jueves, 13 de octubre de 2016

Los herederos de los feroces dinosaurios carnívoros: el Titanis, el Diatryma, el Kelenken, el Fororraco, y otras mortíferas "aves del terror"

Bestias temibles de su tiempo, tanto por su fiereza como por su perfecta adaptación al papel de depredadores carnívoros

Estas temibles "aves del terror" eran eficaces cazadoras; gracias a sus enormes y robustos picos, y a sus potentes y letales garras, se situaron entre  los mayores depredadores, ocupando la cúspide de la cadena trófica.

Incapaces de volar, suplieron esta deficiencia,desplazándose por tierra a gran velocidad. Sus alas eran usadas en sus mortíferos ataques, para zarandear a sus presas. 

Utilizaban una técnica de combate,parecida a la de los boxeadores, con rápidos movimientos de ataque y retirada, usando el pico como si fuera un hacha. Estas aves carnívoras no voladoras, tenían un cuello largo, para resistir los impactos que realizaban con sus enormes y potentes picos curvados, y sus atrofiadas alas, que no le permitían volar,estaban diseñadas casi en forma de brazos, capaces de voltear a una presa en movimiento. 

Estuvieron entre las bestias más temibles de su tiempo, así por su fiereza como por su perfecta adaptación al papel de depredadores carnívoros. 

TITANIS

Originaria de América del Sur, emigró a Norteamérica hace 5 millones de años.

Floreció en todo el sur de los actuales Estados Unidos, particularmente en Texas y la Florida. 

 Provista de un enorme y robusto pico curvo (como el de un águila gigantesca) su cuello era más corto y robusto que el de sus parientes.


Se ha sugerido que en los miembros delanteros, tuviera dos "dedos" al modo de los dinosaurios "raptores".

Sus fuertes y largas patas traseras, le permitían correr a 68 kilómetros por hora. Perseguía a sus presas a gran velocidad, las atacaba a picotazos, las desgarraba con sus afiladas uñas, y una gran garra que tenía en el tercer dedo de sus patas, era clavada a gran profundidad en la carne de la víctima.

Luego las desgarraba con las patas traseras y posteriormente arrancaba la carne con el pico. 

Los bosques y praderas del Plioceno y del Pleistoceno, eran velozmente recorridas por esta "ave titánica" de unos 150 kilogramos de peso. Medía unos 2 metros de largo por 2,5 metros de alto. 


Mataba capturando a sus víctimas por medio de su poderoso pico, y golpeándolas repetidamente contra el suelo. Otra forma era asestar con total precisión, un fuerte y certero golpe con la punta de su pico, lo que provocaba la muerte instantánea de su oponente.


Su extinción fue el resultado de múltiples factores: En primer término, la aparición de los osos gigantes, así como de lobos y felinos, que comenzaron a competir exitosamente con el Titanis, por las mismas presas. 

En segundo lugar,el robo y destrucción de sus huevos por parte de los mamíferos. 

Finalmente, los cambios de orden climático, dado que las comarcas secas donde vivía el Titanis, fueron invadidas por el frío y los hielos de las Eras Glaciales. 

Su desaparición, según detallados estudios de los últimos fósiles encontrados, se habría producido hace 2  millones de años.


EL DIATRYMA

En los primeros tiempos de la Era de los Mamíferos, luego de que todos los dinosaurios hubieran desaparecido,surgieron animales muy extraños. Durante el lapso que se extiende entre 65 y 40 millones de años,los más grandes carnívoros de Europa y Norteamérica fueron grandes aves que no volaban. 

El Diatryma superaba la altura de un hombre normal.Contaba en su gran cabeza, con enormes mandíbulas. Capturaba toda clase de animales, de pequeño y hasta de mediano porte.

Con gran facilidad, devoraba a los primitivos caballos como el Hyracotherium.

El Gastornis gigante,más conocido como Diatryma (comedero) imperaba como soberano indiscutido en las vastas planicies de Norteamérica. 

Con más de 2 metros de altura y un cráneo equivalente en tamaño al de un caballo, estas gigantescas aves no volaban pero corrían velozmente. 

Vivían aisladas o en parejas y atacaban a todos los herbívoros, en especial a los caballos primitivos.

Corriendo abatía a sus presas con un topetazo, y las mataba con un golpe seco de su curvo pico, o con una patada de sus musculosas piernas. 

Fósiles de esta gran ave, encontrados en sedimentos del Eoceno, muestran que era un gran corredor, que fácilmente llegaba a los 50 kilómetros por hora.

Evidencian que llegaba a medir 4 metros de largo y que su duro pico, de gran tamaño,le permitía romper huesos.

Sus restos han sido descubiertos en Francia,Inglaterra,Alemania y Bélgica. Otros, han sido ubicados en Norteamérica y últimamente en China. 

Su cráneo era enorme y de constitución poderosa. El cuello estaba sostenido por 13 grandes vértebras. Sus alas eran vestigiales. 

Con frecuencia se le ha representado como devorador de mamíferos. Tal vez fue un cazador de emboscada, pero también pudo haber utilizado técnicas de cacería en grupo. 
Los estudios modernos, indican que la musculatura para cerrar el pico,debió ser formidable. Su mandíbula era muy alta, y su mordida poderosa. 

Según muchos expertos, esta ave estaba sobreequipada para tener una dieta herbívora, por lo cual, debió utilizar su poderoso pico para liquidar a sus presas, romper sus huesos y devorar su tuétano. 

Su gran tamaño,enorme cabeza y poderoso pico, serían un indicio de que este pájaro gigante era un carnívoro. Asimismo, sus restos fueron encontrados junto a fósiles de primitivos caballos y mamíferos pequeños,que bien pudieron ser presa de estas aves. 

La poderosa musculatura de sus patas,sería otro indicador de su dieta carnívora, dado que le habría permitido perseguir y capturar a sus víctimas. 

Sin embargo, quienes sostienen que era un animal herbívoro,señalan que carecía del típico gancho en el pico, que caracteriza a todas las aves rapaces, y que les ayuda a sostener a su presa. 


Además señalan que en las patas no tenía garras largas, sino uñas cortas, por lo que modernamente se plantea que su dieta era vegetariana, usando su pico para comer follaje,frutos y semillas de los bosques subtropicales en que vivía.

La interrogante está planteada y los debates continúan. Por mi parte modestamente estimo, que por su potente y musculosa estructura, el Diatryma pudo ser una temida ave carnicera, que también complementaba su ingesta de nutrientes, comiendo vegetación grande, o muy dura, o rompiendo la cáscara de nueces y semillas, para devorar su valioso contenido nutritivo. 


Con unos 2,20 metros de altura, casi 300 kilogramos de peso, estructura poderosa y  gran musculatura, ni los mamíferos depredadores de gran porte, podrían haber resistido el empuje formidable del Gastornis giganteus, más conocido como Diatryma.


El KELENKEN

Con 3 metros de altura, su enorme cabeza de más de 70 centímetros de largo,(mayor que la de un caballo) y su enorme pico puntiagudo y con gancho, ocupa la primera posición, entre las aves de cráneo más prominente. 

Su cuello fuerte y robusto y su diseño anatómico, la convirtieron en al superdepredadora, colocada en la cima de la cadena trófica. 

Con su potencia y musculatura, era capaz de enfrentar con éxito a otros depredadores que hace 15 millones de años vivieron en Sudamérica.

El " Kelenken Guillermoi " joven podía llegar a desarrollar una velocidad del orden de 100 kilómetros por hora.

Un ejemplar adulto, en cambio, con un peso de 180 kilogramos,se desplazaba a unos 40 kilómetros por hora. 

Rapaz asesino, devoraba serpientes y roedores, reptiles y mamíferos.

Durante el período Mioceno, esta enorme ave carnicera, alcanzó su máximo esplendor.

Imágenes del KELENKEN







Los temibles PHORUSRHACOS

Los primeros restos de esta temible ave, que vivió durante el período Mioceno, fueron encontrados en la Patagonia por el sabio argentino Florentino Ameghino en 1891.


La llamó Prorusrhacos que significa harapiento.Durante milenios, los más exitosos depredadores de Sudamérica, fueron gigantescas aves corredoras y carnívoras. Estas aves enormes, contaban con poderosas y largas patas, adaptadas para mantener rápidas carreras persiguiendo a sus presas.

Fácilmente podrían haber seguido el paso de un veloz caballo de carrera moderno.
Contaban con alas minúsculas, inútiles para el vuelo, pero sumamente prácticas para mantener el equilibrio.

Su poderoso pico era tan fuerte, que le permitía romper huesos.


Estas terroríficas aves gigantes estaban perfectamente equipadas para alimentarse exitosamente, de los mamíferos herbívoros del continente sudamericano.

Las aves emparentadas con el Prorusrhacos estaban perfectamente diseñadas, de tal forma que lograron sobrevivir hasta hace 3 millones de años.


Llegaron incluso a invadir toda la parte meridional de Norteamérica, donde se han ubicado fósiles de apenas 1 millón de años.


Los Phorusrhacos eran en su aspecto, algo similares al Diatryma, pero estos dos grupos de temibles aves, carnívoras y gigantescas, vivieron en épocas diferentes, y desaparecieron separadamente.


Los ejemplares más completos de FORORRACOS fueron encontrados en Argentina

Los Fororracos fueron exitosas aves, ágiles y corredoras, con capacidad de vuelo nula, de tamaño grande a gigante, con hábitos carnívoros predadores, provistas de fuertes garras, y un gran pico terminado en gancho, con el cual despedazaban a sus víctimas.


Se originaron en Sudamérica hace 50 millones de años y se esfumaron hace 3 millones de años. 

El  más completo fósil de esta especie, hasta ahora conocido, fue encontrado en el año 2011. Se ubicó en la zona de Barranca de lobos, cerca del arroyo Lobería, a 25 kilómetros al sur de Mar del Plata. 

Presentaba el 95% de sus piezas óseas, en contraste con el 15 ó 20% que suelen presentar usualmente los esqueletos petrificados. Además, en los hallazgos de este tipo, los restos son muy frágiles,dado que los huesos (como en todas las aves) son huecos y de paredes finas.


Para matar a su oponente, el Fororraco, daba un potente golpe vertical, ( o varios golpes repetidos ) con su pico de dureza extrema,manejado con notable precisión y como si fuera un hacha. 

Al contrario de otras aves, no sacudía el cráneo de un lado para otro, porque su pico se hubiese quebrado.

El grupo incluía desde especies pequeñas, hasta otras que superaban los tres metros de altura. 

Su cráneo era muy grande, sus garras muy filosas y su pico era letal.

Los más pequeños ejemplares pudieron aletear, pero ninguno volar.

Los restos encontrados en tan buen estado,corresponden a un Fororraco que midió 1,20 metros de altura y pesaría unos 18 kilogramos.

Vivía en lugares asociados a palmeras y cuerpos de agua.

Convivía con mamíferos marsupiales,comadrejas,gliptodontes, perezosos gigantes,cóndores,patos,perdices,roedores y mulitas.

Estas aves no sólo tenían que perseguir a sus presas y matarlas,sino también cortarlas, ya que carecían de dientes. 

Por eso usaban su temible pico como guillotina y hacha, aplicando repetidos y certeros golpes que aniquilaban a sus oponentes.

La agresividad de estas grandes aves era incontenible: En la imagen se observa un enorme Diatryma atacando a un Hoplophoneus, mamífero carnívoro de mediano tamaño, similar a un felino de grandes colmillos

Agradecimiento y cierre:

Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Se aclara además que todos los artículos de este sitio digital de autoría del suscrito Carlos Brunetto, tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación cultural, así que un importante esfuerzo ha sido hecho para presentar conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de presentar las ideas con el mayor rigor posible aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión.

Esperando que este contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada