jueves, 24 de mayo de 2018

El monstruo de Transilvania, espantosa y muy horripilante criatura que devoraba dinosaurios y abatía presas del tamaño de un caballo // Didácticas imágenes nos ilustran pedagógicamente este artículo


El temible Hatzegopteryx

Hace 70 millones de años, el territorio de Transilvania (la tierra de Drácula) en la actual Rumania, estaba poblado por sanguinarios depredadores, los llamados imponentes "dragones voladores" científicamente conocidos como  HATZEGOPTERYX, los cuales contaban con alas que superaban largamente los 12 metros. 

Las comarcas rumanas conformaban entonces un dilatado archipiélago prehistórico, en el peligroso Mar de Tethys. 

En el año 2002, el prestigioso paleontólogo francés Eric Buffetaut, y un equipo de colegas rumanos, localizaron los restos fosilizados de una extraña e inquietante criatura del Cretácico superior. 

Extendida en el suelo medía unos 6 metros; su altura habría sido de 5 metros y medio; y su peso,del orden de 250 kilogramos.

Con un cuerpo grueso y alas muy fuertes, su espalda y patas eran vigorosas.

Se estimó inicialmente, que este reptil alado era similar a otros representantes del género Quetzalcoatlus.  Se habría alimentado de  insectos, frutas y reptiles.

Ahora, Mark Witton y Darren Naish, paleontólogos británicos, tras el detenido examen de los restos óseos, sobre todo el cráneo y la columna vertebral, llegaron a  la conclusión de que este "sauro volador" contaba con un cuello tres veces más ancho y considerablemente más fuerte que el del Quetzalcoatlus. 




Fósiles de diversos tipos de Pterosaurios han sido ubicados en diferentes partes del globo. En general, presentaban siluetas estilizadas y patas largas, y sus dimensiones oscilaban entre la de un pequeño gorrión y la de un avión de combate.

Pero el "HATZEGOPTERYX" es diferente: su cuello era corto y grueso, con huesos sumamente anchos, y un  extraño relleno esponjoso que le proporcionaba todavía más fuerza.

Una boca en extremo ancha, le facilitaba fagocitar presas enormes.

Se estima que este poderoso y terrorífico ser, contó con una ferocidad equiparable a la del Tiranosaurio, y que pudo haber ingerido fácilmente presas "del tamaño" de un caballo actual.

Por cierto que no había caballos en tal época, pero sí presas del mismo porte.

Su cabeza de 3 metros de largo, era tan fuerte que le permitía cazar dinosaurios que convivían en el mismo ambiente.




El interés científico se centra actualmente en el cuello de tales vertebrados.

Los huesos anchos y de paredes excepcionalmente gruesas (de 4 a 6 milímetros) sugieren que el fantástico reptil alado, verdaderamente poseía un fortísimo y musculoso cuello, pero no únicamente para sostener su cabezota.

Los recientes estudios indican claramente que con él era capaz de abatir y devorar ávidamente a presas de mucho mayor porte que las imaginadas antes. 


Otras investigaciones revelaron que el largo de su mandíbula, llegaba a medir 100 centímetros, cosa no común en los Pterosaurios. 

Como no se han encontrado vestigios de animales más grandes en esa dilatada área, los expertos estiman que estos Pterosaurios ocupaban el escalafón más alto de la cadena alimentaria.


El cuello no es el único rasgo sobresaliente. El  "HATZEGOPTERYX" para poder volar con su inmensa cabeza, contaba con huesos craneanos estructurados con un material ligero y de muy alta resistencia, en cierto modo similar al moderno poliestireno. 

Su hábitat era muy distinto al actual. En lugar de bosques de montaña, lo que había era una llanura pantanosa en la que el HATZEGOPTERYX era el máximo predador ubicado en la cima de la cadena alimentaria.


Este ambiente subtropical, con un mar interior poco profundo, salpicado de islas y archipiélagos, era propicio para el desarrollo de pequeños saurópodos, titanosaurios, iguanodontes, y aves primitivas, cuyas crías eran el alimento preferido de este gran comilón. 

Tal fue la voraz criatura, el monstruo prehistórico volador que "desayunaba" dinosaurios. 

Su tremendo pico carecía completamente de dientes, pero su tamaño y robustez lo convertían en una fiera temible.

Restos de estos ejemplares sugieren que en vida pudo haber alcanzado una amplitud alar de 14,3 metros.

Incluso se especula sobre la base de "ciertos huesos fosilizados", que pudieron haber existido ejemplares con una envergadura de 16 metros.

Con tales dimensiones, ciertamente desplazaría al Quetzalcoatlus como la mayor criatura voladora conocida. 

Algunos autores consideran que este Pterosaurio engullía a sus presas vivas, dado que como anteriormente expresamos, carecía de dientes.


En el cráneo ostentaba una llamativa cresta (tal vez con vivos colores) que los machos mostrarían a las hembras para atraerlas con el fin de aparearse. 

Las imponentes alas del monstruo alado, eran parecidas a la de los murciélagos, dado que estaban conformadas de piel. 

En tierra, el  HATZEGOPTERYX  se desplazaba lentamente (era cuadrúpedo y plantígrado), utilizando las patas traseras y los brazos, apoyándose sobre los 3 dedos de cada mano.


Estaba esta especie en el apogeo de su poder, cuando cayó del Cielo el proyectil cósmico, que terminó dando el golpe de gracia a la mayor parte de la fauna de la época, la fantástica fauna de la era Mesozoica.


Características estimadas del Asteroide de Yucatán :

Fecha aproximada de impacto : hace 65 millones de años.

Diámetro calculado: entre 10 y 14 kilómetros.

Densidad : 1.300 a 3.400 Kg./m3

Velocidad : 20  a  25  kilómetros/segundo

Agradecimiento y cierre:

Agradezco sinceramente la invaluable colaboración de los ingenieros Juan Carlos ANSELMI ELISSALDE y Aulo Fernando GARCÍA TEXEIRA en el aporte de las valiosas ilustraciones que engalanan este artículo.

Como los consecuente lectores apreciarán, se procura brindar en esta serie, un panorama claro, completo, y entendible, sobre los fantásticos seres que precedieron a la humanidad en el dominio del planeta.

Esperando que tanto el texto como las ilustraciones hayan resultado de interés y utilidad, y contando con la benevolencia de los amables cibernautas, Brunetto se despide de los mismos con un fuerte abrazo, prometiendo continuar con estas apasionantes temáticas.

Otros artículos relacionados de este mismo weblog, cuya lectura se recomienda

(337) Domingo 24 de diciembre de 2017
La "Serpiente emplumada" venerada por los Aztecas. Un muy completo informe sobre esta horripilante y extraña criatura devoradora, realmente extraordinaria.  //  Vistosas y coloridas estampas enriquecen didácticamente este artículo
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com.uy/2017/12/nutrida-galeria-version-de-trabajo.html

(344) Jueves 8 de marzo de 2018
Pterosaurios, inquietantes reptiles alados que no eran ni dinosaurios ni aves, sino "saurios alados" que existieron a lo largo de 135 millones de años. Algunos, con una amplitud de alas superior a los 12 metros, han sido las mayores criaturas voladoras de todos los tiempos  // Artículo con sorprendentes imágenes didácticas
https://misteriosdenuestromundo.blogspot.com.uy/2018/03/pterosaurios-inquietantes-reptiles.html

(345) Jueves 3 de mayo de 2018
Asombroso: Descubren la separación por sexo de los "Saurios mesozoicos", además de inmensos ejemplares que sobrevolaron el continente asiático   //   Muy interesantes imágenes ilustran este artículo
https://misteriosdenuestromundo.blogspot.com.uy/2018/05/quetzalcoatlus-la-serpiente-emplumada.html 

(346) Jueves 24 de mayo de 2018
El monstruo de Transilvania, espantosa y muy horripilante criatura que devoraba dinosaurios y abatía presas del tamaño de un caballo  //  Didácticas imágenes nos ilustran pedagógicamente este artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario