nos acecha : Visita cercana de un cuerpo de regulares dimensiones para la próxima fecha de Haloween


Planetoides y cometas, y cuerpos rocosos menores, tienen inquietantes acercamientos con nuestro mundo, primero aproximándose en forma amenazante, pero luego pasando raudamente por las cercanías de nuestro planeta, y más tarde alejándose sin causarnos daño o perturbación de tipo alguno : Por ahora, estos acercamientos poca o ninguna molestia nos han causado, pero con el paso del tiempo, alguno de gran tamaño impactará la Tierra, y por tanto debemos de ser capaces de detectar estas situaciones, y de alterar las trayectorias de alguna forma tal de minimizar o anular los daños

Un planetoide descubierto el pasado 10 de octubre de 2015 por astrónomos del observatorio de Hawai, tendrá un inquietante acercamiento a la Tierra el 30 y 31 del presente mes de octubre. Dicho cuerpo es llamado el asteroide de Halloween, por su coincidencia con la citada fecha emblemática. De tamaño es realmente enorme, con un diámetro máximo de unos 610 metros, o sea, de dimensiones comparables a un estadio de fútbol, y pasará a 1,3 veces la distancia que nos separa de la Luna, pues se acercará a 498.896 kilómetros de nuestro mundo, pero mucho más cerca pasará de nuestro satélite natural, del que por un pequeño tiempo distará solamente 280.000 kilómetros.

El asteroide de Halloween es 28 veces más grande que el meteoro que en su momento penetró la atmósfera en Rusia, y estalló sobre los montes Urales, en febrero de 2013, y se moverá a una velocidad tremenda, del orden de 126.000 kilómetros por hora.

Los expertos han calculado su trayectoria, que pasará proyectada sobre la hermosa constelación de Orión, donde se apreciará con ayuda de algún instrumental óptico. Es de señalar que el ojo humano puede visualizar hasta la magnitud 6, en las mejores condiciones visuales, las imperantes en el mar, en el campo, o en las sierras, lugares libres de contaminación lumínica.

El asteroide 2015 TB 145 presenta magnitud 10, es decir, no será visible a las miradas a ojo desnudo, pero sí con prismáticos adecuados, anteojos o telescopios. Su paso no implicará ninguna influencia sobre la Tierra, ni de orden eléctrico, magnético o gravitacional, y tampoco influirá para nada sobre el cambio climático, ni provocará terremotos, maremotos, o erupciones volcánicas. Sin duda tampoco será signo de ninguna señal de carácter apocalíptico, tema tan manejado por los agoreros de las catástrofes en estos tiempos, al menos esa es la opinión de los científicos.

Según la NASA, este asteroide viaja a 35 kms. por segundo, lo que es una velocidad inusualmente alta. Será el planetoide más grande que se aproxime a nuestro mundo hasta el año 2027.

Fue detectado por el Panstarrs, un telescopio de sondeo panorámico ubicado en Hawai y  tal roca cósmica, no representa ningún peligro para la Tierra, dado que pasará a una distancia considerable y apenas superior a la distancia que nos separa de nuestro satélite natural.

Hasta aquí la información central y resumida del citado planetoide de Haloween o asteroide de Haloween, planteada en el formato que nos parece mejor para el grueso de los lectores de este sitio digital, integrado fundamentalmente por estudiantes de secundaria y de otros niveles educativos, así como personas que en general se interesan por las cuestiones culturales y científicas.

Ahora bien, en los párrafos que siguen, me gustaría responder a una pregunta que hace poco me hicieron : ¿Para qué sirve aprender astronomía a quien no le interese dedicarse ni a la docencia ni la investigación en ese campo, y que tampoco le interese especializarse en cosas y aplicaciones de alguna manera relacionadas con el Sol, o con el espacio exterior?

Buena pregunta por cierto, buena inquietud, a la que trataré de responder con sencillez y brevedad.

Claro, se comprende lo que hay detrás de este interrogante. Un sanitario, o un cartero, o un sastre, o cualquier otra profesión o actividad que solamente requiera un núcleo muy cerrado y limitado de conocimientos, y si dicha persona solamente se dedica y se interesa a su profesión y a su familia, además de la diversión y del esparcimiento, claro, sepa mucho de astronomía, o sepa poco, o sepa casi nada, desde el punto de vista práctico, pareciera que da casi lo mismo.

Obviamente, quien escribe estas líneas no se adscribe a este planteamiento.

En el mundo de hoy día, y para que las personas puedan sentirse realmente libres y útiles, además de las especializaciones que se requieran específicamente en el plano laboral y en cuanto al buen manejo a nivel de la estructura social, conviene también tener una buena cultura general (en cuanto a astronomía y en relación también a múltiples temáticas), pues eso nos permitirá comprender mejor la historia, la naturaleza, el devenir del desarrollo humano, etc, lo que de una u otra forma nos permitirá ser mejores electores cuando se nos convoque a las urnas, o ser mejores consejeros cuando un familiar o un niño nos haga una consulta o nos pida una orientación, o ser mejores consumidores en cuanto sepa elegir mejor los productos que necesita para el diario vivir, etc, etc, etc.

Pero además, el planeta Tierra notoriamente recibe múltiples influencias desde el espacio exterior, en forma de radiaciones, y en otras formas diversas, por ejemplo, los impactos cuyas cicatrices se han descubierto en nuestro mundo, y que también pueden observarse en otros planetas y satélites a través de la observación telescópica, debiera llenarnos de preocupación, pues si alguna vez hubo impactos de entidad, y hubo radiaciones tan peligrosas que extinguieron especies enteras de la faz de la Tierra, bueno, es razonable pensar que ello se pueda repetir en algún momento.

Seamos conscientes, seamos cuidadosos, todas las contingencias peligrosas debieran ser estudiadas, con elaboración de buenos planes paliativos o de emergencia, y a ello debiéramos aspirar, sin dejar librado esta cuestión a la iniciativa de aquellos que sientan interés y vocación por tal o cual aspecto. La iniciativa estatal también es de gran importancia, a efectos de incentivar tal o cual asunto. inducir convenientes desarrollos y planes de formación, y obviamente también asignar presupuestos adecuados para estos proyectos.

Y finalmente y en las democracias, los políticos que llegan a las cámaras legislativas y al ejecutivo, llegan allí por el voto popular, así que los electores deben ser cuidadosos al elegir, pues no solo deben elegir buenos administradores, sino también políticos sensibles hacia los problemas sociales, hacia el medio ambiente, y también hacia los peligros que nos puedan llegar desde el espacio exterior, etc, etc.

Hasta una próxima oportunidad, Brunetto se despide con un fuerte abrazo de los amables lectores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada