viernes, 19 de abril de 2013

La evasión impositiva, lacra sobre la que algunos sectores ofrecen nuevos y muy prometedores sistemas, pero que los gobernantes no los consideran pues siguen proponiendo el mismo tipo de soluciones

¿Será posible reducir significativamente la evasión fiscal o incluso casi completamente eliminarla? :
 “La evasión fiscal está causando la pérdida de alrededor de un billón de euros al año en ingresos a la Unión Europea (UE)”, dijo el 12 de abril de 2013 el presidente del Consejo Europeo, por lo que los líderes del bloque discutirán cómo combatir el problema en una cumbre en mayo de 2013

1.0 Consideraciones generales

En la reunión de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea, que se lleva a cabo en Dublín (Irlanda) el 12-13 abril de 2013, surgió una iniciativa interesante en relación a la evasión fiscal. Pero antes de entrar directamente en esta temática, veamos los textos de algunos partes de prensa respecto de esta cuestión.

1.1 Texto del despacho de prensa de Reuters  (Bruselas) de fecha abril 12 de 2013

Bruselas (Reuters) viernes 12 de abril de 2013 – Pérdidas de la UE por evasión fiscal.
“La evasión fiscal está causando la pérdida de alrededor de un billón de euros al año en ingresos a la Unión Europea (UE)”, dijo hoy el presidente del Consejo Europeo, por lo que los líderes del bloque discutirán cómo combatir el problema en una cumbre el mes próximo.
“Debemos aprovechar el mayor impulso político para afrontar este grave problema”, dijo Herman Van Rompuy, quien preside las reuniones de los líderes de la UE, en una declaración difundida por Internet.
“La evasión de impuestos es injusta para los ciudadanos que trabajan duro y pagan su parte de los impuestos para que la sociedad funcione. Es injusto para las empresas que pagan sus impuestos, pero a las que les resulta difícil competir porque otras no lo hacen”, agregó.
El mensaje de Van Rompuy, y la incorporación del tema en la agenda de la cumbre de Bruselas del 22 de mayo, se agrega a la presión sobre Austria para sumarse al resto de la UE en el intercambio de información acerca de los depositantes bancarios.
Austria es el único de los 27 miembros de la UE que está reticente a firmar la normativa europea sobre el intercambio automático de datos de los depositantes.
Los políticos de la UE dicen que el hecho de que todos los países del bloque firmen la directriz que exige el intercambio de datos de los depositantes, ayudaría a combatir la evasión fiscal.
Luxemburgo, que tiene el mayor sector bancario de la UE en relación con su Producto Interior Bruto, anunció a principios de esta semana que estaba dispuesto a firmar la medida, la que entraría en vigor a partir del 1 de enero de 2015, dejando a Austria como el único país que aún no anunció que lo haría.
Los ministros de finanzas de la UE, que sostienen reuniones en Dublín tanto hoy como el sábado, también discutirán el tema.
Van Rompuy dijo que alrededor de un billón de euros se están perdiendo en la Unión Europea cada año a causa de la evasión y la elusión fiscal.
“Para que se hagan una idea, un billón de euros es casi lo mismo que todo el PIB o los ingresos totales de España, la quinta mayor economía de la Unión Europea”, dijo en su mensaje de vídeo.
“Es casi lo mismo que el presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años completos. Y es cien veces más que el préstamo que se acordó recientemente para Chipre”, agregó.

1.2 Texto del despacho de prensa de EFE (Dublín) de fecha abril 12 de 2013

Dublín (EFE) viernes 12 de abril de 2013 – Seis países de la UE impulsan un nuevo movimiento contra la evasión fiscal.
España, Italia, Francia, Reino Unido, Alemania, y Polonia, escenificaron hoy un frente común, abierto a otros países europeos, contra la evasión fiscal y el fraude, a fin de generar un impulso a nivel de la UE e internacional para avanzar en la cooperación en esta materia.
En una rueda de prensa conjunta, los ministros de Economía de España, Luis De Guindos; de Italia, Vittorio Grilli; de Reino Unido, George Osborne; de Francia, Pierre Moscovici; de Alemania, Wolfgang Schauble; y de Polonia, Jacek Rostowski; presentaron en público su "proyecto piloto" después de que los primeros cinco países enviaran la semana pasada una misiva a la Comisión Europea (CE).
En la misiva adelantaron que “han acordado trabajar en un instrumento piloto de intercambio multilateral” de información bancaria, un sistema “basado en el modelo acordado con EEUU”.
Esta medida “facilitará la detección de los evasores fiscales” y abrirá el camino “para un próximo acuerdo multilateral”, señalaron los cinco Estados, que invitaron a otros países a unirse al sistema y apuestan por discutir “cómo se pueden hacer progresos” en el conjunto de los Veintisiete.
Moscovici aseguró en la rueda de prensa conjunta que la intención de los seis ministros no es “poner presión sobre un único país”, en referencia a Austria, que aún se resiste a suavizar su secreto bancario, pese a que Luxemburgo ya ha anunciado que introducirá a partir de 2015 el intercambio automático de información bancaria.
A juicio del ministro galo, el secreto bancario está “caducado” y se requiere de un nuevo sistema actualizado para hacer frente a la evasión.
“Acciones aisladas de cada uno de nosotros no serían útiles. Esto se ha creado para aprovechar el impulso que se ha generado” tras la publicación de datos de decenas de miles de evasores en paraísos fiscales, y sirve para pedir a los Estados miembros que tomen “pasos importantes tanto a nivel nacional como internacional”.
De Guindos, aseguró que “cuanto más países se involucren, más eficiente será la lucha” contra la evasión fiscal y el fraude.
Tras la firma hoy de un acuerdo de cooperación con EEUU en esta materia, el ministro español consideró que este viernes “es un buen día en la lucha contra la evasión” y el grupo de países abre una nueva posibilidad de avanzar en la misma, incluida en la revisión de la directiva sobre ahorros y las negociaciones con terceros países.
Schäuble recalcó que la UE debe defender su postura de no tolerancia también en foros internacionales como el G20 o el Fondo Monetario Internacional, y afirmó que “hay demasiadas posibilidades de evitar el pago de impuestos”.
Se mostró “optimista” de que la UE sea capaz de “acelerar la toma de decisiones y generar rápidamente resultados” en la materia a partir de ahora.
Osborne, por su parte, afirmó que la lucha contra esta lacra “es un desafío para todos nosotros” y también hay que trabajar para que las compañías internacionales “paguen su justa” parte de los impuestos.
Su homólogo italiano, recalcó que la manera más efectiva de luchar contra la evasión fiscal es la cooperación, mientras que el polaco abogó por garantizar que ésta sea combatida en la manera “más enérgica posible” en colaboración con otros Estados.

1.3 Texto del despacho de prensa de Reuters (Dublín) de fecha abril 13 de 2013

Dublín (Reuters) – Los principales miembros de la Unión Europea acordaron luchar contra paraísos fiscales.
Los seis países más grandes de la Unión Europea acordaron el viernes cooperar en la lucha contra los paraísos fiscales, aumentando la presión sobre Austria para que siga el ejemplo de Luxemburgo y ponga fin al secreto bancario.
Los ministros de finanzas de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España y Polonia, anunciaron sus planes de buscar una mayor transparencia de los bancos dentro de Europa y en el exterior.
“Nadie puede negar que el secreto bancario está obsoleto, que necesitamos un sistema eficiente para frenar las estrategias de evasión”, dijo a periodistas el ministro de finanzas francés, Pierre Moscovici, rodeado por sus homólogos de los otros países.
“Nuestra misión es crear impulso. Cuando estas seis grandes capitales de Europa actúan juntas, crean una fuerte señal que nadie puede resistir”, agregó.
El ministro de finanzas del Reino Unido, George Osborne, dijo que estaba presionando por más transparencia en los territorios británicos de ultramar de las Islas Caimán y de Islas Vírgenes Británicas.
“Los lugares en los que te puedes ocultar son cada vez menos”, señaló. “Estamos en etapas avanzadas de la discusión”, dijo sobre las negociaciones con ambos territorios.
“Ellos no tienen dudas sobre qué esperamos nosotros”, agregó.
El anuncio aumenta la presión sobre Viena para que se adhiera a las normas de la UE sobre el intercambio automático de información de los depositantes en bancos.
El acuerdo llega tras la decisión de Luxemburgo esta semana de compartir detalles de cuentas bancarias extranjeras con los gobiernos de la UE desde 2015, alineándose con los demás estados miembros del bloque, salvo Austria.
Previamente, sin embargo, la ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, rechazó el intercambio de información por considerarlo una invasión a la intimidad, y criticó a los otros países por no abordar lo que llamó los verdaderos centros de lavado de dinero.
“Austria se apega al secreto bancario”, dijo Fekter a periodistas, dejando a su país como el único en tal posición antes del inicio pleno de las discusiones sobre el tema entre los 27 ministros de la UE este sábado.
Ella criticó al Grupo de las 20 grandes economías desarrolladas y emergentes por no tomar “ninguna medida para terminar con el lavado de dinero en todas las islas como las Islas Caimán, las Islas Vírgenes o (...) Delaware”.
EVASIÓN
La evasión fiscal está causando la pérdida de alrededor de un billón de euros al año en ingresos a la Unión Europea (UE), dijo el presidente del Consejo Europeo, por lo que los líderes del bloque discutirán cómo combatir el problema en una cumbre el mes próximo.
“Debemos aprovechar el mayor impulso político para enfrentar este grave problema”, dijo Herman Van Rompuy, quien preside las reuniones de los líderes de la UE, en una declaración difundida por Internet.
“La evasión de impuestos es injusta para los ciudadanos que trabajan duro y pagan su parte de los impuestos para que la sociedad funcione. Es injusto para las empresas que pagan sus impuestos, pero a las que les resulta difícil competir porque otras no lo hacen”, agregó.
El mensaje de Van Rompuy, y la incorporación del tema en la agenda de la cumbre de Bruselas del 22 de mayo, se suma a la presión sobre Austria para unirse al resto de la UE en el intercambio de información acerca de los depositantes bancarios.
Los políticos de la UE dicen que el hecho de que todos los países del bloque firmen la directriz que exige el intercambio de datos de los depositantes ayudaría a combatir la evasión fiscal.
Van Rompuy dijo que alrededor de un billón de euros se están perdiendo en la Unión Europea cada año a causa de la evasión y elusión fiscal.
“Para que se hagan una idea, un billón de euros es casi lo mismo que todo el PIB o los ingresos totales de España, la quinta mayor economía de la Unión Europea”, dijo en su mensaje de video.
“Es casi lo mismo que el presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años completos. Y es cien veces más que el préstamo que se acordó recientemente para Chipre”, agregó.

2.0 Opinión sobre la iniciativa

Claro está, si en agenda para nada se considera un cambio en la naturaleza del dinero, y en estas reuniones de ministros ni siquiera se discutirán posibles acciones preparatorias tendientes a en un futuro introducir dinero telemático al menos como moneda de cuenta y/o reserva de valor, y aunque sea en forma parcial o preparatoria, por cierto, lo planteado hasta hoy por los jerarcas europeos parecería ser una opción aceptable.

De todas maneras, en este escrito desarrollaremos nuestros puntos de vista sobre este asunto, destacando las ventajas que podrían llegar a obtenerse con el uso de monedas telemáticas o al menos con el uso de monedas nominativas y virtuales (o sea, monedas nominativas y sin específica base material). En una forma superficial, aquí también trataremos algunos aspectos vinculados a la implementación en redes de computadoras de un sistema monetario telemático, a efectos de demostrar que con la tecnología de hoy día ello es perfectamente posible, y entre otras cosas demostrar cómo se podría implementar el seguimiento de largas cadenas de transferencias.

Pero… ¿qué falencia podría anotarse en cuanto a la iniciativa propuesta en la ya citada reunión de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea en Dublín?

Bueno, es lo que desde siempre ha criticado Agustí Chalaux de Subirà así como el Centro de Estudios Joan Bardina, pues se continúa utilizando dinero anónimo como base del intercambio societario, y sólo se introducen algunas normativas y controles en el sistema financiero para que a través de ellas ahí sí se pueda identificar a los titulares de esos recursos y eventualmente poder llegar a conocer el origen de los mismos, lo que supone una especie de investigación detectivesca económica a efectos de determinar posibles comportamientos dolosos, como ser evasión fiscal o ganancias obtenidas a través de actividades ilegales, etcétera.

Además, ello posiblemente se haga particularizando en el sistema bancario (esa en principio es la propuesta de los ministros que se ha hecho pública), lo que tendrá la ventaja de que en ese ámbito sí el dinero es virtual y nominativo, pero lo que tiene la desventaja de que habrá una profusión de titulares (tanto personas físicas como personas jurídicas) a quienes no será tan fácil seguirles la pista, pues varias personas jurídicas podrían encubrir el mismo grupo de gente (y lo que por añadidura presenta diferentes tipos de personas jurídicas), al margen que el levantamiento del secreto bancario tal vez fuera parcial en algunos países (tal vez Austria, tal vez Luxemburgo), todo lo que obligatoriamente agregará dificultades adicionales. Pero lo más grave es que el sistema bancario europeo no es cerrado, sino abierto a depósitos y retiros de dinero efectivo anónimo, y por cierto también a giros y transferencias hacia y desde otros sistemas bancarios (EEUU, Latinoamérica, África, Asia, etcétera), lo cual sin duda agregará dificultades adicionales al seguimiento.

Por otra parte, insistimos una vez más, el dinero telemático, para que realmente adquiera fuerza en los controles y sea un excelente medio de ordenamiento societario, no puede basarse únicamente en monedas digitales y nominativas, sino que además ellas deberían tener otras tres importantes cualidades: (a) ser informativas de transacciones, o sea, ligarse el movimiento dinerario al cumplimiento de un pago, o de una obligación o acuerdo contractual; (b) permitir el seguimiento de largas cadenas de transferencias; y además (c) no permitir o reducir al máximo la conversión en dinero anónimo o la transferencia desde y hacia fuera del sistema, aunque para esto último sean utilizadas monedas nominativas, si es que no se declara la contraprestación que se cumple de forma que se permita el manejo de la información de una forma cómoda y lo más automatizada posible.

Y claro, la idea de implementación que parecería tienen los ministros dista mucho de este ideal. Por cierto, se comprende, la implantación de dinero telemático en el sentido que antes fue indicado, aunque fuere parcial y conviviera con el dinero anónimo, con toda certeza llevará bastante tiempo de implementación, incluso varias décadas, y el presente tiene urgencias que no pueden esperar tanto.

De todas maneras, y sin perjuicio que tal como se sugiere, las investigaciones detectivescas se implementen en el corto plazo tal como se ha planteado, por ejemplo para así desalentar a los grandes defraudadores de impuestos, y resignándose a que las pequeñas y medianas defraudaciones continúen, también desde el vamos se podría ir poco a poco adelantando camino que aproxime nuestra organización societaria a la plena era telemática del futuro.

¿Y cómo podríamos ir adelantando poco a poco este camino?

Bueno, el dinero que se maneja dentro del sistema bancario, en líneas generales es nominativo, y además las transferencias entre cuentas quedan registradas y por tanto y dentro de ciertos límites se podrían seguir sus trazas, de ser ello justificado y autorizado por un juez. Pero además, este dinero claramente es virtual, pues solamente tiene materialización a nivel electrónico a través de simples anotaciones. Cierto, en las cajas y en el tesoro de los bancos existen los billetes bancarios tradicionales, pero esa es la puerta de vaivén utilizada para conectar el actual sistema monetario-bancario con el sistema monetario-anónimo, y esto no invalida el enfoque que estamos desarrollando.

¿Y qué es lo que faltaría para avanzar hacia el manejo del dinero telemático, al menos dentro de un sistema bancario reformado?

Bueno, al respecto ciertamente podrían señalarse varias cosas. A la especificación de la propia transferencia (cuenta de débito, cuenta de crédito, monto, y fecha) habría que agregarle información de la contraprestación que se cancela con todo detalle, o sea, si por ejemplo lo que se está pagando es un salario, habría que hacer referencia al contrato virtual salarial correspondiente que habilita esa transferencia, o si lo que se está pagando es un alquiler de casa-habitación, también habría que hacer referencia al contrato virtual de alquiler, etcétera. Pero además y para que luego se pueda estar haciendo un correcto seguimiento de cortas o de largas cadenas de pago, es necesario que se establezca el origen del dinero utilizado en la cuenta de débito, el cual eventualmente podría ser beneficios de una actividad empresarial, o salarios recibidos, o pagos recibidos por ventas, etcétera; lo lógico en este aspecto, es que el propio sistema asigne de oficio dicho origen, ya que por ejemplo si lo que se paga es la compra de materiales y pinturas para refaccionar una casa que está alquilada, lo lógico es que el origen del dinero para esa transacción sean los alquileres previamente percibidos (comenzando a usar los más antiguos), o si lo que se paga es un salario, lo lógico es que el origen del dinero para esa transacción sean los ingresos generados por la correspondiente actividad empresarial, etcétera. Claro, es razonable dejar también cierto grado de discrecionalidad en relación a este asunto, al titular de la respectiva cuenta de débito, para que cambie la citada asignación de oficio o para que la dirija, si ello proporcionara alguna ventaja desde el punto de vista de la contabilidad personal y/o de la contabilidad general.

Otra de las cuestiones sobre la que se podría llegar a tener dudas, es si en un ambiente informativo de este tipo realmente es posible un estudio casi totalmente automatizado, en relación al seguimiento de largas cadenas de pago. Bien, esta cuestión claramente no es sencilla de implementar, y la cantidad de variables involucradas y el volumen mismo de las transacciones día a día concretadas y de los agentes económicos actuantes, hace que la eventual solución se encuentre casi en el límite de lo que permite la tecnología de nuestros días, fundamentalmente por el volumen de los datos comprendidos, y por el hecho de que todo debería resolverse en tiempo real. De todas maneras, hagamos el intento por dar un esbozo de un eventual sistema de este tipo, para que sea comprendido por el lector. Claro está, luego los especialistas podrían introducir modificaciones y mejoras en la implementación, en vistas de mejorar el sistema, en cuanto al tiempo de respuesta, y en cuanto al uso de algunos recursos (por ejemplo memoria).

Bien, véase que en su base, el dinero fiduciario actualmente utilizado en el día a día, se materializa a través de billetes bancarios de diferentes valores y colores, cada uno de los cuales tiene una numeración, que precisamente permite diferenciar una unidad de las restantes del mismo tipo.

Cuando el dinero se virtualiza, o sea cuando se hace digital y electrónico, lo básico a nivel operativo es implementar su concreción a través de simples anotaciones, en forma similar a como hoy día corrientemente se hace en la banca o en cualquier contabilidad, pero ello no obliga a parar en este nivel de detalle, pues bien podríamos imaginar que cada suma que tenga en disponibilidad un agente económico, se corresponde con cierta cantidad de billetes bancarios electrónicos, cada uno con su respectiva e inamovible numeración. Así, la implementación telemática en la que estaríamos pensando, sería similar a lo que pasa hoy día con un agente económico y con los billetes bancarios que tiene en su billetera, ya que al realizar un pago con los mismos, se podría (si sirviera de algo) anotar la numeración de los billetes que así pasarían de ese agente económico a otro titular (por ejemplo un comercio).

Muy bien, hechas estas consideraciones generales y para evitar lo que hoy día es corriente en cuanto a la transferencia de un vuelto cuando un pago se realiza con una cantidad mayor a la requerida (lo que agregaría al sistema transferencias espúreas que desde el punto de vista práctico no introducirían concepto pero que sí dificultarían análisis), bien podemos imaginar que esos billetes electrónicos numerados son todos del mismo valor para cada tipo de moneda, por ejemplo de 1 euro (o de 1 centavo de euro si ese fuera el valor menor manejado en ese sistema monetario), o por ejemplo de un dólar estadounidense, o de un peso uruguayo, etcétera.

Pero entonces, y ya que cada pago (léase cada transferencia) estaría asociado a cierto número de esos billetes electrónicos numerados, bien podríamos ir anotando adjunto a cada billete específico la transacción que lo involucró, y así sucesivamente a lo largo del tiempo, a medida que se vayan concretando diferentes transferencias.

El manejo de esta información a partir de esta descripción, ahora es muy sencilla de imaginar, pues pongamos por caso que se quiere investigar el origen de una transacción algo dudosa, la que podría estar involucrada con una coima o con cualquier otro eventual acto doloso. Muy bien, planteada esta inquietud y autorizada la investigación correspondiente, se consultaría la base de datos de los ya citados billetes electrónicos numerados, identificando aquellos que precisamente estuvieron involucrados en la transacción en cuestión, y obviamente la secuencia de transferencias hacia atrás y hacia adelante adjunta a cada uno de esos billetes electrónicos, nos estaría dando la historia completa y detallada del caso. ¿Qué se requeriría entonces hacer? Bueno, es lógico pensar que al menos algunas cadenas cortas anotadas en esos billetes electrónicos retenidos, sean idénticas en un buen número de esas unidades, y esos son los datos relevantes que casi seguramente interesaría presentar e investigar con más detenimiento.

Bueno, no es cuestión aquí de continuar aburriendo y recargando al lector con detalles fundamentalmente técnicos, asunto que por cierto es muy importante, pero que puede quedar reservado a reuniones de especialistas. Por otra parte, esta temática tiene aristas muy delicadas cuya correcta implementación puede llegar a hacer una diferencia respecto de la calidad de los resultados que se alcancen, lo cual tal vez implique que se puedan estar sugiriendo ajustes y mejoras una vez que el propio sistema monetario reformado se encuentre en ejecución.

El objetivo principal de este escrito, en lo fundamental, es el de sensibilizar al lector en relación a algunas ventajas que para la organización social podrían obtenerse de implementarse el uso de monedas telemáticas, o al menos el uso de monedas virtuales y nominativas. De aquí en más, lo que correspondería, es poner este tema en la agenda mediática y política, para que así este asunto sea discutido entre especialistas y asesores, y también por cierto para que sea tratado en el ámbito político, en el ámbito de las organizaciones gubernamentales internacionales y regionales, en el ámbito universitario, y obviamente también en los medios masivos de comunicación y en la propia sociedad civil en general.

3.0 Galería de imágenes

3.1 De izquierda a derecha, el comisario de asuntos económicos Olli Rehn, el jefe del eurogrupo Jeroen Dijsselbloem, el presidente del BCE Mario Draghi, y el responsable del mecanismo de estabilidad europeo Klaus Regling, el viernes 12 de abril de 2013 en Dublín, en una rueda de prensa


3.2 Eurogrupo busca en Dublín salida a la crisis económica


3.3 El ministro español de economía Luis de Guindos (centro), conversa con los ministros de finanzas Pierre Moscovici (izq, francés) y Yannis Stournaras (dcha, griego), durante la participación en una reunión informal de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea en Dublín (Irlanda), abril de 2013


3.4 Foto de archivo, operadores trabajando en la Bolsa de Fráncfort el 11 de abril de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada