sábado, 18 de mayo de 2013

Gran espectáculo de luces y colores en el cielo nocturno en el hemisferio austral, que no debemos perdernos

Impresionante lluvia de estrellas fugaces en abril y mayo de 2013
                                       
Si las noches son límpidas, el singular espectáculo de luces dará regocijo a los espectadores

Los habitantes del hemisferio austral podrán encontrar el deleite de disfrutar de las fases más intensas de la lluvia estelar de las Eta Acuáridas, estimadas en unos 60 meteoros por hora.

El espectáculo comenzó a apreciarse el 19 de abril del presente año 2013, y continuará hasta el 28 de mayo, pero la cúspide de tan hermoso fenómeno se espera en el transcurso de estas noches de mayo.

Los meteoros se desplazan a unos 67 kilómetros por segundo (más de 240 mil kilómetros por hora), poniéndose incandescentes por fricción con las moléculas atmosféricas. Tal circunstancia origina un espectacular despliegue de destellos y trazos brillantes de diversos colores. 

El radiante, es decir, el punto del cielo de donde parecen proceder, se ubica en la constelación de Acuario, que por estas fechas aparece singularmente bella, vista desde Uruguay, a partir de las tres de la mañana, en el horizonte del naciente y en dirección a los cielos de Oriente.

Nuestro satélite natural aparecerá muy próximo al fenómeno, pero ello no afectará la visión. La Luna está en fase creciente por estas fechas, pero como recién se dijo, incidirá poco en cuanto a la visibilidad. Lo que sí puede menoscabar la observación de la lluvia de estrellas fugaces es la nubosidad del cielo.

Como siempre, para mejor apreciar este tipo de fenómenos se sugiere buscar  lugares propicios, sitios oscuros, libres de contaminación lumínica, y  entonces así apreciar la belleza del fenómeno a simple vista, cómodamente instalados en una reposera.
 
Proximamente…

Continuaremos con el abordaje de otros interesantes temas, enfocándolos desde muy variados ángulos, y particularmente incluyendo informaciones sobre: Astronomía, Historia del Arte, Descubrimientos Paleontológicos, Antiguas Civilizaciones, y otras disciplinas, así pretendiendo el enriquecimiento del acervo cultural. Y como siempre, desde Montevideo, de parte de Carlos Brunetto, un cálido abrazo para todos.


Fotografía de 156 bólidos con 4 horas de exposición.Observatorio de Modra, Eslovaquia, lluvia de meteoros Leonidas, 1998.


Representación artística de las tormentas de Leónidas del año 1833 (derecha) y del año 1866 (izquierda). Son dos de los retornos más importantes de lluvias fugaces en los últimos siglos.


Las Leonidas vistas desde el espacio, año 1997.


Lluvia de meteoros de las Leonidas, rica en bonitas y brillantes bolas de fuego. Alrededor del 16-17 de noviembre de 1998, se registró un máximo de 200 a 250 meteoros por hora, muy por debajo de las espectaculares Leonidas de 1966, pero igual de una hermosura singular.


Las Eta Acuaridas en mayo 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada