lunes, 10 de febrero de 2014

Ex técnico del Banco Mundial se pronuncia a favor de una supermoneda global internacional para manejar los intercambios entre países

Ya no son solamente los círculos académicos y universitarios que claman por una supermoneda global, ahora ex jerarca del Banco Mundial también se pronuncia en este sentido


Desde al menos mediados del siglo XX, académicos y pensadores vienen analizando el tema de los intercambios internacionales entre países y entre bloques, así como la cuestión del manejo del dinero, invento social que es deuda y crédito, y que por cierto puede ser implementado de muy diversas maneras tanto en las economías nacionales como en la economía internacional. Y algunas de las opciones más prometedoras manejadas respecto a las posibles características del dinero, por cierto se alejan bastante de la forma como este facilitador social está siendo manejado en el mundo global de hoy día.

Académicos, universitarios, profesores de economía, pero también activistas sociales, se han expedido respecto de estas opciones, concretando propuestas de muy variada índole. Incluso al respecto se han expedido también especialistas muy reconocidos a nivel internacional, como es el caso por ejemplo de John Maynard Keynes con su propuesta de una nueva moneda internacional a la que llamó Bancor; pero aún esta iniciativa de este importante economista inglés quedó relegada. La propuesta del Bancor como dinero internacional global aún hoy día se estudia en los cursos de historia de la economía en las universidades, pero más con un enfoque académico y teórico que con la intensión de actualizar el proyecto y proponerlo como opción de cambio.

Un pionero en estas cuestiones del manejo y uso del dinero sin duda fue el activista social catalán Agustí Chalaux de Subirà, quien incluso en su momento entusiasmó a varios pensadores y académicos catalanes, fundando al respecto el llamado Centro de Estudios Joan Bardina. Pero hasta el presente, y a pesar de que esta ONG con sede en Barcelona aún continúa actuando, a varios años de la desaparición física del citado Agustí Chalaux, su principal impulsor e ideólogo, está claro que ni siquiera se ha logrado introducir este importante tema del manejo del dinero en la agenda mediática y política. Sí, el Centro Bardina mantiene las reuniones periódicas en Barcelona entre sus asociados y con regularidad organiza actividades académicas y de divulgación, así como ha dado continuidad a un completo sitio web en varios idiomas que es bastante consultado desde distintos puntos del globo, pero las jerarquías gobernantes y los organismos internacionales no han tomado estas ideas ni siquiera para analizarlas y señalar eventuales puntos débiles.

Un diálogo de sordos parece separar a los gobernantes y jerarcas de los círculos académicos e intelectuales. Y a pesar de la crisis económico-financiera que estamos padeciendo hoy día, los vientos de cambio no solamente no se impulsan ni desde los gobiernos nacionales de turno ni desde los organismos internacionales, sino que pareciera que hasta se temen estas posibles reformas estructurales, pensando tal vez con resignación que es preferible soportar estas "tempestades económicas" que arriesgarse en las incertidumbre de propuestas de cambio que muchos ven como "saltos al vacío".

Pero antes de continuar estas reflexiones personales, transcribiremos a continuación un corto comunicado de prensa que ha circulado en los últimos días, para luego analizar el mismo y expresar nuestras conclusiones finales.

Experto considera que el dólar debe ser reemplazado por una supermoneda global

BEIJING.— El dólar estadounidense debe ser reemplazado por una "supermoneda" global para lidiar con las consecuencias de la crisis y crear un sistema financiero mundial más estable, según afirma Justin Yifu Lin, ex economista principal del Banco Mundial.

"El predominio de la moneda estadounidense es la causa fundamental de la crisis financiera y económica mundial. La solución a esto es reemplazar esta moneda por una moneda global", dijo el académico chino citado por el diario China Daily.

Lin, que actualmente es profesor de la Universidad de Beijing, señaló que expandir el cesto de las divisas principales —el dólar, el euro, el yen japonés, la libra esterlina o incluso el yuan— no resolvería los problemas generados por la crisis financiera del 2008.

No obstante, instó a la comunidad internacional, en especial a EEUU y a la Unión Europea, a tomar parte activa en las nuevas iniciativas sobre divisas e infraestructuras. "China solo puede desempeñar el papel de apoyo en la realización de estos planes. Es necesario que EE.UU. y Europa respalden estos planes y creo que el G20 es una plataforma ideal para discutir estas ideas", dijo.

Para incentivar la economía mundial azotada por la crisis financiera, el economista chino propuso lanzar una "iniciativa global de infraestructuras" que impulse el crecimiento en los países pobres y en desarrollo y a la vez beneficie a las economías avanzadas.

El concepto de una supermoneda global lleva años siendo propuesto por algunos líderes mundiales y las llamadas a su consideración por los líderes de Rusia y China se han intensificado tras la crisis financiera del 2008.

Fuente:
Diario Gramma, La Habana, sábado 8 de febrero de 2014, año 18, número 39
direccón digital - http://www.granma.cubaweb.cu/2014/02/08/interna/artic05.html

Comentarios y conclusiones finales

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada