lunes, 29 de junio de 2015

Sin duda la Tierra se destruirá en algún momento, y antes de eso casi seguramente se instaraurán las condiciones ambientales que imposibiliten cualquier tipo de vida terrestre, incluso la microbiana, y antes de eso nuestra especie se extinguirá; la gran pregunta es si eso tendrá lugar dentro de algunos miles de millones de años, o si eso se desencadenará la semana que viene

La noticia del fin del mundo causado por un asteroide o por la explosión de una supernova cercana, ya ha ilustrado la portada o las páginas interiores de numerosos periódicos y de unos cuantos sitios digitales, y titulares apocalípticos referentes a un cataclismo a nivel mundial, que en forma repentina o progresiva durante algunos cientos de años, disminuya en forma muy importante la población humana hasta llevarla casi a la extinción, tampoco son una novedad


Lo cierto es que si nos fiamos de teorías y estudios científicos, debemos concluir que hay certeza de que en algún momento la raza humana se extinguirá, así como también hay certeza que el propio planeta Tierra dejará de existir como tal, pues será destruido o bien por la expansión del Sol, nuestro astro rey, o bien destruido de alguna otra manera. La gran pregunta es si ello ocurrirá dentro de mucho tiempo, o si algún acontecimiento catastrófico se podría llegar a producir muy pronto, en el espacio de una única generación humana o de unas pocas generaciones.

Cuentan que a mediados de la década de 1970 el periodista italiano Sandro Paternosto, responsable de RAI TV en Londres, tuvo la brillante idea de montar un telediario que solo ofreciese buenas noticias. Su proyecto finalizó antes de siquiera empezar a andar ya que Paternosto no encontró financiación para llevarlo a cabo. Al ilusionado periodista le contestaron desde numerosos frentes lo mismo que nos repiten desde nuestros actuales noticieros día tras día: las buenas noticias no venden.

La idea más extendida es que lo que llama la atención del público son las noticias impactantes, trágicas, explosivas… ¿y qué hay más explosivo que un buen fin del mundo? Un buen día te encuentras hojeando el periódico y, entre página y página, te encuentras esto:


En este punto, y leyendo detenidamente la noticia, reconozco que no acierto a decir cuál es la razón por la que se publican estas estupideces. Quizá es que la información rigurosa interesa menos que las visitas, quizá es la desidia de muchos medios de comunicación hacia sus propios lectores, quizá es la falta de personal profesional, informado y con pensamiento crítico, que se niegue a publicar estas barbaridades, o quizá es que simplemente les importa un comino lo que aparezca en sus webs y periódicos, con tal que los mismos vendan o se vendan.

Después de haber leído estupefacto el anuncio en numerosos medios durante el decurso de algunos años, y a pesar de mis dudas sobre los motivos que llevan a algunos periódistas a publicar estas paparruchas, reconozco que hay algo de lo que sí estoy seguro: nadie en su sano juicio se cree ya este tipo de noticias. Ni siquiera los propios medios que la han publicado. Porque si realmente la creyesen, ¿cómo es posible que la publiquen en la página 15 o 18? ¿De verdad se acaba el mundo y no la ponen en portada?... No, ni siquiera los directores de medios y los periodistas se creen ya estas patochadas.

Y aun así, a pesar de la pérdida de credibilidad que cualquier medio debería sufrir por darle voz a este tipo de noticias, año tras año vemos cómo se publican los más variopintos apocalipsis, sin que los editores muestren un mínimo de sonrojo por el buen nombre de sus cabeceras.

El planteado es un tema recurrente que me ha llamado siempre la atención y que desde hace algún tiempo me gusta recopilar para comprobar que todos los años hay algún chiflado que anuncia el fin del mundo. Veamos:

En 1999 Paco Rabanne predecía que la estación espacial MIR caería sobre París, iniciando así el fin del mundo con el eclipse de Sol que le acompañaría.

En 2000 los errores informáticos debidos al cambio de siglo traerían la oscuridad y el deterioro a nuestra sociedad, colapsando las comunicaciones, la economía, y las cuestiones administrativas, y tal vez incluso la vida cotidiana tal y como se desarrolla hoy en día.

En 2001 tuvimos un aluvión con cientos de malos presagios que iban desde la venida de las naves espaciales previstas por la Iglesia del Advenimiento del Séptimo Día, hasta las locas predicciones de Gordon Michael Scallion y sus tecnologías desde el continente perdido de la Atlántida. Curiosamente nadie predijo la caída de unas torres en Nueva York.

En 2002 Ted Porter anunció que la segunda venida de Cristo se produciría el 23 de abril de ese año, exactamente a las 06:13 (hora de Jerusalén)

En 2003 la secta japonesa Pana Wave anunció que un planeta errante sería el causante del fin de nuestro mundo.

En 2004 el norteamericano Arnie Stanton realizaba su particular interpretación de Lucas 21:25 y vaticinaba el impacto contra la Tierra del cometa Toutatis.

En 2005 y según lo previsto en su libro “Mysterious numbers of the sealed revelations”, el iluminado John Zachary anunciaba el fin del mundo exactamente el 05 de octubre de ese año.

En 2006 nos volvimos a escapar por los pelos de un Armaggedon de los gordos porque según el escritor y periodista Michael Drosnin, autor del libro “El código secreto de la Biblia”, el mundo se acabaría por culpa de un holocausto atómico.

En 2007 Everett Vasek anunció la segunda llegada de Jesucristo para agosto, a pesar de que en el hemisferio norte es un mes bastante caluroso y nos iba a coger a casi todos en la playa de vacaciones.

En 2008 le tocó el turno a una facción de los testigos de Jehová que haciendo cálculos vaticinaron la llegada de su salvador el 21 de marzo, una fecha bastante más adecuada que la anterior pero que, desafortunadamente, también resultó errónea.

En 2009 la profeta Lori Adaile Toye y su Fundación “Yo soy América” preveía la inundación global del mundo. La buena vidente incluso vendía mapas con Estados Unidos sumergido en su página web.

En 2010 se ponía fin al mundo según las predicciones de la orden hermética “The Golden Dawn”.

En 2011, el apocalipsis más curioso nos llegó de la mano de miles de vallas publicitarias distribuidas por todo el mundo que, alquiladas por la cadena radiofónica “Family Radio”, anunciaban el fin del mundo para el 21 de mayo de 2011… Tras esa fecha los responsables continuaron con las vallas aunque les tuvieron que cambiar la fecha, retrasando el cataclismo mundial para octubre… y fallando de nuevo.

En 2012 tocó empacho maya. Su calendario nos augura las peores condiciones y algunos atrevidos han conectado el fin del ciclo maya con una explosión solar que devastará la Tierra justo el 21 de diciembre. Vamos, que nos tocará el gordo un día antes de que los niños de San Ildefonso nos reciten su célebre cantinela.

En 2013 y por si los rayos solares mayas hubiesen fallado, podemos echar mano de las predicciones que el monje ruso Rasputín realizó antes de morir, y que fijaban el fin de los tiempos para ese año.

En 2014, a pesar de que sería raro que el astuto Rasputín fallase, seguro que no nos salvaríamos de los malos augurios que la profeta religiosa Joanna Southcott lanzó antes de su muerte y que anunciaba para ese año el Apocalipsis descrito en el evangelio de San Juan.

Y por fin llegamos a 2015 en el que nuevamente la Biblia y sus códigos secretos vuelven a las portadas de los periódicos para amunciar la destrucción del mundo.

Parece que hay gente a la que no le gusta mucho la vida en este planeta azul, y está deseando, año tras año, que nos caiga una buena roca en la cabeza. Y lo más extraño de todo es que sigue habiendo periodistas, que les regalan sus medios de comunicación a esos extrafalarios augures, para que nos expliquen sus teorías conspiranoicas, con la esperanza tal vez de ganar un puñado de visitas a sus páginas digitales, o un aumento en las ventas de sus ejemplares sobre papel..

Como administradores del sitio digital "Misterios de nuestro mundo y del universo", convocamos al divulgador científico cultural Carlos Alberto Brunetto, para que arroje algo de luz y racionalidad sobre la cuestión planteada.

sábado, 27 de junio de 2015

¿El proyecto Wikipedia tendrá un futuro fulgurante y prometedor, o bien y por el contrario llegará un momento en el que comenzará a declinar? ¿El trabajo de tipo colaborativo se aumentará o se reducirá, a nivel global y en las distintas lenguas?

Wikipedia lleva ya más de diez años después de haber sido creado, y sus logros son cada vez más prometedores, pero igual, corresponde preguntarse si este proyecto tiene un futuro largo y cada vez más interesante, o si por el contrario, tendrá una vida efímera como si fuera una estrella fugaz tecnológica

Wikipedia tuvo una relativamente modesta creación en el año 2001, y desde entonces ha crecido y mejorado con regularidad. Con alrededor de 70,000 voluntarios editando en más de 100 lenguas, actualmente Wikipedia  es el sitio digital de referencia más popular a nivel mundial. Pero igual, corresponde preguntarse sobre su futuro.

Una de las amenazas más grandes a este proyecto, tal vez sea el uso cada vez más generalizado de los teléfonos inteligentes o smartphones por parte de la población en general.

En efecto, véase que un reciente informe técnico, señala claramente que 39 de los 50 sitios digitales de noticias más consultados, recibieron más tráfico desde dispositivos móviles, que desde ordenadores personales de escritorio y ordenadores portátiles, e incluso es posible observar en los últimos años una relativamente continua declinación en las ventas de este tipo de ordenadores, cuando por el contrario las ventas de dispositivos móviles de tipo telefónico van en aumento.

Ciertamente esto es un desafío para Wikipedia, cuyo enriquecimiento depende fundamentalmente de contribuidores trabajando sobre teclados en ambientes relativamente tranquilos, buscando referencias, intercambiando ideas y opiniones con sus pares, y a veces traduciendo, teniendo como base un especial sistema con sintaxis wiki. Véase que el número de editores y de bibliotecarios en Wikipedia en los últimos años está estancado o ha disminuido en forma paulatina, y esto muy probablemente se debe al auge de las nuevas formas móviles de comunicación, con dispositivos cada vez más pequeños y por tanto cada vez más fácilmente transportables.

jueves, 18 de junio de 2015

Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte D: Megamonstruos en todo el norte africano

SÉPTIMA  PARTE  DE  MEGAMONSTRUOS

En un capítulo anterior, habíamos adelantado varios aspectos  que indicaban claramente a los investigadores, que el enorme Spinosaurus ubicado en el Sahara Marroquí,  había desarrollado unas adaptaciones acuáticas increíbles.

No solamente era mayor y más peligroso que sus coetáneos, sino que habitaba tanto en tierra como en el agua.

Con un hocico similar al de un cocodrilo, se sumergía rápidamente con sus patas en forma de remos. Presentaba también un cuello y tronco largos, además de estrechas caderas y muslos cortos, que sugieren que el reptil pasaba la mayor parte del  tiempo en el agua, cazando peces, lo que lo convierte en un dinosaurio único en su especie.

Esta quimera, mitad pato, mitad cocodrilo, presentaba dientes largos y cónicos, para atrapar presas resbaladizas, garras parecidas a remos y patas palmeadas, que le permitían remar y nadar, lo mismo que para andar y correr.

Los demás carnívoros tenían garras curvas, pero curiosamente, las de este lagarto de espinas, eran planas. Presentaba además una red de orificios,  con una función sensitiva, sensores de presión mediante los cuales detectaba movimientos en el agua. Este supersentido, lo convirtía en el mejor y más terrible depredador de su tiempo.

Este enorme "lagarto de espinas" que vivió en el norte del África entre 112 y 97 millones de años atrás, desbancó al Tiranosaurio en cuanto a grandes carnívoros se refiere. Con una longitud de entre 16 y 18 metros y un peso  (cifrado según los distintos investigadores) de entre 9 y 20 toneladas, se impone como rey indiscutible, por sus dimensiones, entre los depredadores terrestres.

Se ha establecido, por los fósiles de criaturas acuáticas que se han encontrado con restos de ácido estomacal del  Spinosaurus, que este carnívoro de enorme talla, no explotaba únicamente los ambientes ecológicos terrestres, sino que valiéndose de su largo morro, pescaba en el agua, tanto de los ríos y lagos, como en las del peligroso mar de Tethys.

Con todos los elementos descriptos, creemos haber proporcionado una nueva visión, un enfoque pormenorizado y novedoso, acerca de una de las más fantásticas criaturas  de  los tiempos prehistóricos.

Como siempre, Carlos Brunetto, el redactor de estas líneas, se despide de los amables lectores, con un cálido y agradecido abrazo.

Galería de dinosaurios
















Agradecimiento y cierre:

Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Se aclara además que todos los artículos de este sitio digital de autoría del suscrito Carlos Brunetto, tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación cultural, así que un importante esfuerzo ha sido hecho para presentar conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de presentar las ideas con el mayor rigor posible aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión.

Esperando que este contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Lista de artículos de este espacio digital referentes a "Criatura de pesadilla del Parque Jurásico"

(253) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte A: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-a.html

(254) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte B: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-b.html

(255) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte C: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruo-c.html

(256) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte D: Megamonstruos en todo el norte africano

Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte C: Megamonstruos en todo el norte africano

QUINTA  PARTE  DE  MEGAMONSTRUOS

El Espinosaurio o Spinosaurus fue un extraño dinosaurio carnívoro, con una gran aleta sobre el lomo.

Filosos dientes y largos huesos, descubiertos  por Stromer, le sugirieron a este paleontólogo alemán, ya en  1912, que este reptil fue un carnívoro tan grande, al menos, como el  Tiranosauro.

Durante décadas fue conocido parcialmente, por unos cuantos huesos que resultaron destruídos en durante la Segunda Guerra Mundial.

Su cola era gruesa y la enorme vela, tal vez le servía para nivelar la temperatura de su cuerpo, absorbiendo el calor solar.

Con una altura de 5,5 metros y un largo de al menos 12 metros, el ejemplar de Stromer debía pesar, como mínimo, unas 6,4 toneladas.

Se alimentaba seguramente de carne fresca y sobre todo de peces.

Vivió en lo que hoy es Egipto hace unos 110 millones de años, a fines del período Cretácico.
La aleta era de piel y se sostenía en altas espinas del reverso de cada vértebra del lomo .

Algunas de estas espinas, medían más de 2 metros de alto, es decir más que la altura de un humano.

La opinión más difundida es que le servía para controlar su temperatura corporal . Podía perder calor si la temperatura subía o tomarlo si estaba muy frío.

Otra hipótesis sostiene que las espinas estaban cubiertas de piel de colores, y que la aleta se usaba como una señal para otros dinosaurios.

Los restos originales estaban muy incompletos. Incluían partes de la mandíbula, así como de la columna vertebral, del cuello, del lomo y de la cola

Sus dientes eran característicos de los carnívoros, como cuchillos para cortar carne, pero en lugar de ser curvos, eran rectos.

Evidentemente, los restos del primer ejemplar encontrado, revelaron que el Spinosaurio fue un animal gigantesco, de más de 12 metros de longitud, y su pariente más cercano pudo haber sido el Acrocantosaurus.


Resulta interesante que otro dinosaurio, el Ouranosaurus, un iguanodóntido con otra gran aleta sobre el lomo, haya sido encontrado en la misma zona de África.


SEXTA  PARTE  DE MEGAMONSTRUOS

Dinosaurio  nadador

El Spinosaurio presentaba rasgos anatómicos de una adaptación al medio acuático, según el examen de los fósiles ubicados en el sur de Marruecos, cerca de la frontera con Argelia.

Tenía unos 20 dientes afilados, en una boca larga y estrecha, con la que devoraba peces.

Con una talla de 18 metros, superaba en tres metros,  a los mayores fósiles de Tiranosaurio,  descubiertos hasta el presente, que se estimaron de 15 metros.

El fósil del más completo esqueleto de Spinosaurio, muestra que podía moverse en tierra firme como en el agua, ya que los restos de columna vertebral, pelvis y extremidades han sido ubicados en zonas de sedimentos de agua dulce del Sahara marroquí.

Es evidente que parte de su vida la pasaba en el medio acuático. Su nariz estaba ubicada en la parte superior de su cabeza para evitar la entrada de agua.

Sus grandes pies, provistos de membranas, le permitían nadar así como caminar sobre suelos cenagosos.

La gran densidad ósea, similar a la de los actuales hipopótamos, le habrían permitido permanecer sumergido en vez de flotar.

Según Paul Sereno, paleontólogo de la Universidad de Chicago, el Spinosaurio, con su boca de cocodrilo, su largo cuello y su estirado cuerpo, parecía la mezcla  un  de pato con un cocodrilo.

Según varios investigadores, este dinosaurio, por la anatomía de sus patas traseras, debía tener en tierra firme, importantes dificultades para mantener el equilibrio durante períodos prolongados.

La reconstrucción se hizo con los huesos recientemente encontrados en Marruecos y  la valiosa ayuda de las descripciones minuciosas que el alemán Stromer publicara en 1915, acerca de su primer ejemplar que ubicó en Egipto.

También, en el examen de un ancestro del Spinosaurio, llamado Suchomimus.

Prometiendo continuar con este apasionante tema, como siempre Brunetto se despide de los amables lectores con un gran abrazo.


Galería de imágenes















Agradecimiento y cierre:

Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Se aclara además que todos los artículos de este sitio digital de autoría del suscrito Carlos Brunetto, tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación cultural, así que un importante esfuerzo ha sido hecho para presentar conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de presentar las ideas con el mayor rigor posible aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión.

Esperando que este contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Lista de artículos de este espacio digital referentes a "Criatura de pesadilla del Parque Jurásico"

(253) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte A: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-a.html

(254) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte B: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-b.html

(255) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte C: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruo-c.html

(256) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte D: Megamonstruos en todo el norte africano

Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte B: Megamonstruos en todo el norte africano

TERCERA  PARTE  DE  MEGAMONSTRUOS

Quedaba así aclarado el  misterio de los depredadores del Norte del África.

Los carnívoros no competían entre sí. De este modo, al no estar en competencia directa, podía existir una mayor cantidad de depredadores, a pesar de la escasez de hervíboros.

Stromer, en sus dibujos realizados en 1912,  (como era natural en aquella época),  había colocado al Spinosaurio totalmente erecto, en postura bípeda.

En nuestros días se piensa que se desplazaba más horizontalmente. Incluso Nizar Ibrahim, imagina una postura cuestionada por otros paleontólogos: que el enorme animal pudo haber utilizado sus grandes miembros anteriores, para apoyarse en el suelo.

Según Dal Sasso, la columna vertebral  era lo esencial en el Spinosaurio. Allí había una enorme cresta, de curvatura algo irregular, parecida a una vela gigante.

Las funciones de la cresta pueden haber sido muchas: regular la temperatura corporal, exponiéndola a la radiación solar ( termoregulación). Pudo haber funcionado para  atraer la pareja, o  para alejar a otros depredadores.

Como en el caso del Acrocantosaurus, un pariente cercano, la cresta pudo haber sido similar,  a  las   "coloridas plumas"   de  algunas  aves.

También para que los miembros de la especie se reconocieran entre sí, o para exhibición, o para parecer más grande.

Los restos del Espinosaurio han aparecido en todo el Norte del África, primeramente en Egipto, luego en Marruecos (de donde se extrajo el esqueleto más completo) y en Libia. Pero también en Nigeria, Níger y Kenia.

Se ha estimado que podría llegar a medir entre 16 y 18 metros de longitud corporal y pesar hasta unas 20 toneladas.

Con ayuda de la moderna tecnología se ha logrado reconstruír con exactitud sin igual, una réplica artificial en el laboratorio que Paul Sereno dirige, sobre la base de los restos encontrados en Marruecos, que fueron oportunamente devueltos a su país de origen.

Las espinas que caracterizan al Espinosaurio, eran extensiones de las apófisis vertebrales.

La opinión científica mayoritaria, se inclina a creer que estaban conectadas con piel, pareciéndose a una vela. Otros, (entre ellos Stromer) han postulado que dichas espinas estaban cubiertas de grasa, conformando una gran "joroba para almacenar agua", cuando el animal emigraba, y debía atravesar grandes extensiones de regiones áridas.

Como los cocodrilos actuales, el Spinosaurio andaba en la tierra como en el agua.

En lo referente a dimensiones, ya Stromer había calculado, sobre la base de los restos que encontró en Egipto en la década de 1910, que el animal era gigantesco, con más de 12 metros de largo. Por su parte, en  1926, su colega y compatriota Friedrich von Huene, lo consideró entre los más grandes terópodos, asignándole 15 metros de longitud corporal.

En tiempos recientes, Dal Sasso le asignó un largo estimado entre 16 y 18 metros. Sin embargo, su contextura corporal era diferente a carnosaurios como el Tiranosaurio o el Carcharodontosaurio.

Prometiendo continuar con esta fascinante temática, Brunetto se despide de los amables cibernautas con un fuerte abrazo.


CUARTA  PARTE DE  MEGAMONSTRUOS

Este monstruoso reptil espinoso, sostenía a sus presas con los dientes del extremo del ancho hocico, dientes que eran sumamente grandes. Una vez asegurado el bocado, lo deshacía con los dientes posteriores, que eran "rectos"  y no aserrados, con amplios espacios entre ellos.

Hasta el presente, 6 ejemplares han sido descriptos. El primero fue descubierto por Stromer, y del mismo hizo dibujos precisos y detalladas descripciones.

Su cráneo medía 1metro con 45 centímetros. Se calcula que ese ejemplar medía 14 metros de largo y que llegaba a pesar unas 7 toneladas.

Desde entonces, otros restos han ido apareciendo, siendo el más completo, el analizado al detalle por Nizar Ibrahim  y  Paul Sereno.Su longitud es de 15 metros.

Junto a la exuberante vegetación, esa zona hoy desértica, era cruzada por cauces que iban a dar a ríos caudalosos y pantanos profundos. La costa fangosa, era bañada por las aguas del inquietante Mar de Tethys.

Abundaban en él grandes tiburones, peces feroces y enormes tortugas, todos ellos sabrosos bocados para el más grande de los dinosaurios carniceros: el inmenso  Spinosaurus.

Otros animales contemporáneos del Espinosaurio

Dignos de destaque, son entre otros:

Cocodrilos gigantescos, de más de 10 metros de longitud , voluminosos y de probada ferocidad. Aves dentadas y carnívoras, Pterodáctilos y variados reptiles voladores (algunos de dimensiones gigantescas) que aleteaban y planeaban, aprovechando las corrientes de aire.

Peces, tiburones, tortugas y celacantos (fósil viviente, redescubierto en 1938) todos ellos parte de la abundante y nutrida dieta de los carnosaurios. Muchos y variados moluscos en especial, los gasterópodos, moluscos de musculoso pie ventral, y una concha dorsal protectora


El PARALITITÁN (arriba al centro), fue un dinosaurio saurópodo que habitó en la orilla austral del famoso Mar de Tethys, en un ambiente de manglares. Poco se sabe de este gigante, salvo que era un animal vertebrado, reptil hervíboro y cuadrúpedo,  de enorme volumen,con grandes patas gruesas como pilares, cuello y cola muy largos y cabeza pequeña.

Medía 26 metros de largo y pesaba 59 toneladas. Habitaba en las marismas próximas al  mar.  Su extraño nombre procede del griego y significa "cercano al mar" y  titán,  por los gigantes que se enfrentaron con los dioses del Olimpo.


El CARCHARODONTOSAURUS fue un carnívoro gigante, que se conoce gracias al hallazgo de un buen número de ejemplares localizados en las regiones hoy desérticas del norte del África.

Sin embargo no hay ningún esqueleto completo, sólo algunas partes del cráneo, numerosos dientes (algunos de 13 y 14 centímetros), partes de la columna vertebral, huesos de las patas y otros fragmentos. 

El Carcharodontosaurus, que vivió durante el Cretácico, tenía brazos cortos y musculosos, con poderosas garras. Debió alimentarse de herbívoros que vivían en la misma región, como el Ouranosaurus.

Al principio, se pensó que era variedad de Megalosaurio, pero luego el paleontólogo alemán Stromer (el que descubrió al Spinosaurio) le dio en 1931,  a este Megalosaurio el nombre de Carcharodontosaurus, por las diferencias constatadas, particularmente en la dentadura. 

Precisamente, el nombre hace alusión a los dientes de un tiburón gigante.

Recientemente se han reportado localización de nuevos restos en Marruecos, Nigeria, Egipto, y otros varios lugares del África.

Los ejemplares más pequeños, medían unos  8 metros, pero los más voluminosos son comparables en tamaño, a los más potentes Tiranosaurios.


El CARCHARODONTOSAURUS (arriba al centro), de afilados dientes de tiburón, como su nombre lo indica, voraz  dinosaurio carnicero, desgarraba con sus dientes aserrados a sus víctimas, que morían desangradas y engullidas por el monstruoso reptil.

Su cráneo medía 1metro y 60 centímetros, Su cuerpo medía 13 metros de largo y su peso era  de 15 toneladas.

En sus manos tenía garras afiladas, como garfios de carnicero, con los que sujetaba a sus aterradas víctimas.  Sus musculosas patas le permitían correr a 30 kilómetros por hora.  Fue uno de los mayores terópodos conocidos, superado sin embargo en tamaño, por el Espinosaurio.

No obstante, la "fuerza mandibular de su mordida" era formidable, mayor incluso a la de su rival, el Espinosaurio.




El primer ejemplar del OURANOSAURUS fue ubicado por el Dr. Taquet en 1976. Esta especie es una de las más interesantes de las que vivieron en el norte del África.

Emparentado con el famoso Iguanodón, tenía sin embargo una ancha aleta sobre el lomo, sostenida por las espinas de la columna vertebral. Esa enorme cresta, semejante a una gran vela, era de piel y debió contener muchos vasos sanguíneos. Probablemente le servía para controlar la temperatura corporal, pues seguramente podía tomar o perder calor solar, según sus conveniencias. 

Pariente cercano del  Iguanodón, tenía el Ouranosaurus, manos más pequeñas,  y su cabeza era ligeramente diferente, con el hocico más estrecho y las mandíbulas más delgadas. 

Superaba este reptil iguanodóntico, los 7 metros de longitud.

Esperando que esta noche no tengan pesadillas, como es habitual Brunetto se despide de los amables lectores con un cálido y fuerte abrazo. 

Galería de imágenes
















Agradecimiento y cierre:

Destacamos la invalorable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira en las ilustraciones que engalanan este artículo.

Se aclara además que todos los artículos de este sitio digital de autoría del suscrito Carlos Brunetto, tienen por objetivo principal el empoderamiento de las actividades educativas y de divulgación cultural, así que un importante esfuerzo ha sido hecho para presentar conceptos, descubrimientos, teorías, y conclusiones técnicas y socio-políticas, sin utilizar un rebuscado vocabulario propio de especialistas, y tratando de presentar las ideas con el mayor rigor posible aunque siempre buscando sencillez y fácil comprensión.

Esperando que este contenido haya sido de utilidad y agrado para los benévolos ciberlectores, como es habitual Brunetto se despide de todos con un fuerte abrazo, y hasta la próxima entrega.

Lista de artículos de este espacio digital referentes a "Criatura de pesadilla del Parque Jurásico"

(253) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte A: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-a.html

(254) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte B: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruos-b.html

(255) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte C: Megamonstruos en todo el norte africano
http://misteriosdenuestromundo.blogspot.com/2015/06/megamonstruo-c.html

(256) Jueves 18 de junio de 2015
Criaturas de pesadilla del Parque Jurásico, con nutrida galería de imágenes que bien ilustran el texto, parte D: Megamonstruos en todo el norte africano